Escenario

El color y la extravagancia volvieron a Hollywood

Después de que el año pasado el MeToo tiñera todo de negro, ayer la alfombra roja se cubrió de tonos vivos y diseños insólitos.

Martes 08 de Enero de 2019

La moda, aunque un poco decepcionante, volvió a los Globos de Oro el domingo en tonos de verde, rojo, amarillo y dorado luego que la solidaridad por el movimiento MeToo el año pasado tornara la alfombra en un mar de negro. Y por supuesto, entre todas resaltó Lady Gaga.


La cantante y actriz, siempre atrevida en cuestiones de moda, llegó ataviada de azul claro de los pies a la cabeza, literalmente (tenía hasta el pelo azul), en un voluminoso vestido de Valentino que combinó con un hermoso collar de diamantes de Tiffany. Aunque tenía los hombros descubiertos, el traje incluía una capa que se convertía en cola desde las voluminosas mangas situadas justo por encima del codo. Su look era un homenaje a Judy Garland, que protagonizó la versión de 1954 de la película de Gaga "Nace una estrella".

Otras celebridades optaron por siluetas del viejo Hollywood. Amy Adams usó un ceñido número verde azulado de Calvin Klein con manga larga y los hombros al descubierto. Rachel Brosnahan llegó en un traje amarillo mostaza de Prada y la copresentadora y nominada Sandra Oh en uno blanco con drapeado, ambos de corte clásico. Nicole Kidman lució un vestido recto de lentejuelas rojo oscuro con cuello alto y manga larga y un lazo negro en el pelo. Claire Foy tuvo menos suerte con el amarillo que Brosnahan, con un diseño con abalorios formando estrellas que la engulló.

Los hombres también lucieron atuendos variados. Darren Criss llevó una chaqueta de Dior con pequeños pétalos rosados sobre negro. Idris Elba, nombrado por People como el hombre vivo más sexy y padre de la embajadora de los Globos de Oro Isan, llegó sin corbata pero lució elegantísimo en un esmoquin verde jade con chaleco. Rami Malek, nominado por su encarnación de Freddie Mercury en "Bohemian Rhapsody", optó por una pajarita blanca y un traje negro de Givenchy.

El joven Timothee Chalamet se decantó por el negro con un modelo de Louis Vuitton que incluía una pechera bordada similar a un esqueleto sobre una camisa negra.

Alison Brie lució etérea en vestido azul claro creado por Vera Wang. Era traslúcido pero provocador con un bralette negro por debajo. Regina King la acompañó en la elección de un color discreto con un brillante modelo sin tirantes de color rosa maquillaje de Alberta Ferretti.

En dorado llegaron Lucy Boynton de "Bohemian Rhapsody", con brillante vestido de manga larga, y Kristin Cavallari, con un modelo más revelador con transparencias y unas mangas descompensadas que le tapaban las manos.

Rosamund Pike, con un Givenchy Haute Couture con aberturas a la altura de la cintura, y Sofia Carson eligieron modelos en blanco y negro. Thandie Newton lució un modelo con lentejuelas plateadas, el mismo color por el que optó Saoirse Ronan, con un traje de cuentas de Gucci, y Emily Blunt, de Alexander McQueen.

Lupita Nyong'o pasó por la alfombra roja con un vistoso vestido azul sin tirantes de Calvin Klein.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});