Escenario

El error de no nacer feminista

Cacho Castaña fue producto de su época. En su madurez le tocó vivir transformaciones sociales que lo dejaron mirando cómo perdía el tren.

Miércoles 16 de Octubre de 2019

Cacho Castaña fue producto de su época. Aún cuando las letras de algunas de sus canciones hayan sido excesivas, ofensivas o directamente desagradables, en su madurez le tocó vivir transformaciones sociales que lo dejaron mirando cómo perdía ese tren. El mismo lo explicó cuando tuvo aquella desafortunada expresión de "si la violación es inevitable, relájate y goza".

Es una expresión repudiable por dónde se la mire, sobre todo cuando es puesta en contexto del post Me Too, Ni una Menos y movimientos reivindicativos y promotores de la sororidad, el feminismo y colectivos como Actrices Argentinas. Castaña intentó zanjar la polémica diciendo que aquella era una expresión común en su juventud, que intentó hacer una broma, pero ya era tarde. Que levante la mano el que asegure que jamás, pero jamás en su vida, la había escuchado sin escandalizarse.

Castaña escribió cosas que suenan horribles como "si te agarro con otro te mato", pero en algunas de sus canciones, probablemente autorreferenciales, además de aceptarse como un "matador", "atorrante" o "tramposo", hablaba de un tipo solitario como el de "Café La Humedad", el que "nunca tuvo un amor" o el que se pregunta "qué tango hay que cantar para poder seguir".

Ayer las redes hicieron una orgía de ironías amparadas en la corrección política, pero nadie nació feminista. No fue un santo, podía decir cosas desafortunadas en el momento menos oportuno, pero las personas son polifacéticas. Hace muchos años, tantos que todavía se podía fumar en lugares cerrados, le hice una entrevista.

Cuando me fui me quedó la sensación de que el Cacho real, el que estaba detrás de su personaje de langa y ganador, era un tipo tímido, que se había inventado un personaje y tenía que sostenerlo. Le hice una última pregunta y contestó con un chiste, con una picardía coherente con su personaje, pero cuando lo dijo su mirada fue la de un niño.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario