Escenario

El humor que sirve para comprender el horror

El Hitler más recordado en el cine, al menos desde el 2000 para acá, es aquel rol de Bruno Ganz en "La caída", de Oliver Hirschbiegel.

Jueves 09 de Enero de 2020

El Hitler más recordado en el cine, al menos desde el 2000 para acá, es aquel rol de Bruno Ganz en "La caída", de Oliver Hirschbiegel. Era tan parecido al real que metía miedo. "Deberá ahogarse en su propia sangre", decía Adolf en el filme de 2005, en una de las tantas expresiones nefastas del dictador. "El führer ha perdido el sentido de la realidad", citó uno de sus súbditos en aquella memorable película. Y la frase viene al dedillo para este Hitler de "Jojo Rabbit". La película, que ya fue presentada para la prensa en el reciente Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, logra que el espectador se ría de Adolf Hitler. Es difícil pensar que pueda mover a la carcajada un personaje inspirado en uno de los políticos más crueles de la historia, pero la composición que logra Taika Waititi, también director del filme, es descomunal. Porque lo hace tan burdo a ese amigo imaginario del niño Jojo Betzler (Roman Griffin Davis), que hasta genera ternura y empatía. ¿Cómo? ¿Ternura y empatía con un nazi como Hitler? Es que ahí está la mano maestra del director. Waititi tenía tan claro el perfil que quería mostrar de Hitler que por eso se puso él mismo en la piel del personaje, exhibiéndolo torpe, infantil, ingenuo y tonto. La imagen del Hitler de Bruno Ganz era genial, pero era muy parecida al dictador de los libros de historia. Este Hitler es tan gracioso que pone al nazismo en un lugar de ficción, que perdió "el sentido de la realidad", como decía aquel personaje de "La caída". Hay veces en que el humor sirve para comprender el horror.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario