Escenario

El "mini" de "Duro de Domar" criticó a sus compañeros

El actor Juan Carlos Velázquez sufrió un pico de presión y quedó con parálisis facial luego de las fotos en las que se lo ve con dos chicas en un boliche. Dijo que sus compañeros lo juzgaron y mal y que la producción le paga poco.

Jueves 12 de Septiembre de 2013

Juan Carlos Velázquez, más conocido como el “mini” de Duro de Domar, no está pasando un buen momento, luego de la aparición de una serie de fotos en las que se lo ve mimoso con dos señoritas en un boliche.

El actor, que es predicador evangélico y desde los 24 años acude a la Iglesia Evangélica Pentecostal de Béccar, sufrió un pico de presión y quedó con una parálisis facial de la cual se está empezando a recuperar.

Luego de asegurar que él no tocó a nadie y que todo fue “sin querer”, el hombre habló en un móvil con BDV.

“Tenía presión y me quedó la cara con parálisis parcial. A la tarde tengo que ir a kinesiología para empezarme a recuperar”, relató el actor, que quedó muy mal anímicamente luego de lo sucedido.

Sobre sus salidas nocturnas, explicó que es todo parte de su trabajo. “A mí me divierte esto porque sé que es un trabajo y me viene bien hacer un poco más de publicidad. Cuando vas al boliche, te piden foto. Me empezaron a sacar fotos, manito acá, manito allá, es un trabajo en el que uno está haciendo actos de presencia y pasó. No es algo grave o que hice algo malo”, se excusó.

Además, afirmó que su rol como predicador seguirá como hasta ahora. “Los de la iglesia saben que es un trabajo que estoy haciendo, es una ficción. En la iglesia estuve el domingo y nadie me dijo nada“, señaló.

“Con este trabajo, tengo un montón de amigas. No uso mi trabajo para levantarme una mina. Si Jesús me puso en este medio para trabajar. Las personas van a los boliches porque están vacíos espiritualmente. Yo voy a laburar, pero también les predico a las chicas“, aclaró.

Por último, Velázquez criticó la reacción de sus compañeros de "Duro de Domar", quienes no fueron a verlo ni se molestaron en llamarlo, y se burlaron de las fotos en el programa. “Mi relación con mis compañeros es buena, pero hoy estoy viendo que ellos parece que son personas perfectas porque me están juzgando“, disparó.

Además, soltó un “palito” para la producción del ciclo. “Uno cuando va creciendo ve las cosas y parece que le están pagando poco. Es la realidad, que uno siente que lo que está haciendo se merece que le paguen más“, observó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario