Escenario

El Negro Gómez se fue de este mundo, pero sus pinturas siguen respirando

El artista plástico santafesino murió el domingo, a los 59 años, luego de un accidente de moto. Su obra tuvo libertad y compromiso.

Martes 04 de Agosto de 2020

Se fue El Negro Gómez. El mismo tipo que volaba en cada trazo ahora va a acompañar el vuelo de su arte para llegar a un lugar de fantasía. "¿Adónde van las palabras que no se quedaron? ¿Adónde van las miradas que un día partieron?" Lo cantaba Silvio Rodríguez y parece que se lo estuviese susurrando al oído a Raúl "Negro" Gómez, el artista plástico santafesino que anteayer, a los 59 años, y luego de un accidente de moto le dijo chau a este mundo. "El cielo sabe" se tituló una de sus últimas muestras, quizá en esa frase se pueda encontrar la respuesta a esta desdibujada ausencia.

Y ahora la crónica dura: el artista plástico Raúl Gómez, de vasta trayectoria en Rosario y reconocido fuera de la ciudad y del país, murió este domingo como consecuencia de las graves heridas que le provocaron la caída con su moto en la zona norte de la ciudad. El dibujante, pintor y escultor fue trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), pero los médicos no pudieron salvarle la vida.

Gómez tenía 59 años y un largo recorrido como artista plástico, es por esto que su muerte conmueve al ambiente de la cultura rosarina, donde lo valoraban no sólo por su talento, sino también por sus cualidades humanas. "Hoy es un día de mierda. Murió Raúl Gómez, el Negro Gómez, en un accidente de moto", publicó en su cuenta de Facebook el periodista y escritor Horacio Vargas, con quien el artista trabajó en la mítica revista Risario en los años 80, en una de las primeras reacciones públicas tras conocerse el trágico suceso.

obras Raul Gomez09.jpg

El artista circulaba en su moto por la avenida Sabin al 600, en el centro norte de la ciudad, cuando por motivos que se desconocen perdió el control y se cayó del vehículo. El episodio ocurrió alrededor de las 15 del domingo y según fuentes policiales no habría intervenido otro tipo de rodado, por lo que las causas del accidente son ahora motivo de una investigación.

Una ambulancia trasladó al Negro -como lo conocían en el ambiente cultural de la ciudad- al Heca, donde llegó con golpes muy graves en la cabeza y traumatismos en todo el cuerpo. Su vida se apagó un poco antes de las 8 de la noche.

Al Negro le gustaba Carlos Alonso, también admirada a otro Negro como Roberto Fontanarrosa y se identificaba con las letras y la música de Fito Páez. Hace unos años, en una entrevista a Conclusión, dijo: "Es como decía Picasso, uno se hace pintor porque no tiene plata para comprar cuadros".

obras Raul Gomez05.jpg

Esa humildad, ese hambre, y ese perfil bajo mutaba en un trazo que cruzó libertad, desparpajo y compromiso.

Y claro que llegó alto. Luego de consagrarse en el plano artístico nacional, participó en Rouen (Francia) en una selección de 20 artistas plásticos de la provincia de Santa Fe, reunidos por el Ministerio de Educación y la Subsecretaría de Cultura. En 1997 fue nominado por los críticos de arte Rafael Squirru y Gutiérrez Zaldivar para participar en el primer concurso internacional de pintura "Tango", realizado en el Palais de Glace, Buenos Aires.

Las mujeres que salieron de su imaginación y quedaron plasmadas en su obra son inconfundibles. Tanto como sus murales en bares como La Sede, La Puerta y Esquina Dorrego, o su impronta eterna en el Gigante de Arroyito.

El Negro Gómez ya no está en este mundo, está en otro plano. Eso sí, aquí y allá, sus dibujos siguen respirando. El cielo sabe.

obras Raul Gomez11.jpg
Un mural de Raúl Gómez en la bajada frente al club Universitario, en la costa central rosarina.

Un mural de Raúl Gómez en la bajada frente al club Universitario, en la costa central rosarina.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS