Escenario

"El mensaje es que hay que ser feliz a pesar de todo"

Martín Torres, La Yibré, presenta "Mamushka", en el que repasa la actualidad y sus anécdotas personales. Mañana, en el Complejo Atlas.

Viernes 15 de Febrero de 2019

Hace 22 años que Martín Torres, La Yibré, recorre escenarios con su humor. Ahora, con el unipersonal "Mamushka" y su estilo directo y mordaz, hace un repaso de la actualidad y comparte anécdotas personales. El objetivo, contó Torres, es transmitir "la importancia de hacer lo que nos gusta durante toda la vida para ser verdaderamente ser felices". El espectáculo, que cuenta con la dirección de Alejandra Gómez, sube a escena mañana, a las 21.30, en el Complejo Cultural Atlas (Mitre 645).

—¿Cómo surge el unipersonal "Mamushka"?

—A mitad del año pasado, por casualidad conocí personalmente a Alejandra Gómez luego de que me fue a ver varias veces mi espectáculo de café concert. Al saber de las intenciones que tenía Alejandra de dirigirme y reivindicar transformismo como un género teatral, de mutuo acuerdo comenzamos con el proyecto. En la primera reunión charlamos sobre mi intención de realizar un espectáculo netamente de humor, con mi estilo que me caracteriza a lo largo de estos 22 años como artista rosarino. El nombre "Mamushka" fue elegido en referencia a las muñecas rusas, que son un dentro de otra. Como las cebollas, en donde quizás a veces si logramos sacar esas primeras capas, verdaderamente se logra ver la persona que uno es.

—¿Podés definir tu estilo de humor?

—Es un humor ácido, directo, basado sobre la realidad, lo cotidiano, distintas etapas de mi vida, momentos, anécdotas, épocas, situaciones, todo obviamente a través del humor. También con la intención de dejar un mensaje final de inclusión, y la importancia de hacer, durante toda la vida, lo que nos gusta para verdaderamente ser felices, quizás para algunos, siendo distinto, diferente o raro.

—¿De qué manera recibe el público ese humor?

—En las funciones logramos la sala llena, sabiendo lo que cuesta movilizar a la gente actualmente al teatro, con muy buenos comentarios del público. Así fue con una directora de escuela. que me comentó la importancia de la inclusión y el mensaje final que tiene el espectáculo, sobre la posibilidad de lograr ser feliz, a pesar de, y otro comentario de un niño de 14 años, que me escribió personalmente que después de ver la obra el se había animado a contar su a su familia sus sentimientos personales, habiendo comprendido que quizás no hay nada malo ni nada feo en tener una elección de vida distinta, si uno sabe hacer las cosas desde el corazón.

—¿Cómo se transformó el humor del público en veinte años?

—A lo largo de estos 22 años como actor humorista en la ciudad, puedo decir que ha cambiado, más que todo, la forma de decir. O sea, el público está como en carne viva, todo lo ve, todo le molesta... y aunque quizás a veces uno no tiene ninguna mala intención, todo molesta. Recuerdo una noche de viernes, al otro día de que el Senado había rechazado la legalización del aborto, sin querer llevé un stileto verde, como el del pañuelo, que había comprado en un viaje porque me gustó y una mujer se molestó, cosa que respondí, como suelo responder, porque para mí ese verde era moda nada mas. Hoy hay que tener en cuenta qué se dice, cómo se dice y en qué lugar. No es como antes, que uno decía casi sin pensar, como un ejercicio de improvisación. Igualmente el público que me sigue sabe que mi humor es informado, actual, y sabe que soy de los artistas que le gusta dar una opinión de las cosas. Creo que el actor que hace y dice lo que el público quiere, no se la juega y no sirve, porque se maneja en la comodidad. Hay que apostar siempre por más.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});