Escenario

El orgasmo más lindo del cine

¿Por qué nos habíamos enamorado de Jane Fonda en "Regreso sin gloria" (1978)? A ver si recuerdan: Jane engaña a su marido —un militar que marcha a la guerra de Vietnam— con un ex combatiente inválido (John Voigh).

Jueves 21 de Diciembre de 2017

¿Por qué nos habíamos enamorado de Jane Fonda en "Regreso sin gloria" (1978)? A ver si recuerdan: Jane engaña a su marido —un militar que marcha a la guerra de Vietnam— con un ex combatiente inválido (John Voigh). En una tremenda escena erótica donde el rubio discapacitado hace gozar hasta el desfallecimiento a Jane practicándole sexo oral, amamos a esa bella chica sobre todo porque estaba siéndole infiel a un militar, encima embarcado en aquella estúpida guerra de Vietnam, la misma que había dejado inválido al pobre John Voigh, que ahora lucía tan dolorosamente feliz con aquella rubia melena entre las piernas de Jane. A ver si se entiende mejor: el estreno de "Regreso sin gloria" llegaba con tres años de atraso a la Argentina. En 1978, un año de pleno triunfalismo deportivo y militar, de disputa por el canal de Beagle, era impensable asociar lo milico a una imagen de derrota. Por eso mismo una tarde de 1981 aplaudimos tanto el orgasmo de Jane con su amante, la esposa del militar de bigotes (como Videla), quien tras regresar de la guerra, conflicto mediante, termina suicidándose desnudo en el mar. Jane fue nuestra heroína de la pantalla grande en medio de tanta tempestad, una chica que también sufrió en carne propia persecuciones y jugadas sucias tras ser tildada de antipatriota por sostener sus ideales pacifistas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario