Escenario

El conflicto madre-hijo vuelve al centro de la escena en "Mommy"

Xavier Dolan estrena el filme premiado en Cannes. La quinta película del realizador canadiense llega esta semana a los cines de Rosario. Semejanzas con "Yo maté a mi madre".  

Martes 24 de Marzo de 2015

Mamá en el centro de la escena. Xavier Dolan, el director canadiense que dejó de ser una revelación para convertirse en el "enfant terrible" de su generación, vuelve sobre un tema que lo obsesiona: la madre. El realizador, guionista y actor que debutó con "Yo maté a mi madre" en 2009 regresa ahora con "Mommy" (Mami). El filme, que se estrena esta semana en Rosario, es la quinta película de Dolan, viene de ganar el premio César como mejor filme extranjero y obtuvo el premio del jurado en el último Festival de Cannes.

"Mommy" gira en torno a la historia de Steve Després (sorprendente interpretación del joven Antoine-Olivier Pilon), un adolescente de 15 años que sufre un trastorno con déficit de atención por hiperactividad.

Su madre Diane (Anne Dorval, actriz fetiche de Dolan), viuda y conflictiva, se lanza a contener a ese hijo como puede.

La convivencia disparará amores y odios. "Amar a las personas no las salva" le insisten a Diane en un centro de rehabilitación, casi a manera de consuelo. "Le demostraré lo contrario a los escépticos", desafía. Y su cruzada no será del todo sencilla.

Hasta que aparece Kyla (Suzanne Clément, otra actriz emblemática del director), una nueva vecina que logra una simbiosis entre madre e hijo y todo indica que se aproxima un impasse para tranquilizar las aguas. Pero nada más complicado que lograr el equilibrio emocional.

Dolan, de sólo 26 años, no pudo eludir la referencia inevitable de este filme con su impactante película debut "Yo maté a mi madre", en la que el mismo director encabeza el reparto con las citadas Dorval y Clément.

"Entre mi primera película y «Mommy» hay varias líneas paralelas. Pero sólo en la superficie", argumentó el polémico realizador canadiense.

Y agregó: "Desde mi punto de vista, desde la dirección hasta el tono, del estilo interpretativo a los visuales, esas dos películas son totalmente diferentes".

Más en detalle, Dolan indicó: "Una de ellas se desarrolla a través de los ojos de un adolescente caprichoso y la otra se centra en las adversidades de una madre. Además del ya importante cambio en el punto de vista, ésta es la razón por la que creo que son dos películas tan diferentes: «Yo maté a mi madre» se centra en una crisis de adolescencia; «Mommy» en una crisis existencial. Por otra parte, no veo el sentido de hacer la misma película dos veces".

La película fue presentada en Argentina en noviembre pasado, en el marco del ciclo Panorama del 29º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. El ciclo, que contempla sólo películas no estrenadas comercialmente y de cine de autor, incluyó además a la ganadora del Oscar a mejor película "Birdman"; "Alma salvaje", que tuvo a Reese Whiterspon nominada a mejor actriz; y "Pasolini", de Abel Ferrara, y con el protagónico excluyente de Willem Dafoe, que fue el filme de apertura del único encuentro internacional de cine Clase A de América Latina.

El director dio su visión del porqué volver a abordar la temática maternal en sus películas: "La madre representa el lugar del que venimos, y el hijo, quienes somos, el ser en el que nos hemos convertido. Nunca abandonamos del todo esas preocupaciones freudianas, son parte indeleble de nosotros".

"Estoy encantado con la oportunidad de regresar a casa a través de estas dinámicas entre madre e hijo, puesto que ese tema ha formado siempre parte de mis películas", destacó el joven cineasta, apodado el niño o "enfant" terrible. "Me alegra aún más poder explorar las novedades dentro de una escala mayor: el género familiar. Eso representa una forma más emotiva de comunicación con el público", consideró.

Planteada en formato de comedia dramática, la película tiene un fuerte soporte en la banda de sonido, y por momentos asoman algunos guiños de dinámica vertiginosa, propios de la estética heredada de la cultura del videoclip. La crítica internacional encumbró tanto a Dolan, que ya le reconocen cierto tono almodovariano en su propuesta.

Otro de los gestos llamativos en el mundo cine, fue que Dolan haya compartido el premio especial del jurado en Cannes con el mismísimo Jean-Luc Godard, gloria del séptimo arte. Godard, de 83 años, venía de presentar "Adiós al lenguaje" y Dolan, en el momento de la premiación con sólo 25 años, levantó polvareda con "Mommy". Una clara señal de que no hay edad para el cine de autor que marca tendencias.

Apenas 26 años y con trayectoria

Xavier Dolan es a sus 26 años una figura del nuevo cine canadiense. Debutó con “Yo maté a mi madre” en 2009; le siguió al año siguiente “Los amores imaginarios”, y después vino “Laurence Anyways” y “Tom à la Ferme”. Después de “Mommy”, estrenará “La vida y la muerte de John F. Donovan”, en 2016.

Las destacadas

El debut. ”Yo maté a mi madre” ganó tres premios en Cannes en 2009. El director tenía tan sólo 19 años.

Consagración. “Los amores imaginarios” tuvo financiación privada. Dolan trabajó como director, actor y productor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS