Escenario

El reinado de Adele no se detiene: ahora conquistó los Brit Awards

Cuando hace un año subió al escenario de los Brit Awards en el O2 Arena de Londres era casi una desconocida fuera del Reino Unido. Pero, entretanto, Adele se ha convertido en una...

Jueves 23 de Febrero de 2012

Cuando hace un año subió al escenario de los Brit Awards en el O2 Arena de Londres era casi una desconocida fuera del Reino Unido. Pero, entretanto, Adele se ha convertido en una estrella mundial a sus apenas 23 años, tal como lo ratificó anteanoche. La cantante, que viene de ganar seis premios Grammy, se convirtió en la reina de una lujosa ceremonia alzándose con el Brit a la mejor artista británica mientras que su disco “21” se llevó el del álbum británico del año. Cuando agradeció los galardones, con su hit “Rolling In The Deep”, el público se deshizo en ovaciones.
  Sin embargo, cuando algo no le gusta, no lo oculta. En consecuencia, la fotografía que apareció ayer en todas las tapas de los diarios británicos es la de Adele levantando el dedo del medio como protesta por el recorte de su discurso por falta de tiempo. Aunque inmediatamente se disculpara ante sus seguidores.
   “No es en contra de mis fans”, dijo. “Lo siento si he molestado a alguien, pero estos tipos trajeados me han puesto de los nervios”.
   El canal de televisión ITV, encargado de transmitir en directo los principales galardones de la música británica, se disculpó una y otra vez ante Adele, alegando que los segmentos en vivo están planeados al segundo y, en el momento de su discurso, ya iban con retraso.
   Adele quiso subrayar durante su discurso que no tiene contrato con una gran discográfica, sino con el sello indie XL Recordings: “Gracias por dejarme ser la artista que siempre quise ser”, añadió.

Los demás. El hombre de la noche fue el pelirrojo Ed Sheeran que, con hits como “Lego House” y “A Team”, se alzó con el Brit al mejor artista solista y al mejor artista revelación. Competía, entre otros, con el ex cantante de Oasis, Noel Gallagher.
   El momento más aplaudido de la noche fue la actuación de Rihanna, que anteriormente había recogido el galardón como mejor artista internacional solista. Subió al escenario acompañada de toda una tropa de bailarines y se destacó con una original y colorida puesta en escena.
   La cantante dedicó el premio a sus fans. “No importa lo que digan, ustedes siguen creyendo en mí”, dijo.
   Como mejor artista internacional masculino fue distinguido el cantante norteamericano Bruno Mars.
   Los Brit celebraron también a las bandas masculinas que dan fama a la isla en el terreno musical: Coldplay fue coronada como mejor banda británica y Blur, que recibió un premio especial por sus logros musicales, actuó por primera vez en vivo desde hace casi tres años, y entusiasmó con sus hits “Girls & Boys” y “Song 2”.
  La ceremonia incluyó homenajes a dos divas desaparecidas: Whitney Houston y Amy Winehouse. Además, el espectáculo, que comenzó con una ejecución de “Charlie Brown” por Coldplay e incluyó actuaciones en vivo de Sheeran, Florence and the Machine, Noel Gallagher, Bruno Mars y Rihanna, reunió a una pléyade de estrellas que combinaron la rebeldía del rock and roll con lo mejor de la moda.
Dedito acusador. Para la diva londinense Adele ha sido un año dramático, cuyos grandes éxitos, todos sobre las tristezas del amor, se basan en una relación sentimental difícil.
  Su segundo álbum, “21”, ganó seis Grammy la semana pasada y vendió más de seis millones de ejemplares sólo en Estados Unidos, pero la cantante en noviembre tuvo que someterse a una operación de las cuerdas vocales para tratar un trastorno que pudiera haber puesto fin a su carrera.
  Durante la ceremonia de anteanoche la vocalista ganó ovaciones con la interpretación de su tema “Rolling in the Deep” ante miles de fans y representantes de la industria discográfica en la O2 Arena de Londres.
  “Ha sido un año asombroso”, dijo Adele al recibir la estatuilla a la mejor solista de la manos de la menuda estrella del pop Kylie Minogue.
  El actor James Corden, conductor del espectáculo, interrumpió el segundo discurso de agradecimiento de Adele, a lo que ella respondió alzando su dedo medio en un gesto obsceno. Posteriormente dijo que el gesto iba dirigido a los jefes de la industria, no a los fans.
  “Perdónenme si ofendí a alguien, pero los jefes me ofendieron a mí”, dijo Adele y agregó: “Gracias a todos y gracias a mis fans. No quiero que piensen que los insultaba a ellos”.
  También estaba nominada al mejor single, pero ese premio se lo llevó “What Makes You Beautiful”, de la banda One Direction. En síntesis, la regordeta diva sigue cosechando aplausos y premios. Y no se guarda nada. l

Alfombra roja

En el rubro moda se destacaron en la fiesta londinense Kylie Minogue con un vestido celeste sin breteles; la sensación de internet, Lana del Rey, con un vestido largo rojo; y Florence Welch de Florence and the Machine con un vestido color durazno realizado por Sarah Burton de Alexander McQueen. La chica de Barbados, Rihanna, no se quedó atrás: mientras bailó y cantó embutida en un short y con medias red, subió a recibir el premio con un infartante y brilloso vestido, tanto como su escote.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS