Edgardo

"El horizonte cultural está cambiando", apunta Edgardo Machaín

Edgardo Machain contó cómo es el Music Bean Open Mic, el encuentro en el que hoy participa junto a artistas internacionales.

Domingo 28 de Junio de 2020

"Internet nos permite ver y que nos vean, por eso va a perdurar, va a superar a la pandemia, que nos trajo, entre otras muchísimas cosas negativas, la trascendencia a otros lugares, otras personas". Así lo afirmó el músico rosarino Edgardo Machain que, junto a Leo Rodríguez y José Galvano, participarán hoy de Music Bean Open Mic, una plataforma internacional liderada por Jordan Jackson, pianista y compositora británica que reside en Copenhague, fundadora y anfitriona de la convocatoria que reúne desde hace tres años a artistas de todo el mundo y a la que invita a participar a cantantes, poetas y comediantes, además de músicos. El encuentro se realizará hoy, a las 11, y se podrá ver de forma gratuita por https://www.crowdcast.io/e/music-bean-open-mic/register.

—¿Cómo surge la posibilidad de participar de Music Bean Open Mic?

—Cuando comenzó esta pandemia y la imposibilidad de mostrarnos en público, aparecieron una serie de iniciativas para tender lazos y realizar conciertos y festivales online. Muchos artistas, y en Rosario no éramos la excepción, buscábamos la mejor manera de llevarlo a cabo para trasladar nuestras creaciones. En ese momento, José Galvano, promotor de la #cancionminuto, nos comentó la experiencia en una plataforma internacional. En un primer momento, en mi caso, entré a ver de qué se trataba e inmediatamente me identifiqué con el espíritu del proyecto. Ese entusiasmo me llevó a contactar con Jordan la conductora. En sucesivas participaciones la apuesta fue creciendo, siempre en dirección hacia un objetivo: unir los 5 continentes a través de la música.

—¿Qué temas van a interpretar?

—Con Leo Rodríguez, amigo y compañero musical, guiados por nuestro entrañable maestro Marcelo Stenta, nos unimos hace tiempo para comenzar a tocar creaciones propias. De ese modo conseguimos llevar, en el 2018 nuestra música a España y como la experiencia fue alentadora repetimos el año pasado por el este de Europa. El domingo compartiremos con el público que participe del Music Bean Open Mic el tema "Rosario", con letra de Mauricio Béssolo. Creemos en el potencial que hoy nos ofrece internet para expandir la música local, de abrirla al mundo para autores no tan conocidos. Por eso "Rosario", que habla de nuestra ciudad, donde se describen paisajes y lo que significa para nosotros vivir en ella, será la que abra nuestra actuación. También vamos a cantar "Cada vez", compuesta por Leo Rodríguez dedicado al amor maternal, uno de las nuevos temas que conforman un puñado de seis canciones que hemos grabado a dúo y que pronto editaremos.

—¿Qué posibilidades abren los shows por streaming a nivel de difusión?

—Muchísimas, el streaming trasciende las fronteras y posibilita que personas de cualquier lado del mundo compartan tiempo, espacio, aficiones, ilusiones. Amamos los conciertos presenciales, pero si antes teníamos complicado acceder a salas o espacios culturales, ahora con el confinamiento es imposible. De allí que si queremos expresarnos debemos implementar otros modos, y, en estos aspectos, estamos aquilatando una gran experiencia. Se nota que se está gestando algo importante: la unión entre pares. Ojalá podamos confirmarlo pronto, pero está previsto que el 10 de julio se reedite "Canción abierta" en el que un grupo de artistas hemos decidido concretar un preciado anhelo: proyectar creaciones propias y de colegas al resto del país y del mundo.

—¿Creés que el streaming será una herramienta que perdurará luego de superarse el período de aislamiento?

—Ahora mismo aparece como una modalidad que está siendo adoptada por necesidad, pero ya está siendo instalada como una alternativa. Creo que el horizonte cultural está cambiando. Tanto en la música, como en el teatro, en la literatura se han abierto posibilidades distintas, soportes distintos. Nuestra realidad no es sólo nueva, es convulsa, está revolucionada. Que haya gente que sienta la pulsión interior de mostrar lo que hace y que lo intente, día tras día, con fatigas, a costa de sacrificios, y haya encontrado un fórmula inmediata, sin excesivos costos es una especie de milagro. Nada hay peor que la sombra, el aislamiento, la oscuridad para alguien que crea. Internet nos permite ver y que nos vean, por eso va a perdurar, va a superar a la pandemia, que nos trajo, entre otras muchísimas cosas negativas, la trascendencia a otros lugares, otras personas. Es para destacar la labor de pares de profesión, de artistas en general, de técnicos y de toda la gente que trabaja por y para la industria cultural, que en tiempos en que el mundo se debate entre miserias, pugnas, dolor, aportan inspiración y consuelo, la mayoría de las veces a cambio de nada, al resto de las personas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario