Escenario

El deseo después de los 50 visto por una mujer que reivindica su libertad

El filme "Gloria Bell" es una remake de un trabajo que Lelio rodó en 2003. El director chileno Sebastián Lelio, ganador de un Oscar, vuelve a destacar la fortaleza femenina.

Martes 23 de Abril de 2019

La actriz Julianne Moore esperó tres años para trabajar con Sebastián Lelio en "Gloria Bell", el filme que se estrena el jueves en Argentina. Se trata de la remake de "Gloria", la película con la que el director chileno aspiró al Oscar en 2013. Si bien eso no ocurrió en aquella ocasión, Lelio lo logró en 2017 con "Una mujer fantástica" protagonizada por la actriz trans Daniela Vega con la que obtuvo el premio a mejor película extranjera.

Gloria es una divorciada de espíritu libre que pasa los días en un aburrido trabajo de oficina y las noches en las discotecas de Los Angeles. Después de conocer a Arnold, interpretado por el actor John Turturro, se ve inmersa en un nuevo romance, plagado de emociones por el nuevo amor y las complicaciones familiares, de identidad y de las citas. Según se adelanta, la protagonista de esta comedia romántica es una mujer que se niega a rendirse, que reclama su derecho a ser vista y escuchada y a sentir placer. El filme también aborda el tema de la edad y el amor y de las dificultades de las relaciones.

"A menudo me preguntan por qué versionar una película mía. Podría hablar durante horas sobre las razones, pero hay una respuesta muy simple: por mi admiración a Julianne Moore". Así lo aseguró Lelio, quien dijo admirar a la actriz. "Conocí a Julianne un día de verano en París en 2015. Me habían dicho que le había encantado «Gloria», pero no pensaba que quisiera hacer un remake", recordó el director.

Según Lelio, ambos coincidieron en la confianza mutua para encarar el proyecto. "Estaba a punto de empezar dos nuevos proyectos y no tenía esa película en mente. Pero la conversación con Julianne fue mágica. Me impresionó la pasión que tenía por el personaje de Gloria y la historia en general. Al final de la reunión me dijo que sólo la haría si yo la dirigía, a lo que le respondí inmediatamente que yo sólo la dirigiría si ella la protagonizaba".

Embed

El personaje de Gloria le acercó a Paulina García, la protagonista del filme original, el premio a mejor actriz en el Festival de Berlín 2013. Y aunque Moore estaba interesada en el filme aún antes de conocer a Lelio, en aquella conversación le dijo que sólo lo haría si García le daba su autorización.

"Vi «Gloria» y quedé apabullada por la actuación de Paulina García. Me acuerdo que pensé que ella y Sebastián eran dos genios. Coincidentemente mi manager es el mismo de Sebastián y le pedí si podía conectarme con él. En ese tiempo él estaba viviendo en Berlín, y yo tenía que hacer un viaje a Francia. Por eso nos terminamos de juntar en París. Conversamos bastante y creo que él tenía la impresión de que sólo quería conocerlo", evocó en declaraciones al diario La Tercera.

El interés de Moore era tan genuino que decidió esperar a que el director finalizara sus proyectos en marcha. "Nos pusimos de acuerdo en hacer la película, pero Sebastián iba a empezar en ese momento a dirigir «Una mujer fantástica» en Chile y luego rodaría «Disobedience» en Londres. Por supuesto, yo esperé. Además, quise dejar en claro que no quería interferir en la visión que tenía de la historia ni de su protagonista. También le transmití a Sebastián que no haría la película si no contaba con la aprobación de Paulina García. Sebastián la llamó y Paulina García le dio su bendición. Sólo espero reunirme con ella algún día".

Moore, ganadora en una oportunidad del Oscar a mejor actriz por "Siempre Alice" y candidata en otras cuatro oportunidades por "Lejos del paraíso", "Las horas", "El ocaso de un amor" y "Boogie Nights", elogió la actuación de García y su compromiso con el personaje de una mujer decidida a seguir con su vida personal sin olvidar atender a sus dos hijos mayores.

"Básicamente es cómo habita el personaje y logra transmitir su apego a la vida", resumió la actriz acerca del trabajo que hizo Paulina García en "Gloria". "Hay una escena en particular que me encanta. Es una toma fija que la capta muy de cerca. Canta una canción muy hermosa, de manera tan encantadora y con una voz tan tenue. Creo que ese nivel emocional es único. Son el tipo de cosas que quise mantener o replicar, si eso es posible, en «Gloria Bell»".

Lelio aseguró que "Gloria Bell" es similar al cover de una canción a cargo de una nueva banda, algo con lo cual Moore estuvo de acuerdo. "Creo que es un cover, pero lo interesante es que cuando un material es tan fuerte, la gente siempre se siente atraída", matizó.

"No deja de ser bueno recordar que «Nace una estrella» se ha hecho cuatro veces y eso sólo es posible porque su historia sigue vigente", señaló y añadió: "Por otro lado, incluso cuando decimos que no queremos hacer un remake, de todas maneras lo hacemos. Para la mayoría de nosotros, «Gloria Bell» fue una primera vez: otro director de fotografía, actores diferentes en cada personaje, otra locación, otro país. Incluso aunque Sebastián revisitaba la historia, lo hacía con otra mirada cultural. Aunque hay cosas en común, hay muchas diferencias entre Norteamérica y Sudamérica. Fue divertido leer el guión original y notar cuestiones que no podrías hacer en Estados Unidos".

Una de esas singularidades es una actitud cotidiana de algunos personajes, como fumar en público. "En «Gloria», Paulina García fuma en las fiestas o junto a conocidos. En Los Angeles nadie lo hace en público. No se puede. Todos se esconden. Es por eso que una de mis escenas preferidas es cuando Barbara Sukowa (que interpreta a su amiga Melinda) se dispone a encender un cigarrillo y me pregunta si veo a alguien cerca. «Les dije a todos que lo había dejado», recuerda. Yo le respondo: «Yo también»", recordó.

La actriz elogió el modo de trabajo del director chileno y su forma de relacionarse con los actores. "Fue una relación grandiosa. Es increíblemente colaborador, muy empático y al mismo tiempo muy curioso y con gran sentido del humor. Le encanta deconstruir las actuaciones, observar a los actores y hace muchas tomas hasta llegar a la verdad", dijo la actriz y afirmó que volvería a trabajar "de inmediato" con Lelio si se el cineasta se lo propusiese.

Sobre la relación de su personaje con Arnold, a cargo de Turturro, explicó: "Arnold es así en el guión. Me gusta mucho una escena cuando Arnold invita a Gloria a jugar paintball: para él la guerra es un juego. Se enfrenta a la vida jugando, sin ser capaz de tomar decisiones reales", comentó y recordó con humor la manera en que se resolvieron las escenas de sexo entre Gloria y Arnold. "Lo interesante de esas escenas es que se ven muy reales. Me gusta como las retrata Sebastián Lelio, exhibiendo todos los aspectos que puede tener una relación de personas ya maduras: pasan cosas embarazosas y hasta graciosas entre dos de cincuenta y tantos en la cama", bromeó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario