Escenario

El quinteto Fulanos se ríe de todo en un show en el Atlas

El grupo presenta hoy el último espectáculo del año con lo mejor de su trabajo, una propuesta que ya va por su cuarta temporada.

Viernes 14 de Diciembre de 2018

Hace cuatro años, cinco amigos decidieron mostrar aquello que los unía: el humor, y ahora lo festejan con la última función del año de esa aventura que ya cumplió cuatro temporadas. Reunidos bajo el nombre de Fulanos, Marcos Di Nella, Eugenia Moretti, Andrés "Pelado" Rodríguez, Coco Castillo y Diego Ruso se presentan hoy, a las 21, en el Complejo Cultural Atlas (Mitre 645).


—¿Qué temas tocan en el show?

—Somos muy diferentes. Somos cuatro comediantes y un presentador, que es Marcos Di Nella. Los relatos son diferentes porque manejamos distintos tipos de humor. Yo estoy más ligado al humor político o al humor negro. Eugenia Moretti, a los temas sobre la mujer actual y los cambios que hubo en los últimos años. Andrés Rodríguez, tiene situaciones de familia y de su profesión, que es odontólogo; Coco Castillo, está más ligado al humor de pasarela y es el que interactúa con la gente.

—¿Cómo cambió el humor del público en los cuatro años que llevan trabajando, teniendo en cuenta que la política y, sobre todo los temas de género, hoy están tan presentes?

—Va mutando para no reírse tanto, en realidad. Yo hago un poco de Dios y el diablo todo el tiempo. Mi monólogo en política va para los dos lados. Para gestiones anteriores y la actual. Le encontré a las dos 20 mil falencias y eso hace que la pueda llevar al absurdo. El tema del género lo respetamos mucho y preferimos por ahí no tocarlo porque el género es una elección. A ninguno del grupo nos causa gracia un chiste las elecciones personales. Faltar el respeto o ser escatológico no es necesario para hacer humor.

—¿En qué puntos se tocan el humor negro y la política?

—Es muy fácil hacer humor político porque generalmente los chistes los hacen ellos. El humor negro no es que se toque con la política, pero sí suelo hablar de casos puntuales, como lo que fue anteriormente el caso Nisman porque me causó gracia lo que le generó a la gente. Ese caso es como un nuevo San Expedito. Es como el santo de las cosas para desviar urgente. Por ejemplo venía tu novia y te decía "estoy embarazada" y vos para desviarle le decías "sí, claro, ¿y de Nisman no decís nada?".

—¿Los recursos, los temas del stand up, se agotan

—Sí, incluso nosotros en un punto. Pero porque las temáticas son todas iguales. Yo creo que en la música y el humor está todo inventado. Después pasa por quién lo saca a la luz. Las temáticas del stand up pueden ser tu mamá, tu papá, lo que te pasó una vez, eso lo dicen absolutamente todos. Lo que cambia es la forma en que cada uno las lleva al escenario porque básicamente las temáticas son repetitivas.

—¿Por qué eligieron el humor?

—Hace un poco más de cuatro años compartíamos el Club de Comedia donde cada uno podía exponer lo que escribía, desde poesía hasta humor. Yo hace 9 años que escribo comedia. Fue algo que siempre me gustó. Es muy loco porque yo no soy consumidor del género. A mí me gusta más el drama, y tal vez por eso puedo generar humor. Los chicos del grupo también escribían, nos encontramos en el escenario y dijimos por qué no salir a mostrar lo que hacemos en formato quinteto. Y así arrancó esta locura. Y la elección del humor es porque nos gusta hacer bien. Creo que dentro de todo es una cuotita de nada en el drama constante, un humilde aporte de cada uno de los cinco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});