Escenario

"El sentido de la experimentación se basa en que nunca se conoce el resultado"

La cantautora brasileña presenta "Maré", su octavo disco, en el Festival Arte Contemporáneo En Vivo Telecom 2008

Sábado 21 de Junio de 2008

Es hija de músicos y bailarines, pero quiso ser tenista. Aunque a los 19 años la música la atrapó y, gracias a su ingenio y dedicación, se convirtió en una de las artistas mejor consideradas del movimiento de renovación de la música popular brasileña. Adriana Calcanhoto es una gaúcha a la que rápidamente se asocia con una dulce voz y sonidos de guitarra, aunque llegue a Rosario por primera vez acompañada de una banda con la que presentará "Maré", un disco, el octavo, que vuelve a combinar temas inéditos con otros de grandes poetas brasileños. La cita es hoy en el salón Metropolitano (Shopping Alto Rosario) desde las 22.30 en el marco del Festival Arte Contemporáneo En Vivo Telecom 2008 (ver contratapa). Calcanhoto estrenó el disco a nivel mundial el 10 de mayo en Buenos Aires, luego viajó a Portugal y San Pablo, hoy llega a Rosario y el fin de semana vuelve a Río de Janeiro, desde donde habló por teléfono con Escenario.

—¿Cómo se eligen las canciones de un disco cuando se mezclan temas nuevos y antiguos?

—La llegada de canciones nuevas va determinando el camino del repertorio. Luego, la misma grabación, los detalles, la manera de cantar van haciendo de filtro natural, y así las canciones van quedando o no en la lista. Aparecen muchas variables, muchos motivos. Además, el conjunto de las canciones, la manera en que ellas se relacionan entre sí, va definiendo, construyendo el criterio, que no es exterior ni se presenta a priori.

—¿Y para las canciones que no son nuevas?

—Esa elección tiene que ver con los poemas.

—¿Cómo salió de un disco para niños ("Adriana Partimpim") y volvió a la poesía profunda?

—El disco no es solamente para chicos, pero fue paralelo a mi trabajo, por decirlo así, para adultos. La idea era hacer un disco para niños y después retomar mi trabajo como venía siendo hecho. Lo que pasó es que fue muy exitoso y me llevó más tiempo del previsto porque se convirtió en un espectáculo y en un DVD. Pero siempre pensé en seguir con mi trabajo después de eso.

—¿La experimentación sigue siendo el leit motiv de su trabajo?

—Sí, es así. Para este disco yo ya tenía las canciones que quería grabar y las personas con las que quería trabajar (se ríe). Esa es una manera de experimentar: la experimentación viene a través de los otros. El sentido de la experimentación para mí se basa en el hecho de que nunca se conoce el resultado. Eso es lo que me parece más interesante. Y trabajé de ese modo en este disco.

—¿Por qué se la asocia a un formato de voz y guitarra?

—Se dió mucho el formato de voz y guitarra, por causa de la agilidad, era más fácil para viajar afuera de Brasil. Yo comencé a salir muy tarde, mis colegas fueron a Europa y Estados Unidos a cantar mucho antes que yo. Y creo que por causa del dinero, por no ser conocida, siempre fueron más fáciles los formatos de voz y guitarra. También es porque es un formato que me gusta hacer. Pero es verdad que mi imagen quedó muy asociada sólo a ese formato, aunque también es verdad que es una de muchas posibilidades.

—¿Su identidad musical tiene mucho de sus colaboradores?

—Sí. Pero para mí el comienzo de todo es con voz y guitarra. Así compongo, así me apropio de las canciones de los otros. Es mi plataforma principal de trabajo. Por eso no deja de ser un formato muy importante. Luego vienen las colaboraciones.

—"Maré" es la segunda parte de una trilogía (junto a "Maritmo"). ¿De qué trata la tercera?

—No sé todavía si voy a hacer el próximo (risas). En realidad me gustó la idea de hacer un segundo. El disco se me presentó como un segundo porque, cuando hice el primero, no tenía idea de la trilogía. Y cuando pensé en la posibilidad de la trilogía, mientras hacía el segundo, me interesó el hecho de que este disco no pretende agotar el asunto. Y así termina siendo un disco intermedio. Ahora, no quiero que eso signifique un peso, una obligación de hacer un tercero. Puede ser que lo haga o no, que tenga el deseo de hacer y no tengo cómo hacerlo. Ni pienso en el tercero (risas).

—Marisa Monte, Arnaldo Antunes, usted, son artistas ligados al modernismo, una idea muy brasileña. ¿Se siente representante de ese movimiento?

—No pienso en esos términos. Creo que esos encasillamientos provienen de los periodistas. Yo voy haciendo mi trabajo, haciendo lo que me da placer, lo que creo simpático, voy lidiando con mis poemas, trabajo con quien me gusta y con quien no (risas). Es así, yo soy así.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario