Escenario

El fantástico caos del destino desde la visión teatral

El grupo Chatarra de Osamentas Teatro sube a escena con la obra "Die Vier Himmelsrichtungen" (Los Cuatro Puntos Cardinales), de Roland Schimmelpfennig.

Domingo 11 de Mayo de 2014

El grupo Chatarra de Osamentas Teatro sube a escena con la obra "Die Vier Himmelsrichtungen" (Los Cuatro Puntos Cardinales), de Roland Schimmelpfennig. La obra que habla del destino y el azar, cuenta con la dirección de María Cecilia Borri y las actuaciones de Felipe Haidar, Dana Maiorano y Emiliano Dasso.

—¿De qué se trata la historia?

—Es la historia de tres vidas enredadas en el ritmo caótico de nuestros días. Sobre la escena hay tres actores y dos músicos que dan vida a una fábula simple: tres personas arriban a una misma ciudad para recomenzar sus vidas, sus caminos se cruzan y una de ellas muere por esa coincidencia. Lo interesante es que esta simple fábula es totalmente irrespetuosa de la causalidad lineal: no hay principio, nudo y desenlace.

—¿Qué papel juega el espectador en esta puesta?

—La secuencia de lo que acontece es caótica, fracturada, y así se invita al espectador a leer la obra como se lee "Rayuela", de Cortázar, o como se leían en los años 80 los "Elige tu propia aventura", de editorial Atlántida. Los cambios temporales, de relator y de espacio, son la constante que define y estructura nuestra obra. Cómo armar el rompecabezas, es decisión del espectador.

—Los personajes; el hombre sin rostro, el hombre con dos lenguas, la mujer del viento, parecen de un cuento fantástico...

—Es una historia fantástica, mágica y terrible, como la vida real. La obra hace poesía con personas comunes: el hombre sin rostro es un delincuente armado que lleva una media de nylon sobre su cara. El hombre con dos lenguas es un artista callejero. La mujer del viento, es la camarera de un bar en medio de la ruta. En cada uno de los personajes hay tanta poesía y miseria como en la vida real.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario