Escenario

El cómico que tuvo una vida de película

El director de la cinta, Sebastián del Amo, dijo que el desafío era "como presentar a este personaje complejo a las nuevas generaciones".

Jueves 30 de Octubre de 2014

"Cantinflas", la película que muestra la carrera del comediante mexicano desde sus inicios humildes hasta su triunfo en Hollywood, llega hoy a los cines de Rosario. El filme del director Sebastián del Amo hace hincapié en la filmación del clásico "La vuelta al mundo en 80 días", que le valió a Cantinflas un Globo de Oro al mejor actor de comedia en 1956, superando a estrellas como Marlon Brando, Yul Brynner y Glenn Ford. Con un costo de producción de tres millones de dólares y más de 1.500 extras para la reconstrucción de la vida del cómico, la idea de la película es destacar lo positivo de Cantinflas, dejando de lado sus costados más oscuros. La cinta incluso tuvo como productor asociado a Mario Moreno Ivanova, hijo del famoso actor, que dio el visto bueno al guión.

Más allá de la notable carrera de Cantinflas, la historia profundiza también en la vida personal de Mario Moreno (el nombre verdadero del cómico) y sus luchas con la fama y el éxito. "El personaje de Cantinflas es muy conocido, pero el personaje de Mario Moreno no tanto", dijo el director Sebastián del Amo. "La película comienza con un productor que está tratando de seguir adelante con un proyecto llamado «La vuelta al mundo en 80 días». Le dice a sus productores que ya tiene a Mario Moreno, el actor mexicano, y van a ver quién es realmente. Así que en ese proceso empezamos a contar toda la historia de Moreno, desde sus inicios en las carpas y su descubrimiento con la improvisación", relató.

Según Del Amo, la película fue hecha para los fans de Cantinflas que todavía miran sus películas, pero que también para introducirlo a nuevas generaciones. "Es evidente que una audiencia importante es el público nostálgico, quienes vivieron y crecieron con estas películas", apuntó. "Pero las películas de Cantinflas aún son buscadas por la gente. Por eso el desafío era cómo presentar a este personaje complejo, el actor mexicano más exitoso, a las nuevas generaciones", comentó.

El director también habló sobre las dificultades que Moreno tuvo que enfrentar en Hollywood. "Creo que el problema más grande que Mario tuvo para trabajar en Hollywood fue el lenguaje. La mayor parte de su comedia estaba basaba en el uso del lenguaje. Traducir al inglés no fue nada fácil para él, no era natural. En realidad sólo tuvo dos intentos en Hollywood. El primero fue «La vuelta al mundo en 80 días», en el cual nosotros nos enfocamos, y la otra película fue «Pepe», que no fue bien recibida por los medios", explicó.

Polémica en México. El actor que encarna a Cantinflas en la película es el español Oscar Jaenada, ganador de un premio Goya en 2005 por su interpretación del cantante de flamenco Camarón de la Isla. El trabajo de Jaenada es brillante, pero los mexicanos pusieron el grito en el cielo cuando se enteraron que su cómico más emblemático iba a ser interpretado por un español. "Hicimos un casting a siete u ocho actores, y en eso estábamos cuando Oscar Jaenada nos mandó unas fotos caracterizado como Cantinflas. Las vimos, nos gustó, y le dijimos que estaría bien que agarrara un avión y viniera a México a hacer una prueba", contó Del Amo. "Oscar fue el mejor de todos, esa es la verdad", admitió el director. "Cuando vimos su trabajo, los matices que daba al personaje, y su predisposición para interpretar a Cantinflas, la decisión fue muy sencilla. A partir de ahí, el tema de la nacionalidad quedó en un segundo plano, aunque asumimos desde un principio que la elección iba a generar mucha polémica", reconoció.

El mayor reto que se le presentó a Jaenada fue toparse con la exigencia de interpretar al icónico personaje cómico, como también a su creador, Mario Moreno, quienes son "diametralmente opuestos", según comentó. En este sentido, el español destacó la "independencia" de Cantinflas y la "madurez" de Moreno. "La independencia que tenía Cantinflas dista mucho de la de Mario Moreno. Mario se sabía sujetado a una industria, a muchas cosas no sólo políticas o gubernamentales, y Cantinflas era un tipo que no estaba sujeto a nada, expresaba todo lo que quería, pero era una creación, un personaje. Mario era un tipo mucho más reservado y más maduro", comparó.

Según el actor, otra diferencia notable se observa en la forma de hablar. "Cantinflas se hizo conocido por su rapidez al hablar y al contestar. Mario Moreno, en cambio, meditaba mucho las respuestas", explicó. Para poder desarrollar estas personalidades, el español se acercó a las películas realizadas por el mexicano, trabajó con una foniatra, una profesora de baile, un imitador de Cantinflas y entrevistó a personas cercanas a Moreno. "Si tocaba en un mismo día hacer una escena de Cantinflas y Mario Moreno, había que hacer un poquito más de trabajo de concentración y estar más atento para que no se mezclaran los personajes. Pero ha sido un trabajo gratificante", afirmó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario