Escenario

El Réquiem de Mozart, con voces de alto vuelo

La prestigiosa misa integra la temporada de abono de la asociación cultural del teatro El Círculo. Sofía Mara y Alejandra Malvino, figuras invitadas

Miércoles 07 de Agosto de 2019

La Misa de Réquiem, de Wolfgang Amadeus Mozart, se presenta mañana, a las 20.30, en el teatro El Círculo (Laprida y Mendoza), en el marco de la 6ª función de la temporada de abono de la Asociación Cultural El Círculo. El Réquiem quedó inconcluso, dado que la muerte sorprendió a Mozart durante su composición, situación que ofreció a Milos Forman una de las escenas mas entrañables de su filme "Amadeus" (1984).

En este concierto participan el Coro de la Opera de Rosario, dirigido por Horacio Castillo, y la Orquesta de Cámara Municipal con músicos invitados bajo la dirección del maestro Federico Ciancio.

Entre los solistas de primera línea que subirán a escena estará la soprano uruguaya Sofía Mara, de sólida formación artística, quien se presenta regularmente en las principales casas líricas, tanto de Europa como de Sudamérica.

También estará presente la mezzosoprano Alejandra Malvino, quien se lució en el Teatro Colón y Municipal de Santiago de Chile así como en conciertos y producciones operísticas en Brasil, Colombia y Uruguay, entre otras plazas.

Por su parte, el tenor Carlos Ullán se destacó también en el Colón en "El barbero de Sevilla", "La carrera del libertino", "Las indias galantes" y "Armida", entre otras. En tanto, el bajo Mario De Salvo resultó finalista del concurso internacional "Voces líricas ciudad de Rosario" y su primera actuación solista tuvo lugar en 1994 en la ópera de Verdi, "Rigoletto", con la batuta del maestro Mario Perusso.

El director Federico Ciancio, además de su labor docente, participó además como tecladista y arpista en conjuntos de música barroca colaborando con directores de amplia trayectoria como Manfredo Kraemer y Gabriel Garrido.

El Réquiem de Mozart, una de las obras icónicas de occidente, fue un encargo del conde Walsegg, quien desea ejecutarlo como homenaje a su joven esposa recientemente fallecida. El aristócrata le adelantó una suma importante a Mozart y el resto sería abonado cuando se presentara la obra completa. Dado que la obra quedó inconclusa, Constanza, la esposa de Mozart, le pidió a un alumno del compositor, Franz Xaver Süssmayr, que la terminara con el fin de obtener el resto de la suma que Walsegg había prometido.

Pero el Réquiem de Mozart es mucho más, es una obra en la que confluyen dos mundos, el mundo del antiguo régimen monárquico feudal y el nuevo mundo burgués liberal. Es la canción mortuoria de los fatos del barroco de la cultura absolutista y la esperanzadora bienvenida de un mundo donde la igualdad, libertad y fraternidad fueran las bases de un sistema más racional de gobierno donde "todos los hombres vuelven a ser hermanos", como Schiller lo expresó en su "Oda a la Alegría" (1785).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario