Escenario

El primer superhéroe con corazón de adolescente llega a la pantalla grande

Se trata de Shazam, un antiguo personaje de DC Cómics que ahora resucita con una película en tono de comedia, con guiños a los años ochenta

Martes 02 de Abril de 2019

Existe un superhéroe de DC Cómics que puede volar, levantar edificios y teletransportarse, pero por dentro es un adolescente de 14 años. Ese es Shazam, y su primera película se estrena este jueves. Después del éxito de "Mujer Maravilla" y "Aquaman", DC vuelve a la pantalla grande con este curioso héroe cuyo debut en el cine toma elementos de las comedias más taquilleras de los años 80. En el centro de la historia está Billy Batson, un chico que descubre que se puede transformar en un poderoso superhéroe adulto con una simple orden: Shazam!. Los poderes, similares a los de Superman, vienen de un antiguo mago.

"Shazam!" es una de esas películas con un discurso de presentación perfecto. A lo largo de su producción y filmación, la misma frase guió a sus realizadores: "«Quisiera ser grande» confluye con «Superman»". "Quisera ser grande" —el clásico de Penny Marshall de 1988, protagonizado por Tom Hanks— fue una piedra angular obvia para "Shazam!", tanto por su trama como por su dulce sentido del humor.

"Una de las bellezas sobre esta película es que uno puede explicarla en tres palabras", dijo Zachary Levi, quien da vida a la versión agrandada de Billy Batson, interpretado de niño por Asher Angel. "Shazam!" encuentra inspiración más allá de la mitología de los libros de historietas. Al igual que el rudo thriller sobre Wolverine "Logan" tomó elementos de westerns como "Shane", y "Pantera negra" fue construida como un filme de espías al estilo de James Bond, "Shazam!" encontró su ADN en comedias de aventura de la década del ochenta como "Los Goonies" y "Gremlins".

El superhéroe es, cada vez más, un caballo de Troya en calzas. "La gente está entendiendo que uno puede contar muchas historias diferentes bajo la bandera del superhéroe", dijo el productor de "Shazam!" Peter Safran, quien también produjo "Aquaman". "No todas tienen que ser espectáculos épicos apocalípticos. Se pueden contar historias familiares maravillosas. Puede ser una película sobre un robo. Puede ser una película de terror", afirmó.

La extravagante "Shazam!" (hecha por la relativamente módica suma de 100 millones de dólares) se perfila como uno de los más grandes éxitos entre los filmes de DC Comics de Warner Bros. Esta década, el único estreno de DC realmente aclamado fue el de "Mujer Maravilla" en el 2017. Las más ridiculizadas, voluminosas y caras "Liga de la Justicia" y "Escuadrón suicida" ni siquiera les siguen de cerca.

Sin responsabilidades

Para los realizadores de "Shazam!", la película tiene el tipo de atractivo elemental basado en el sueño de convertirnos en superhéroes. Mientras otras adaptaciones de cómics son místicas, "Shazam!" y su héroe son alegremente tontos. "Me siento mal por muchos de los otros actores que terminan siendo superhéroes", dijo Levi, cuya serie de espionaje "Chuck" tenía un estilo parecido. "La mayoría de los otros superhéroes son tranquilos, compuestos y pensativos; están salvando al planeta. Billy Batson es uno de los pocos que está siempre entusiasmado. Lo suyo no es una responsabilidad, es algo locamente genial", relató.

Lo irónico es que "Shazam!" data desde los inicios de los cómics. Creado en 1939 por el guionista Bill Parker y el dibujante C.C. Beck, el personaje empezó a publicarse bajo el nombre de "Captain Marvel" (o Capitán Maravilla) y llegó a superar en ventas al todopoderoso Superman durante la década posterior, hecho que su editorial, Fawcett Comics, aprovechó para lanzar un puñado de spin-offs protagonizados por diferentes miembros de la familia Marvel. DC Comics perdió la paciencia en 1953 y los denunció por haber plagiado a su principal ícono, de modo que Fawcett se vio obligada a cesar sus operaciones. La ironía es que, en 1991, DC acabó obteniendo los derechos del Capitán Marvel, a quien decidió rebautizar como "Shazam" por motivos más que obvios: su principal competidora, Marvel Cómics, había decidido reclamar ese nombre de guerra tras la caída de Fawcett, lo que explica que ahora tengamos una película de la Capitana Marvel sin ninguna relación con el antiguo Capitán Marvel o "Shazam!".

Resulta impresionante que después de tantos años los dos Capitanes Marvel lleguen a las salas de cine cine casi simultáneamente. "Es una locura", dijo Safran. "Pero esto realmente nunca nos preocupó porque son dos tipos de películas muy diferentes", subrayó.

Un largo camino

El debut de "Shazam!" en la pantalla grande tomó años no sólo por problemas legales, sino por el tono particular del filme. Poco después de que la compañía New Line comenzara a desarrollarlo en la década del 2000, se pusieron de moda las películas oscuras y taciturnas en gran parte gracias a "Batman: El caballero de la noche". Pero a medida que se fueron expandiendo las posibilidades de los superhéroes, encabezados por "Guardianes de la Galaxia" de Marvel, "Shazam!" encontró su lugar.

Con un guión de Henry Gayden, el director sueco David F. Sandberg ("Annabelle: Creation") fue contratado para el proyecto y según éste les tomó más de 100 audiciones conseguir a su Shazam.

Al principio, Levi, de 38 años, declinó hacer el casting, escéptico de que algo pudiera salir de eso. "Le pregunté a mi agente, «¿no están buscando a tipos enormes o al menos muy famosos?»", contó Levi. "Sentí que iba a hacerle perder el tiempo a todo el mundo", recordó el actor.

Pero más tarde Levi envió un video como audición para otro papel y esa misma noche Sandberg y Safran lo llamaron para decirle que era apropiado para Shazam. "Zach es básicamente un niño grande", dijo Sandberg. "Conserva ese entusiasmo que los chicos sienten por todo", afirmó. "Me quedé atónito", contó Levi por su parte. "Siempre he sido una persona con cierto síndrome de Peter Pan", admitió.

En cuestión de una semana le dieron oficialmente el papel, y Levi, un admirador de Tom Hanks de toda la vida, se encontró viviendo una fantasía que nunca había esperado consumar: "Hacer algo parecido a «Quisiera ser grande»".


La crítica aplaude

Las primeras críticas de "Shazam!" que se publicaron en EEUU y el Reino Unido fueron muy favorables. Vox le otorgó una calificación de 4.5 sobre 5.0, y destacó los aciertos de la película al abrazar su ingenuidad: "«Shazam!» nos permite apreciar completamente la emoción mágica que los superhéroes pueden darnos". The Telegraph la describió como "infecciosamente ingenua e inesperadamente cálida".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});