Escenario

El teatro ante las cámaras es "una oportunidad y un desafío a la vez"

La directora Carla Rodríguez contó cómo fue la adaptación al formato audiovisual de la obra "Ito. Teatro para bebés" que se verá a partir de hoy.

Jueves 30 de Julio de 2020

"Creo que el avance de las tecnologías es imparable y que este formato streaming llegó para quedarse definitivamente, pero nada reemplazará a la magia del encuentro presencial en una sala teatral". Así resume la actriz y directora Carla Rodríguez la primera incursión del grupo Vamos que nos Vamos en ese recurso audiovisual después de 10 años de actividad con su obra "Ito. Teatro para bebés", un aniversario que se cumplió en junio pero que la cuarentena impidió celebrar. La obra, destinada a niños de hasta 3 años e interpretada por Laura Carassai y María Soledad Galván, podrá verse desde hoy y hasta el domingo, a las 17. Los interesados deberán adquirir sus tickets en la página www.vamosquenosvamos y 10 minutos antes de la función recibirán el link de "Ito".

76108681.jpeg.thumb.jpg

—¿Cómo están viviendo la incursión en el streaming después de 10 años de teatro presencial?

—Lo vivo con alegría y expectativa. Allí veremos cuál es la respuesta del público y cuáles son las repercusiones, ya que es algo muy nuevo, tanto para el público como para nosotras. Y sobre todo, se trata de una franja etaria que menos habituada está a la pantalla y a la vez, que menos propuestas hay disponibles. Teníamos pensado festejar los 10 años de otra manera pero la pandemia no lo permitió. Y a lo largo de estos años "Ito" nunca se detuvo, todas nos fuimos haciendo mamás en el camino y sin embargo, continuamos, incluso llegamos a tener durante varios años dos elencos para el espectáculo. Y por ende, este año nos dijimos que podía ser una oportunidad y un desafío a la vez, de que ito pudiera verse desde casa, ¿por qué no?. "Ito" fue la primera obra de teatro para muchas generaciones. Podría ser una forma de continuar el lazo con nuestro público, el que nos acompaña año a año en el Teatro de la Manzana, de llegar a nuevos públicos -y que de la manera presencial no seria posible- y una manera muy singular de celebrar los 10 años, celebrar a la vez que continuar.

—¿Qué expectativas tenés con el formato audiovisual?

—Siempre me gustó el cine, actuar frente a una cámara. En el año 2015 empecé a trabajar como docente en el Profesorado de la Escuela de Cine y Tv de Rosario y desde ese momento empezó a embelesarme aún más el lenguaje audiovisual y aprendí mucho. Hice un curso sobre la Creación audiovisual para las infancias con Malena Fainsod en Casa Arijón, donde empecé a amasar la idea de llevar a serie de tv la obra teatral "Ito". Me parecía que podía ser un contenido atractivo y sensible para el espectador más pequeño. Y que podía atrapar su mirada. Comencé a escribir el proyecto y de alguna manera la idea se adelantó cuando pensamos en filmar "Ito" para ver desde casa. "Ito" en formato streaming no es teatro ni tampoco una pieza audiovisual, es una versión de teatro pensada para la pantalla y que contiene detalles de planos y edición para que pueda captar la mirada del bebé.

—¿Cuál es el mayor desafío en la comunicación con los niños en este formato?

—El desafío es que puedan ver la obra de principio a fin, ya que no hay posibilidad de ese ida y vuelta con las actrices, no está la mirada que sostiene el vínculo con los espectadores, que invita a escuchar o a intervenir. Ahora no podemos saber qué está pasando en las casas donde se ve "Ito". La magia de lo presencial, de la energía del aquí y ahora, no podrá ser jamás reemplazada. Esta es otra propuesta, con un formato de comunicación diferente, pero muy fiel al contenido y la poética de la obra teatral, que contiene la esencia de lo que es "Ito". Y que a mí, si fuera público común, me gustaría ver.

—¿Cómo resolvieron las grabaciones desde el aspecto técnico?

—Grabamos en el Teatro de la Manzana, respetando todo el protocolo existente y fue una producción totalmente independiente, de Vamos que nos Vamos. Lo realizamos con Cantar de Rana, con quien veníamos realizando las piezas gráficas y audiovisuales anteriores. Ellos se encargaron de la filmación y edición, a partir de un guión base y la música utilizada es la música original del espectáculo, compuesta por Esteban Sesso. Decidimos que pudiera verse el plano general alternado con primeros planos y planos detalles y subjetivos, para generar cercanía y empatía con el espectador. La actrices siempre le hablaron a los ojos al bebé y ahora el espectador es la cámara.

—Los chicos están cada día más familiarizados con los dispositivos. ¿Creés que la creciente interacción de los niños con la tecnología puede superar a futuro el interés por la experiencia teatral?

—Creo que el avance de las tecnologías es imparable y que este formato streaming llegó para quedarse definitivamente, pero nada reemplazará a la magia del encuentro presencial en una sala teatral, al afecto y la ternura de alguien narrando un cuento a un niño o niña mientras lo mira a los ojos. La vibración y la circulación de energías que se sienten como experiencia física en una función son únicas y el encuentro de presencias es algo muy distinto a verlo desde una pantalla. Creo que los bebés van a ser los últimos en volver al teatro pero que sí vamos a volver, y tal vez queden instaladas ambas opciones. El teatro es uno de los primeros lenguajes de la humanidad que quiero creer que seguirá vivo a pesar de las múltiples tecnologías que nacieron en este tiempo como el cine, la tv y ahora las transmisiones por internet. Cuando se creó la imprenta, las personas tenían miedo de que se perdiera la memoria y la oralidad. Cuando se inventó internet, se pensaba que los libros ya no se usarían. Y nada de eso pasó. Es la era de la inclusión.

—¿Por qué te decidiste por el teatro para niños?

—Desde niña me gustó el teatro y sabía que me quería dedicar a esto, no me lo cuestioné, fue un sentimiento y una certeza.

21_LC_76108800__30-07-2020__2.00x6.20.jpg
Curioso. La obra relata la historia de un gusanito que quiere viajar.

Curioso. La obra relata la historia de un gusanito que quiere viajar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario