Escenario

El terror que anda bien cuando la gente la pasa mal

Se estrenó "Aterrados", que va en competencia argentina del festival internacional de cine. El director Demián Rugna, duro contra el Incaa

Miércoles 22 de Noviembre de 2017

Mar del Plata (enviado especial). Ante una sala colmada, como ocurrió en las tres presentaciones de "Aterrados", su director Demián Rugna miró de frente a la platea del Cine del Paseo Aldrey y dijo: "Espero que la pasen mal".

La risa se apropió de la sala, pero al transcurrir los minutos el vaticinio del realizador se cumplió. Porque "Aterrados", que está en la competencia argentina del festival de Mar del Plata con los protagónicos de Maxi Ghione y Elvira Onetto, mete miedo de verdad a partir de una trama macabra, con dosis de suspenso y misterio.

Y claro, para el caso, que la gente la pase mal, con tensión, con nervios y que salte de la butaca lo mejor que le puede pasar a la película. Tanto es así que aunque aún no tiene fecha de estreno comercial, algo que se encargará de criticar el realizador en diálogo con Escenario con los dardos dirigidos hacia el Incaa, ya anunció públicamente que está escribiendo el guión de "Aterrados 2". "Hay que ver cómo sigue la historia con los personajes que quedaron vivos", dijo para agregar más suspenso, por si hacía falta en esta producción de Machaco Films.

La historia de la película, que ya ganó el premio Mórbido en el festival mexicano Mórbido Film Fest, está ambientada en un barrio del conurbano en el cual suceden cosas extrañas, como objetos que se mueven, voces que salen del más allá y todo se complica cuando la muerte entra sin golpear.

"El cine de terror inició un camino hace más de diez años desde lo marginal, desde el under, desde lo autogestionado hasta que encontró en el Incaa la posibilidad de un camino hacia la financiación de proyectos, aunque eso ahora está cambiando y mucho", dijo el realizador nacido en Haedo, quien no descarta emigrar a México para seguir haciendo cine.

"Están empezando a aparecer no sólo grandes directores sino grandes películas, siempre pienso que Andrés Muschietti se tuvo que ir afuera para hacer «It» y que si hubiese existido algún productor que se interese por el cine argentino de género eso no hubiese pasado", dijo en el hall de una de las gigantes salas del Grand Hotel Provincial.

"Yo considero que hay gran parte del público, un 80 por ciento, que no mira cine argentino y gran parte sólo consume cine fantástico y de entretenimiento norteamericano, entonces cuando aparece una película argentina la odian y cuando aparece una de género las odian más, por una cuestión cultural solo acepta películas habladas en inglés", dijo el director.

"En este contexto hay que apuntar hacia ese público, porque es una industria imbatible, la vara está muy alta y la competencia es Hollywood. Pero con herramientas propias y creatividad tratamos de solventar la falta de presupuesto con ideas", indicó.

Rugna precisó que con "Aterrados" quiso hacer una película que sea "la menos delirante, la menos absurda, con el objetivo de asustar sin querer imitar a otras vistas durante la infancia".

"Y termino de ponerme en un andarivel que no es ni una película de autor ni una película comercial, y creo que va por el andarivel del medio y eso creo que define mis películas", precisó.

De las cuatro películas de Rugna, esta es la tercera que está en Mar del Plata, ya que la anterior, "No sabés con quien estás hablando" se presentó en el festival del año pasado y "Malditos sean", que codirigó con Fabián Forte, se presentó en el certamen 28 de 2013.

"El cine es un gran medio para que no haya más grieta"

"El problema del cine argentino en la última década era cómo se distribuía una película, pero había financiamiento del Incaa, hoy lo que nos está pasando es que el el instituto está adoptando medidas que va en detrimento de las pequeñas y medianas productoras,. Yo hasta evalué dejar de hacer cine, porque después de 15 años de rodar, esto es un retroceso gigante en mi carrera", indicó Rugna, criticando las nuevas políticas del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales.
"El instituto quiere que dejes de depender de ellos para que la produzcas vos, pero quien va a hacer una película si no tenés salas de cine ni los medios de comunicación para que lo den a conocer, es un suicidio", dijo.
╠ "¿Qué hace el Estado para proteger nuestra cultura, nuestro idioma, nuestras historias? Yo soy un convencido que si quieren unir a los argentinos y que no haya más grieta, el cine es un excelente medio para que los argentinos se puedan identificar con las historias y los personajes. Yo hice una película en la que toda la historia ronda sobre un Fiat 128 que es un auto superpopular en la Argentina ¿Cómo tengo que pensar en la próxima película, en un Mustang, para que sea más internacional?", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario