Escenario

El Colectivo de Mujeres Músicas de Rosario se muestra en los Martes Verdes

Hoy toca Irina y el reloj en el bar Oui. El show es parte de un proyecto que apunta a reivindicaciones de género. La opinión de sus protagonistas.

Martes 28 de Agosto de 2018

El Colectivo de Mujeres Músicas Rosario es un grupo no partidario y autogestionado y se fue armando "al ritmo de los toques en los Martes Verdes, en apoyo a la Ley de Interrupción Voluntaria del embarazo", explicó la actriz, cantante y compositora Rocío Waisfen. Las chicas cayeron en la cuenta que además de apoyar una causa común y encontrarse como mujeres frente a una problemática concreta, había algo más que las unió y que también las reunió para debatir: la música.

"Desde el mes de abril nos fuimos encontrando y empezamos a pasar la voz entre las mujeres músicas. Ya se habían juntado otras mujeres actrices, realizadoras audiovisuales, y en nuestra primera ronda de palabras salieron muchas cosas, no sólo lo que nos identifica como mujeres, sino también experiencias personales y lo propio de la música. Nos dimos cuenta que no nos habíamos escuchado una con la otra, que no sabíamos bien lo que cada una estaba haciendo", contó la cantautora Irina Cagnín, quien con su proyecto Irina y el reloj junto a Juan Lemos en bajo y Cintia Venier en percusión tocarán hoy, a las 21, en un nuevo encuentro de "Noches de martes verdes" en el bar Oui (Sarmiento y Mendoza).

La lucha feminista, el amor por la música y "el deseo de igualdad arriba y abajo del escenario", es lo que las chicas sostienen en el Facebook del Colectivo, cuya comunidad está integrada por más de 470 artistas. "Hay compañeras músicas y abogadas que están dentro del Colectivo y justo se estaba cerrando la convocatoria para el Pre-primavera, donde hay un jurado y en el recuento realizado desde el 2012 al 2017 habían sido 50 varones y 5 mujeres. Músicas no faltan, claro está, así que el problema era otro. Lo que se hizo fue presentar una carta contando esta situación y solicitando que se aggiornen un poco. Estamos en un momento histórico en el que ese detalle no se te puede pasar. La Secretaría de Cultura tuvo buen recibimiento y se generó una charla donde las chicas volcaron diferentes problemáticas. Al final en el jurado estuvieron Mercedes, Pau Soka y Lucia Rodríguez, esa fue la primera presentación jurídica", explicó Marina Calvagna, cantante y compositora.

Por su parte, Mercedes Ianniello, de la banda de rock Mercedes y los un millón es una de las que más experiencia tiene del grupo, con más de veinte años en la música local. "El bar Oui nos propuso el ciclo de los recitales de Martes Verdes, muchos ya están poniendo el ojo sobre el Colectivo y estamos recibiendo muchas propuestas. La idea es estar en lugares donde sentimos que hay sinceridad y que apoyan la causa. Tarde o temprano iba a pasar que las músicas nos uniéramos, nos descubrimos muy únicas y es hermoso el poder transformador que tenemos como mujeres músicas. A mí me encanta contar lo que viví y también lo que tienen de nuevo para aportar las más jóvenes, a todas nos pasa lo mismo, es muy heterogéneo el Colectivo, en estilos y géneros musicales", contó Mercedes.

Entre las músicas que integran la movida se encuentran Yanina Bolognese, Majo Clutet, Sofi Maiorana, Val Rio, Cecilia Moya, Valei Rodríguez Cisaruk, Nati Zambrini, Clara Martin, Celia Martínez, Gabriela Segovia, Simonel Piancatelli, Victoria Virgolini, Flor Croci, Agustina Roldán, Cecilia Monte, Jimena Domínguez, Angélica Angy, Graciela Amato, Evelina Sanzo, Mercedes Borrell y Eugenia Craviotto, entre muchas otras.

Todas las voces reclaman, además, por sus "derechos en los espacios históricamente dominados por varones". Según Irina Cagnín, "el Colectivo también tiene que ver en cómo atravesamos y nos atraviesa la música a las mujeres, en lo personal soy del ambiente del rock, un ambiente más machista. Soy guitarrista y estudie música y fui a la facultad y toco la trompeta o hago los coros, pero siempre quedaba más en las sombras. Pareciera que algunos instrumentos o estilos son sólo de varones, pero el referente a la hora de tocar de una mujer no es cómo toca un hombre. La idea ahora es pensar cada uno y una en su estilo. Una estaba muy inhibida para tocar, entre tanto ambiente varonil, donde pareciera que hay que tocar como ellos, pero la realidad es que las mujeres tenemos otra fuerza y otra sensibilidad diferentes".

Las chicas, además de debatir más, también reconocen estar divirtiéndose. "La estamos pasando bien, no hay competencia entre nosotras ni arriba ni abajo del escenario, este momento es impagable, no hay criticas ni conflictos. Es el momento de luchar con alegría", concluyó la guitarrista Julieta Garat.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario