Escenario

El show debe continuar: hoy se entregan los Oscar en la ceremonia más atípica de la historia

En medio de una pandemia y con los cines cerrados, los premios de la Academia buscan esquivar la crisis. La gala se celebrará en distintas sedes y con exigentes protocolos. Se podrá ver a partir de las 21 por TNT

Domingo 25 de Abril de 2021

Serán los Oscar de esta noche los más atípicos en los 93 años de historia de la estatuilla dorada? Tal vez sí. En medio de una pandemia que no da tregua, con los cines cerrados en muchos países del mundo, sin alfombra roja y con la industria cinematográfica hundida en una crisis sin precedentes, los galardones más importantes de Hollywood llevan todas las de perder. Sin embargo, contra viento y marea, y con más dudas que certezas, la tradicional ceremonia se realizará igual, y promete más presencias y menos Zoom, más brillo y menos estrellas “de entrecasa”.

En Argentina la ceremonia podrá verse a partir de las 21 en el canal de cable TNT (con doblaje al español) y en TNT Series (en su idioma original). A las 19, también por TNT, habrá un pre-show desde Los Angeles con la participación de Axel Kuschevatzky. En este espacio habrá entrevistas grabadas a los nominados, proyecciones de los eventuales ganadores y además se interpretarán los cinco temas nominados en la categoría de canción original.

En los últimos días, en medio de los preparativos para la ceremonia, los medios de EEUU señalaban el principal miedo de los organizadores del evento: el bajo rating. La última entrega de los Grammy perdió el 53% del público y los Globos de Oro el 60% respecto a las ediciones de 2020. La audiencia de los Oscar, no obstante, ya estaba en caída libre antes de la pandemia: disminuyó un 44% desde 2014 al año pasado. Por eso, la cadena ABC (que los transmite en el país del norte) puso en venta este año espacios publicitarios con “descuento”: dos millones de dólares por 30 segundos de aire, el 13% menos que en 2020.

Para huir del fantasma de los últimos Globos de Oro, los productores de la gala aseguraron que en la ceremonia de hoy no habrá nada de Zoom ni actores recibiendo premios desde sus casas en pijama. El evento tendrá lugar en dos escenarios distintos: el tradicional Dolby Theatre y la estación de colectivos y trenes Los Angeles Union, un edificio histórico construido en 1939 que tiene amplios espacios al aire libre. También habrá dos sedes alternativas en Londres y en París, para quienes no puedan viajar a Estados Unidos. Y las conexiones remotas se realizarán por satélites, que a diferencia del Zoom permiten controlar la calidad de la imagen y el sonido.

A la ceremonia sólo podrán asistir los nominados, sus acompañantes y los distintos presentadores de los premios, y todos deben cumplir con diez días de aislamiento previo. Nadie podrá usar barbijo frente a las cámaras (aunque sí cuando no están siendo filmados), porque la realización del show, en cuanto a medidas anti Covid, será tratada como un estudio de filmación, con medición de la temperatura al entrar y al menos tres hisopados a los participantes en los días previos a la gala.

Tampoco habrá un solo maestro de ceremonias, sino que varias estrellas se pondrán en el papel de presentadores, desde Brad Pitt hasta Renée Zellweger, pasando por Laura Dern, Joaquin Phoenix, Zendaya, Reese Witherspoon, Harrison Ford, Bryan Cranston y Halle Berry, entre otros.

CAMBIO DE REGLAS

Las medidas de seguridad por la pandemia no es lo único que distinguirá a la entrega de este año. Hay un cambio de reglas que es notable: debido al cierre forzado de las salas de cine, esta vez compiten películas que no se exhibieron nunca en la pantalla grande, por lo cual las plataformas de streaming, en continuo tira y afloje con la industria de Hollywood, coparon la parada. Netflix, la plataforma más popular del mundo, por ejemplo, consiguió un total de 36 nominaciones. Y eso hizo que, dos nominadas a mejor película como “Mank” y “El juicio de los 7 de Chicago” fueran conocidas por el público argentino en un 2020 muy atípico.

El juicio de los 7 de Chicago | Tráiler oficial | Película de Netflix

Del resto de las nominadas al premio mayor, sólo tres más llegaron a la Argentina: “Hermosa venganza” y “Nomadland” se estrenaron en cines, y “El sonido del metal” está disponible en Amazon. Las demás (“El padre”, “Minari” y la potente “Judas y el mesías negro”) lamentablemente no están disponibles para el público local, aunque también es cierto que algunos cinéfilos las bajaron de Internet y ya tienen una opinión formada sobre estos filmes.

En esta 93era entrega de los Oscar no hay ninguna película “fuerte”, dado que no hubo prácticamente registros de taquilla o grandes campañas pro-Oscar de parte de las plataformas de streaming. No hay ninguna “La La Land”, o “Roma”, o “Sin lugar para los débiles”. Es cierto que “Mank” llega con diez nominaciones, pero la película en blanco y negro de David Fincher no tuvo el éxito esperado en Netflix y fue ignorada en la temporada de premios. En su lugar, la gran favorita pasó a ser “Nomadland”, un filme pequeño en presupuesto pero mucho más interesante. La película protagonizada por Frances McDormand sobre una mujer que pierde todo y se lanza a una vida nómade se impuso en los Globos de Oro, en los Bafta y en los premios de los gremios de productores y directores. Y eso la encamina directo al Oscar a mejor película. De todas maneras, nunca se sabe con la Academia, que asimismo podría inclinarse por la comedia negra feminista “Hermosa venganza” o por las potentes y politizadas historias reales de “El juicio de los 7 de Chicago” o “Judas y el mesías negro”.

LAS MUJERES AL FRENTE

En la categoría a mejor director no se esperan demasiadas sorpresas. Por primera vez hay dos mujeres nominadas en este rubro, y una de ellas es merecidamente la gran favorita: Chloé Zhao. La realizadora de “Nomadland” —que nació en China, estudió en Gran Bretaña y ahora trabaja en EEUU— arrasó en los Globo de Oro, los Critics’ Choice, los Bafta y en los premios del sindicato de directores. La única mujer que hasta el momento logró imponerse en esta categoría fue Kathryn Bigelow por “Vivir al límite” (2009). Si Zhao gana hoy el Oscar, estará haciendo historia junto a Bigelow.

cloe.jpg
La directora Chloé Zhao y Frances McDormand en la filmación de "Nomadland". 

La directora Chloé Zhao y Frances McDormand en la filmación de "Nomadland".

Las que sí están muy peleadas son las categorías referentes a actuación. Se podría decir que Viola Davis (“La madre del blues”) corre con ventaja porque ganó el SAG (el codiciado galardón del Sindicato de Actores). Pero muchos críticos cuestionaron esta decisión del sindicato, y apuntaron que las ganadoras deberían haber sido Carey Mulligan (su trabajo en “Hermosa venganza” es lo mejor de la película) o Frances McDormand, que hace apenas cuatro años ganó su segundo Oscar por “Tres anuncios por un crimen”. El resultado en este rubro es una verdadera incógnita.

En cuanto a los actores, lo más justo sería que el Oscar quede entre el joven Riz Ahmed (por su brillante actuación en “El sonido del metal”) y el veterano Anthony Hopkins (por “El padre”). Sin embargo, los datos duros indican que el ganador será el recientemente fallecido Chadwick Boseman (por “La madre del blues”), un Oscar póstumo que también sería una especie de homenaje al actor que se hizo popular por “Pantera negra”.

chad.jpg
El fallecido Chadwick Boseman podría recibir un Oscar póstumo.  

El fallecido Chadwick Boseman podría recibir un Oscar póstumo.

En la categoría de mejor actriz de reparto, en tanto, hay verdaderos pesos pesados como Glenn Close y Olivia Colman, pero de acuerdo a las recientes premiaciones de Hollywood la favorita es la surcoreana Yuh-Jung Youn, que interpreta a una abuela muy poco convencional en “Minari”. Del lado de los actores de reparto, el que marcha con ventaja es Daniel Kaluuya, que brilla como el líder de los Panteras Negras Fred Hampton en “Judas y el mesías negro”. Por este papel, el actor que se consagró con “Get Out” ya ganó en los SAG, los Globos y los Bafta.

JUDAS Y EL MESÍAS NEGRO - TRAILER OFICIAL

UNA APUESTA EN ESPAÑOL

En esta edición de los Oscar, Latinoamérica no logró ubicar ninguna producción en el rubro de mejor película extranjera (donde la favorita es la dinamarquesa “Another Round”, del también nominado director Thomas Vinterberg). Pero Chile consiguió entrar en la categoría de mejor largometraje documental con “El agente topo”, el filme de Netflix que retrata la historia de un improvisado detective de 80 años que debe infiltrarse en un geriátrico. De todas maneras, “El agente topo” tiene una fuerte competencia. En su categoría figuran los elogiados documentales “Collective” (Rumania), sobre un macabro incendio de una discoteca en Bucarest, y “Crip Camp” (Estados Unidos), que cuenta la historia de un campamento de verano para adolescentes discapacitados en las cercanías de Woodstock.

La ceremonia de los Oscar suele ser una noche de emoción y glamour en la cual los productores y las estrellas se autofestejan. Este año será más bien un acto de resistencia, en medio de una pandemia que aceleró la crisis de la industria del cine. A metros de donde hoy se entregan los premios, semanas atrás cerraron definitivamente sus puertas los históricos cines ArcLight y Pacific de Los Angeles. Y ya están en discusión nuevos modelos de producción y distribución de las películas, plataformas de streaming de por medio. Por ahora los premios de la Academia vienen a representar, una vez más, aquella emblemática frase de Charles Aznavour: El show debe continuar.

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario