Escenario

El romántico del reggae

“Aló”, dice Armandinho con un portuñol feliz y descontracturado, cuando atendió a Escenario desde el hotel donde se aloja en Uruguay, antes de llegar a Rosario para presentar su último disco...

Viernes 27 de Abril de 2012

“Aló”, dice Armandinho con un portuñol feliz y descontracturado, cuando atendió a Escenario desde el hotel donde se aloja en Uruguay, antes de llegar a Rosario para presentar su último disco “Volumen V”. “Recién llego de surfear, hay unas olas maravillosas”, cuenta emocionado y con una alegría igual a la que se puede escuchar en sus canciones. Creció en la paradisíaca isla Florianópolis y su relación con la naturaleza se traslada a sus discos. En una charla exclusiva Armandinho cuenta cómo será el show de esta noche a las 21 en Metropolitano, su relación con el amor y el fútbol y la no-ideología de sus letras.
  —¿Qué va a escuchar la gente esta noche?
  —No sólo voy a presentar “Volumen V”, también voy a hacer un recorrido por todos mis discos porque es la primera vez que voy a Rosario. Hace mucho tenía ganas de ir.
  —¿”Volumen V” tiene un sonido más roquero?
  —Sí, es un poco más fuerte, tiene más rock. Es un CD independiente, con una proyección propia, no pertenezco a ninguna discográfica como en los cuatro discos anteriores y además de cantar, también toco la guitarra.
  —¿Qué trasladaste de Florianópolis y tu estilo de vida a tu música?
  —Hay una relación directa entre la naturaleza y mi música. Cuando me voy a dormir escucho el sonido del mar, por eso mi música tiene mucha sal. La melancolía del invierno me sirve para escribir canciones. Cuando estoy triste, voy a coger olas, pienso en la vida y vuelvo mucho más feliz.
  —¿Qué influencian tus letras?
  —Yo soy como un periódico de la vida de mis amigos y de sus relaciones con sus enamoradas. Soy un observador, mis canciones hablan de historias de amor verdaderas propias y ajenas.
  —¿Hoy tenés tu enamorada?
  —Cada canción fue para una enamorada. Una fue “Paulinha” (de su disco “Casinha”, 2004), una chica increíble. Nunca pude estar solo, siempre empecé una relación dejando a otra. Pasaron muchísimas chicas, buenas y no tan buenas.
  —¿Y vos sos un chico bueno? —(piensa)Creo que sí...soy muy cariñoso. Las mujeres son madres, son seres divinos, los hombres nunca van a conseguir ser como ellas. Yo priorizo mucho la familia.
  —Hablás muy bien español.
  —Soy gaucho, vivo en Puerto Allegre y hay un lazo muy fuerte con Argentina y Uruguay. En los festivales de música de Brasil van muchas bandas argentinas, tomamos mate, comemos “parrilla”, pero mi portuñol es un poco feo. (risas)
  —¿Cuál es tu relación con la música argentina?
  —Mi papá y mi mamá escuchaban Ariel Ramírez, Astor Piazzolla. Me acuerdo que en 1981 fui a un concierto de Atahualpa Yupanqui en Porto Alegre. Y también escuché los clásicos del rock: Fito Páez y Charly García. Del reggae conozco Los Cafres y Nompalidece y tengo una gran amistad con Dread Mar I.
  —¿Cómo ves la rivalidad entre países en el fútbol?
  —Soy amante del fútbol, y le tengo mucho respeto a equipos argentinos como Boca e Independiente. Hoy voy a ver al Inter de Porto Allegre contra Fluminense, pero D’Alessandro a quien admiro muchísimo no está en campo. Mi música es pacífica como yo, me gusta amenizar la rivalidad del fútbol y nada mejor que la música para unir a las personas.
  —¿Qué te gusta hacer cuando venís a Argentina?
  —Buenos Aires es una ciudad para enamorar. Me gusta disfrutar del frío, un buen vino y buena música. En Mar del Plata me gusta surfear. Y Rosario todavía no conozco, pero hay una chica que me escribió en el Twitter que me va a esperar para caminar por la ciudad. Creo que puedo salir de ahí con muchas canciones por las mujeres que me van a inspirar.
  —¿Tu música contiene la ideología del reggae?
  —No, el reggae es un movimiento, no un estilo de música, por eso lo que yo hago no tiene la tradición afro de Bob Marley. No tengo el mensaje rebelde y contestatario que predomina en el reggae. Me gusta hablar de otros temas, no seguir una ideología. Creo que en mi música hay rock y música popular brasilera. Mi reggae es romántico, y mi música milita en pos de la buena vibra, la felicidad y la familia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario