Escenario

El teatro rosarino rendirá tributo a Eva Perón con una obra multitudinaria

La propuesta de Colectiva Mixta de Culturas incluirá a más de 200 artistas. Se estrenará el 7 de mayo y recorrerá la ciudad.

Jueves 24 de Enero de 2019

El 7 de mayo próximo se recuerda el nacimiento de Eva Perón y el grupo de artistas Colectiva Mixta de Culturas decidió rendir un homenaje a Eva con el Proyecto 100 Evitas que se estrenará ese día en Rosario. Se trata de una propuesta en formato teatral clásico y otro performático callejero en la que más de cien actrices caracterizadas como Eva recorrerán puntos clave de la ciudad. Carla Saccani, directora junto a Armando Durá y Juan Carlos Capello de este multitudinario proyecto que involucrará un total de 200 artistas, aseguró que "la idea es reivindicar a Eva Perón en este momento de auge del feminismo y de la inserción de las mujeres en la política". El espectáculo tiene previstas funciones también los días 25 de mayo y en fechas clave para la peronismo, como el 22 de agosto, el 23 de septiembre y el 17 de octubre.


—¿Cómo surge la idea de "100 Evitas"?

—El año pasado con varios de los actores y actrices que están participando del montaje de "100 Evitas" hicimos la obra "Octaedro". Como la mayoría somos peronistas y estuvimos intercambiando mucho a partir de "Octaedro" salió la posibilidad de constituirnos como colectiva mixta porque todas las mujeres que participamos somos feministas. La idea es que que la colectiva trabaje lo que tenga que ver con el peronismo y el feminismo.

—¿Cómo será el formato de la puesta en escena?

—En relación a lo performático tiene que ver con recorrer la ciudad en relación a pasar por los puntos icónicos de las visitas de Eva Perón a Rosario y el primer gobierno de Perón, y después vamos a ingresar al teatro tipo alfombra roja todas esas mujeres caracterizadas como Eva Perón. Eso será el 7 de mayo y en el teatro vamos a ver algunas de las escenas en el escenario y otras que surgirán tipo monólogo. Va a durar 90 minutos, la mayoría de las escenas están escritas por escritoras rosarinas, y la idea es hacerlo en una de las salas más grandes de Rosario. Las Evitas se van a trasladar en camiones y se van a ir bajando en lugares como zona Sur, el Barrio de la Carne, el monumento mal llamado La Mandarina, la Casa Arijón, y en el centro en algunos espacios en particular donde se cuentan anécdotas que estuvo Evita.

—¿Cuáles fueron los disparadores de los textos?

—Armamos la dramaturgia de la idea y definimos algunos disparadores. Los distintos autores y autoras (34 en total) están terminando de cerrar los textos en función de esos disparadores. Por ejemplo, a María Morosano le tocó Evita y las damas de beneficencia, a Rocío Muñoz Evita y Miguel de Molina, a mí me toca escribir sobre Eva Perón y Hernán Benítez, que era su confesor, otro de los autores que escribe Evita y el futuro, estará interpretado por una Evita trans. Va a tener una perspectiva feminista y de reivindicación de Evita dentro de la política.

—¿Cuál es el objetivo del homenaje?

—Se cumplen 100 años del nacimiento de Eva Perón este año. La idea es reivindicar a Eva Perón en este momento de auge del feminismo y de la inserción de las mujeres en la política.

—¿Por qué dicen que uno de los objetivos es discutir la idea de que se realza la figura de Eva mientras se critica la de Perón?

—Justamente no queremos que pase eso. Nos parece que eso ocurre mucho en las ficciones, tanto en el cine como en la literatura, como en Copi, Perlongher, en la Eva de Mignogna, la de Madonna. Se recurre mucho al cliché de poner en escena una Evita revolucionaria y un Perón reaccionario. La idea nuestra es justamente presentar que Eva Perón en su obra nunca estuvo separada de la obra de Perón, sino que fueron dos obras políticas absolutamente complementarias. Como feministas queremos reivindicar la palabra de Eva Perón porque ella escribió más de 300 discursos y en ninguno lo dejó de nombrar a Perón, de reivindicar lo que hacía. Esa es nuestra óptica. La otra es decir justificamos el personaje de Evita denostando al de Perón, nos parece una mirada intencionada en algún momento histórico pero queremos presentar otra.

—¿Cuál es el enfoque de Eva desde la historia y desde la ficción?

—La obra va a estar muy atravesada desde la ficción, desde el armado, por la constitución del partido peronista femenino, que fue uno de los íconos de los primeros dos gobiernos de Perón y que tuvo que ver con el ingreso de la mujer a la política, no sólo que podía votar, sino que podía ser elegida. Eva recorría el país con representantes del partido e interpelaba a las mujeres como sujetos a participar. Hoy en día podemos hacer una lectura de que eso fue feminista. No es una lectura que hacemos del personaje histórico, sino una perspectiva que le damos al espectáculo. Nos interesa no callar su voz y aceptarla en toda su dimensión. Yo soy feminista y como feminista tengo que aceptar que ella vivía hablando de Perón, aunque eso hoy me parezca una actitud patriarcal, así como yo que soy atea, y Eva profesaba su religiosidad. Si bien están esas cuestiones, no quiere decir que uno vaya a leer el personaje de Eva como parcializado con lo que a mí me gustaría que Evita tuviera. Hay que asumirla en toda su humanidad y en toda su dimensión política. Y lo digo como feminista porque la actitud de desperonizar a Eva no es un recorte feminista porque Eva al igual que cualquier mujer sufrió que la quieran callar. El patriarcado lo que quiere es que nos callemos, y si silenciamos una parte del discurso de Eva, lo que hacemos es silenciarla y estaríamos haciendo lo mismo que el machismo, que el patriarcado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});