Escenario

El lado oscuro de un millonario con aspiraciones de filántropo

Hoy se estrena "Foxcatcher" inspirado en un caso real bajo la dirección de Bennett Miller, responsable de "Capote" con Philip Seymour Hoffman y de "El juego de la fortuna" con Brad Pitt.

Jueves 08 de Enero de 2015

Durante ocho años, el director Bennett Miller trabajó exhaustivamente en "Foxcatcher" que se estrena hoy en Rosario. La película, ganadora en Cannes y posible candidata a varios premios en la carrera por el Oscar, es una investigación de la vida de John du Pont, heredero de una de las fortunas más grandes de Estados Unidos, y su relación con los hermanos Mark y David Schultz, dos medallistas olímpicos en lucha libre a los que patrocinó en una relación que acabó misteriosamente en tragedia.

Miller encara con "Foxcatcher" su tercera película sobre historias reales. La primera fue "Capote", por la cual Philip Seymour Hoffman ganó un Oscar a mejor actor protagónico, y luego rodó "El juego de la fortuna", con Brad Pitt, sobre el mánager Billy Beane. Ahora la oscura historia de este trío en el que no faltaron resentimiento, celos y el dinero inagotable de su mecenas que llegó a sus manos por casualidad.

Según contó el director, contar historias inspiradas en personas reales no es parte de su plan como director, sino que las cosas van desarrollando para que suceda de esa manera. "Es una especie de una coincidencia. Todas estas películas están basadas en hechos reales y personas reales, pero también todos tienen cualidades alegóricas y pueden funcionar la manera de una película de ficción".

Sobre el origen de "Foxcatcher" en particular, Miller dijo que no conocía la historia y las coincidencias se extienden hasta el hecho de que, de no haber hecho limpieza en su casa, esta película no hubiese existido. "Hace ocho años, un desconocido se acercó a mí en un evento y me entregó un sobre que contenía recortes sobre esta historia. Tal vez un mes más tarde estaba tirando cosas y lo abrí. Yo sabía de esta historia cuando sucedió, pero me sentí inmediatamente atrapado", afirmó.

La historia real es peculiar. Un millonario, du Pont, a cargo de un irreconocible Steve Carell, hijo de millonarios, educado en las mejores universidades y graduado en Zoología pasó sus últimos trece años en la cárcel convicto por asesinato, encuentra su vocación en el mecenazgo de atletas destacados. Así conoce a los hermanos Mark y David Schultz, encarnados por Channing Tatum y Mark Ruffalo. Primero lleva a su mansión a Mark y es él quien le sugiere a David que se sume a la experiencia.

Detalles. A pesar de bloqueo de muchos de los detalles para contar la historia de la vida real de un famoso crimen de 1996, Miller aseguró que dirigió la película a partir de una pregunta. "Entramos en este proyecto con una idea muy concreta de nuestro objetivo, pero cómo se manifiesta nunca va a ser conocido hasta que suceda", dijo Miller. "Parte de hacer una película como ésta es la creación de un ambiente donde las cosas inesperadas pueden suceder en las actuaciones del día a día".

Esa toma de riesgos ya ha dado sus frutos para el cineasta de 47 años de edad, sobre todo en el festival de cine de Cannes cuando en mayo pasado Miller ganó como mejor director.

En "Foxcatcher" el descendiente díscolo de una familia estadounidense le brinda la oportunidad de salir de la sombra de su brillante hermano al taciturno Mark, al llevarlo a Foxcatcher Farm, donde ambos candidatos formarán un equipo con aspiraciones olímpicas.

El du Pont de Carell es ambiguo y difícil de descifrar, pero Mark se nutre con su apoyo y tiene a disposición un gimnasio de última generación, junto a un hangar para aviones privados. Todo marcha bien hasta que la relación y su carrera se derrumban, en tanto David viene a apoyar a su hermano y a limar diferencias con du Pont, sólo para terminar involucrado en una trama violenta.

Conocido por sus trabajos como actor cómico en "Virgen a los 40" y "Anchorman", entre otras películas, Carell se sorprendió de que Miller le ofreciera el personaje tan oscuro y que un director en apariencia tan meticuloso a juzgar por sus películas dejaría dejar librado tanto a su suerte.

"Podíamos ir a través de la escena, podíamos romper completamente , reescribirla, podríamos improvisar", dijo Carell. "No había nada jamás asumido completamente acerca de quiénes eran esas personas y lo que ocurriría durante una escena", añadió, "y se podía sentir la energía para eso", completó el actor que aspira a un Globo de Oro por su trabajo.

Para Tatum, el enfoque de forma libre de Miller se hizo por momentos difíciles, pero en última instancia fue gratificante. "Bennett hizo algo hermoso, y eso es lo que la hace realmente es la película con su sello particular", dijo Tatum.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS