Escenario

El fenómeno Rosalía arrasó en los Grammy Latinos

La española fue la gran ganadora y desplazó a Alejandro Sanz que sólo obtuvo tres estatuillas. Andrés Calamaro se llevó dos.

Viernes 15 de Noviembre de 2019

La cantante y compositora española Rosalía fue la gran ganadora de la 20a entrega de los Latin Grammy, que otorga la Academia Latina de la Grabación, al quedarse con cinco categorías, entre ellas las de Álbum del Año y Mejor Canción Urbana, y dejó con sabor a poco a Alejandro Sanz, quien sólo obtuvo dos de las ocho nominaciones con las que había llegado a Las Vegas.

También con dos gramófonos se quedaron Andrés Calamaro, Pedro Capó, Juan Luis Guerra y Luis Enrique. En tanto, la delegación argentina, a priori con mayores aspiraciones que en 2018, quedó relegada en el reparto, y por fuera de las estatuillas logradas por El Salmón apenas sumó una más, en la categoría Mejor Álbum de Tango., a través del Quinteto Ástor Piazzolla.

El comienzo de la celebración fue con toda la carne al asador. En los primeros cinco minutos fueron homenajeados Celia Cruz, Juan Gabriel, Joan Sebastian y Soda Stereo, con un "gracias totales" en boca de Ricky Martin, maestro de ceremonia de la fiesta, junto con Rocelyn Sánchez y Paz Vega.

Embed

La vida es un carnaval, Querida, Secreto de amor y De música ligera sonaron en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, en las voces de Anitta, Carlos Rivera, Robi Draco, Beto Cuevas, Tony Succar y Fito Páez, entre otros.

Enseguida, Juan Luis Guerra sumó un nuevo galardón al que había recibido en la fase preliminar, esta vez por Mejor álbum Contemporáneo/Fusión Tropical, y apenas después, fue Bud Bunny quien subió al escenario para recibir su galardón por Mejor Álbum de Música Urbana. Y aprovechó para reclamar por un meyor espacio para el reguetón, al mismo tiempo que instó a sus colegas de género a seguir aportando a la industria.

Embed

Cambio de vestuario de por medio, Ricky Martin abrió la puerta para la entrada en escena de Alejandro Sanz, para cantar Mi persona favorita, con Camila Cabello aportando desde la enorme pantalla de fondo. Y a continuación, Rosalía levantó la temperatura del enorme auditorio, con la flamante A palé y su hit Con altura.

Entonces fue el gran momento de Pedro Capó, quien en el día de su compleaños recibió el premio de quedarse con el gramófono por Canción del año, por Calma. Y emocionado, gritó por Puerto Rico, agradeció al productor argentino Afo Verde, saludó a la distancia a Farruko y resaltó el rol de su familia.

Embed

Vicente, Alejandro y Alex Fernández jugaron de locales en el segmento mariachi de la noche. Cinco décadas de música mexicana, tres generaciones de una familia dedicada a la música desde siempre. Y Fonseca rescató uno de los éxitos de Camilo Sesto, para recordar la figura del cantautor español.

Say no more. O sí: el agradecimiento a familia, amigos y entre ellos, a los argentinos Gustavo Santaolalla y Aníbal Kerpel. Y finalmente la sentencia: "Mas futuro que pasado".

Embed

El siguiente homenaje fue para Thalía, quien recibió el premio "de la presidencia" de manos de Emilio Estefan, luego de que Luis Fonsi dejara su impronta hitera sobre el escenario. Por supuesto, dedicatorias, saludos, agradecimientos, y un reconocimiento a la música latina. Y enseguida la imagen de José José, desde la pantalla, como introducción a un nuevo homenaje.

"Hoy hace ocho años más o menos, mi mamá nos dejó. Y hoy es su cumpleaños. Así que es un regalo para ella", arrancó Alejandro Sanz su agradecimiento por el Grammy a Grabación del Año, por el tema Mi persona favorita, que grabó con Camila Cabello. A la sazón, la gran olvidada de su saludo.

No hubo tiempo para reproches, porque pocos segundos después Ricky Martin, Residente y Bad Bunny llamaban a bailar con el flamante tema compartido Cántalo. Imposible no pensar que pocos años atrás semejante trío difícilmente habría sido posible. De algún modo, la política lo hizo. Y ahí estuvieron, juntos los tres.

Yatra y Reik le siguieron poniendo música a la velada, y la categoría Mejor Canción Urbana fue presentada por Camilo y Natalia Jiménez. Y fue para Rosalía, por Con altura. La española agregó un gramófono a su colección, y valoró el premio con un discurso encendido.

Y pocos minutos después volvió a subir a escena para recibir el premio otorgado al Album del Año, por El mal querer, "Es lo último que me esperaba, lo juro por Dios", dijo la cantante, que coronó la mejor noche posible, y que contó que el álbum fue el resultado de "un año y medio trabajando", con una emoción que la desbordaba.

El cierre fue, literalmente, a toda orquesta, como música de fondo para el reguetonero Bud Bunny, enmascarado, de rojo furioso y entre caballitos de calesita. Finalmente, el reguetón tuvo la última palabra en una ceremonia en la que, casualmente o no, los discursos reivindicatorios y las cuestiones políticas quedaron fuera de concurso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS