Aislamiento

El teatro rosarino debuta en una original propuesta a través de Zoom

Christian Valci contó cómo surgió la idea inédita en la ciudad de adaptar para la web la comedia de Lauro Campos.

Sábado 30 de Mayo de 2020

El teatro rosarino toma nota de las limitaciones que introdujo la pandemia y a pesar de todo sale a escena, ahora de modo virtual. Así ocurrirá el sábado 6 de junio con la obra "Amor que me dejaste tantas veces en mi vida online", luego de que el elenco integrado por Marita Vitta, Ana Di Francesco, Paula Solari y Christian Valci decidiera hacer un montaje online de la obra escrita por Lauro Campos y que el mismo grupo ya había interpretado en salas de la ciudad.

El resultado es una propuesta de teatro de texto por Zoom inédita en Rosario y que cuenta con la edición y montaje del realizador rosarino Fernando Foulques. No se trata de una transmisión en vivo ni de teatro grabado durante una función en una sala, sino de una adaptación que inclusive incorpora el aislamiento como parte de la trama, contó Christian Valci, director original de la puesta. La función será con la modalidad "a la gorra", es decir con un aporte económico voluntario, y podrá verse el sábado 6 de junio, a las 21 y a las 23, por YouTube. Los interesados deberán comunicarse por Facebook con los intérpretes o a través de la cuenta "Amor mío que dejaste tantas veces en mi vida" para recibir el link.

—¿Cómo surgió la idea de hacer una versión online de la obra?

—Primeramente la idea nació de Paula Solari, una de las actrices de este proyecto. Me pareció una idea estupenda, como así también a las otras dos actrices, Marita Vitta y Ana Di Francesco, ya que al ver la crisis que estamos atravesando por la pandemia y saber que somos los artistas uno de los rubros más afectados, decidimos adaptarnos a las nuevas tendencias que se imponen hoy por hoy entendiendo que todo lo que tiene que ver con lo online es la única manera de acceder al público. Por lo que sabemos, somos los primeros. Queríamos salir de lo que sí se ve y mucho, y que son funciones que hacen en vivo distintos artistas de la ciudad.

—¿Qué adaptaciones debieron hacerle al texto?

—Tuvimos la suerte de contar con el realizador Fernando Foulques, que además de ser el responsable de la compaginación y edición, en esta oportunidad nos ayudó mucho brindando su opinión sobre los tiempos que teníamos que manejar en cada escena, ya que él es un gran conocedor de televisión y también de cine. Las adaptaciones al texto fueron mínimas, simplemente se trabajaron algunos detalles para hacer referencia a las situaciones particulares en las que se encontrarían estos personajes.

—Como actores formados para actuar en escenarios, ¿cómo están viviendo esta nueva experiencia?

—Si bien extrañamos todos el contacto entre nosotros y con el público, podemos decir que ha sido una experiencia nueva y distinta, dejándonos un saldo enriquecedor porque con esto se comprueba que uno nunca termina de aprender algo de este hermoso oficio.

—¿Cómo fue el proceso técnico?

— "Amor mío..." en su versión online es una realización audiovisual, cuyo guión está basado en una dramaturgia teatral, que intenta cruzar formatos narrativos cercanos a la sitcom americana y el lenguaje comunicacional propio surgido de las plataformas de videoconferencia grupal. Cada integrante del elenco, desde su casa, grabó su participación desde dos encuadres diferentes, el plano surgido de su webcam para ingresar al encuentro virtual, más el de un teléfono celular estratégicamente dispuesto, haciendo las veces de cámara testigo de la situación. Foulques registró en vivo, en un tercer dispositivo, cada situación de video conferencia y supervisó el encuadre de los celulares dispuestos en cada locación. Con el material generado se hizo un trabajo de edición mediante el cual se montaron las secuencias de planos, se pusieron en sincro las pistas de audio y se agregaron elementos tales como aplausos o risas grabadas, recursos narrativos típicos de la sitcom americana.

—¿Qué sensaciones produce el contraste entre la idea de que el teatro es un hecho presencial y ahora hay que hacerlo de esta manera?

—A partir de este relato, habría que decir que, el hecho presencial que supone el teatro y una producción de estas características producen sensaciones diametralmente opuestas, dado que las actuaciones están mediadas por un proceso tecnológico y se carece del feedback inmediato del público presente. Es una sensación rara y estamos como en un debut teatral con la adrenalina a full esperando que el público vea esta propuesta distinta, ya sea solo o con la familia, y se pueda divertir y pasarla bien.

—Los personajes son tres parejas que interactúan en diferentes circunstancias. ¿Cómo dialogan esos argumentos con una actualidad marcada por el aislamiento?

—Todas las parejas tienen la actualidad necesaria por el aislamiento que estamos pasando. El primer cuadro, " El casting", que se trata de dos actores mediocres con mucha necesidad de afecto que van a un casting para una obra de teatro, lo llevamos a escena como si fueran convocados mediante el Zoom, medio que recién están conociendo. "El turno", que son dos pacientes en el texto original que se encuentran en un consultorio esperando a la doctora, aquí también fueron citados para ser atendidos on line. "La sentencia", que es una pareja a la que acaban de darle la sentencia de divorcio, fue la que tuvo mayor adaptación para que la comunicación entre ellos también fuera online.

—¿Este aislamiento real puede ser una metáfora del aislamiento en el que viven los personajes?

—Ya sea en "El casting" y en "El turno" son personajes que están pasando el aislamiento solos con la necesidad de comunicarse con otra persona, en este caso online. La tercera escena, "La sentencia", si bien la mujer está sola, se siente liberada del manipulador de su ex que la dejó 16 veces por otras mujeres y siempre volvía y ella lo perdonaba hasta que dijo basta; y él, que no está solo en esta cuarentena, ahora la llama por Zoom. Las tres escenas fueron adaptadas a este aislamiento, si en teatro algunas de las parejas terminaban juntas aquí quedamos en vernos cuando pase la cuarentena.

—¿Qué importancia le atribuís a la comedia en un momento crítico como el actual?

—Esta comedia tiene una actualidad increíble y es muy inteligente, porque a través del humor se tratan temas profundos y con la adaptación que realizamos respetando totalmente el libro, creemos que el público se va a sentir identificado con los personajes.

—¿De qué manera se involucró Lauro Campos con este trabajo? ¿Cuál fue su reacción cuando le plantearon la idea?

—Cuando lo llamé para contarle nuestra idea enseguida nos dio su total aceptación. Nos une además una amistad muy grande desde tantos años, desde que trabajé bajo su dirección en tantas comedias. Gracias a él conocí este oficio, que creo que es uno de los más difíciles, y siempre tengo su apoyo en todas mis propuestas. En este caso está muy contento porque puede ser una fuente de trabajo para todos nosotros.

—La función será a la gorra, es decir, con aportes voluntarios de los espectadores virtuales. ¿Qué expectativas tenés con respecto a ese recurso? ¿Puede ser viable a futuro, inclusive después del fin de la cuarentena? ¿Sería posible que convivan ambas formas de hacer teatro?

—Tengo muchas expectativas que nos va acompañar todo el público que nos sigue y tal vez mucha gente que no tiene la costumbre de ir al teatro por diferentes causas y creo que esta será una buena forma de que nos conozca. El adelanto de nuestra publicidad tuvo mucha aceptación. Hasta gente fuera de la ciudad está interesada en poder ver este trabajo. Queremos evaluar si será posible poder hacer convivir las dos formas de hacer teatro, pero por el momento queremos vivir este momento, que es nuestra realidad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario