Escenario

El incansable y talentoso Bob Dylan llega a los 70 con mucho para ofrecer

Martes 24 de Mayo de 2011

Un día como hoy hace 70 años nacía uno de los artistas más importantes de la música popular mundial. Robert Allen Zimmerman, más conocido como Bob Dylan llega a las siete décadas no sólo activo y en buena forma, sino también capaz de seguir componiendo discos fabulosos y de salir a rodar por el mundo. Una muestra de ello han sido sus últimas producciones como Love and Theft, Moderm Times, Together Through Life y la denominada Gira Interminable que este año lo llevó hasta China.

En Dylan, músico, poeta y cantante, confluyen estilos como el country, el blues y el rock y su obra ha ejercido una notable influencia en artistas como The Beatles, The Rolling Stones, Jimmy Hendrix, Brian Ferry, Bruce Springteen y Eric Clapton, entre otros otros. En al menos dos oportunidades se lo propuso para el premio Nobel de Literatura. También integró los Travelling Wilburys, el super grupo en el que estuvieron sus amigos George Harrison, Tom Petty, Roy Orbison y Jeff Lyne. Con sus compinches grabó dos discos.

En marzo de 2008 visitó Rosario para ofrecer un histórico concierto en el Hipódromo del Parque Independencia.

Nació en Minnesota, Estados Unidos, en el 1941. De ascendencia judía, los orígenes de su familia se remontan a Ucrania. No fue hasta 1959 cuando imbuido del espíritu folk pasó a acuñar su fama.

Durante una entrevista grabada en 1966 por la BBC de Londres, difundida ayer, Dylan admitió haber sido adicto a la heroína.

“En esa época estuve muy colgado. Pero muy colgado de verdad. Al final, logré sacarme de encima ese hábito”, confesó Dylan en aquella nota realizada en un su avión privado, en la que además detalló que la adicción le costaba 25 dólares por día.

Las declaraciones de Bob, quien está a punto de cumplir cinco décadas de carrera profesional, acaba de finalizar la etapa china y australiana de su Gira Interminable, también hacían referencia a su idea de suicidarse.

“La muerte no significa nada para mí, siempre y cuando pueda morirme rápido. No me veo cortándome una oreja. Más bien me veo pegándome un balazo en la cabeza, si las cosas andan mal”, decía por entonces, a los 24 años.

Como nada de eso ocurrió, Dylan sigue dando vueltas por el mundo y hoy será homenajeado con un festival de cine en Nueva York, con los Dylan Days en su pueblo de infancia, Hibbing, con una muestra fotográfica en Dinamarca y varios recitales en diferentes partes del mundo.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario