Escenario

El conflicto en Cataluña se mete de lleno en el festival de Valladolid

El actor Luis Tosar, galardonado ayer, dijo que "los gobernantes deberían ser más maduros" y que se llegó a un "extremo peligroso"

Miércoles 25 de Octubre de 2017

El actor español Luis Tosar consideró que en el conflicto secesionista entre Cataluña y el Gobierno central español "se está llegando a extremos muy peligrosos" y lamenta que no haya una mayor altura política.

"Creo que se está llegando a extremos muy peligrosos, se están haciendo cosas que llegan demasiado lejos, con pocas ganas de confraternizar, creo que llegará un momento, si no tenemos mucho cuidado, en que la vuelta atrás se va a hacer muy complicada", lamentó Tosar, que ayer recibió junto a la actriz Emma Suárez la Espiga de Honor en la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci).

Tosar fue una presencia recurrente en las películas de Icíar Bollaín ("Te doy mis ojos") y Daniel Monzón ("Celda 211", "El Niño"), con quienes logró dos de sus Goya, después del que alcanzó con "Los lunes al sol", de Fernando León de Aranoa.

"Hay mucha testosterona en general, estamos asistiendo a una especie de pelea de gallos constante, parece que es poner el rabo sobre la mesa a ver quien la tiene más larga, permanentemente", añadió respecto al proceso independentista catalán y las medidas aprobadas por el Gobierno central. "Debería haber muchísima más altura política en los tiempos que estamos viviendo, los gobernantes deberían ser muchísimo más maduros de lo que son, creo que están haciendo flaco favor a la sociedad", subrayó.

El protagonista de "Celda 211" considera que desde el Gobierno central de Mariano Rajoy "están siendo un poco macarra". "Creo que podrían ser bastante más dialogantes con un tema tan delicado, que haya gente en la cárcel es muy delicado a estas alturas".

A la vez, opina que por parte del Gobierno regional catalán de Carles Puigdemont "es muy delicado plantearse declarar la independencia sin tener el respaldo total o al menos parcial, con un porcentaje muy alto de la población". "Creo que todo el mundo debería relajarse un poco en estas situaciones", concluyó.

La actriz Emma Suárez ("Julieta"), que también recibe hoy la Espiga de Honor del festival, mostró su "confusión y perplejidad" respecto a los acontecimientos en España. "No me quiero extender, no es mi territorio y no quiero ser malintrepetada ni manipulada", señaló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario