Escenario

"El cine permite interpelarnos y compartir historias"

Pablo Trapero, que ya superó los dos millones de espectadores con su película, dijo que el filme funciona porque retrata un síntoma de la época.

Lunes 07 de Septiembre de 2015

El director Pablo Trapero se llevó ayer el aplauso de la crítica en el Festival de Venecia con "El clan", un drama basado en hechos reales del pasado, pero que para el realizador constituyen "una alerta" de cómo actuamos en el presente. El filme, que compite por el León de Oro en la competencia oficial, superó este fin de semana los dos millones de espectadores en la Argentina. Además tuvo una recepción soñada en la muestra italiana, a la que Trapero acudió acompañado de Guillermo Francella y Peter Lanzani, los protagonistas del filme. "Las películas siempre te permiten encontrarte con tu presente, si no sería como leer libros de historia. El cine te ofrece la posibilidad de interpelarnos", dijo Trapero.

"Las películas siempre te permiten encontrarte con vos en el presente, si no sería como leer libros de historia. El cine tiene la posibilidad de interpelarnos, de proponernos temas, de compartirnos historias. La fuerza de una película es lo que pasa mientras la ves y cuando sales de la sala", explicó Trapero en rueda de prensa.

"No tendría sentido hacer una película para que todos los que están aquí se pongan a estudiar historia argentina. Hay muchas realidades que pasan hoy en día, que tienen muchos puntos en común con esto que cuenta la película y sobre todo la de la hipocresía. Y esa hipocresía hoy está en los diarios de todo el mundo", señaló.

"Esa mirada donde el problema es siempre de otro y lo resuelve otro es algo que desafortunadamente hoy en día sale en los diarios a cada rato. Y la película puede ayudar a generar ese debate, porque un caso como este es posible porque mucha gente mira a otro lado, hace como que no tiene responsabilidad en las cosas que sí tiene. Esto se aplica en Argentina pero también en muchas realidades fuera de Argentina", destacó el realizador.

"Me siento muy agradecido con el público que se haya animado. La película es un poco demandante para el espectador y probablemente incómoda por momentos", agregó el director, para quien el gran interrogante durante el trabajo era saber qué tipo de público la vería, ya que los más grandes conocen bien los hechos y para los más jóvenes estos sucesos, que se destaparon hace justo 30 años con la detención de Puccio y dos de sus hijos, se remontan a una época muy lejana.

"El clan" se centra en el caso de los Puccio, una familia que vivió en un barrio de clase media de Buenos Aires y durante la dictadura (1976-1983) y en los primeros años de la democracia se dedicó al secuestro de empresarios poderosos y la extorsión por dinero, e incluso acabó asesinando a algunas de sus víctimas. Esta familia, hasta la llegada de la democracia, actuó con total impunidad.

"Se podría decir que esta familia es un síntoma de la época y representa un poco lo que pasaba esos años y se resuelve a partir de la llegada a la democracia", señaló el realizador de "Leonera", "Elefante blanco" o "Carancho".

En su opinión, "El clan" no responde al estilo de películas que la gente se vuelca a ver en Argentina, pero las cifras de taquilla le han demostrado todo lo contrario. Además, en Venecia varios países han mostrado interés en adquirir la cinta.

"La película realmente funciona independientemente de la información que tenga del caso", aseguró el realizador, que aspira a un León de Oro con este trabajo, tal vez su obra más "comercial" hasta el momento.

Bien acompañado. En Venecia acompañaron al realizador los dos protagonistas principales: Guillermo Francella, que toma el rol de Arquímedes Puccio, el perverso jefe del clan, que da vida a un padre manipulador y Peter Lanzani, en la piel de Alejandro, el hijo rugbier que participaba de los secuestros.

El actor se transformó para esta cinta en un psicópata cruel. "Para un actor, explorar desde lo interpretativo algo sustancialmente diferente, poder verme y realmente no reconocerme en ningún fotograma era mi objetivo y el de Trapero", dijo Francella.

En Venecia se encuentran además Pedro y Agustín Almodóvar, que han apoyado desde la producción esta cinta. Se confirma así el olfato de los Almodóvar para el éxito, tras el éxito que tuvieron con "Relatos Salvajes" el año pasado.

"Ojalá podamos seguir formando parte de este cine tan importante y valioso", señaló Agustín, Almodóvar, quien fue esquivo a la hora de explicar por qué no se involucraba también en producciones españolas.

La de Trapero fue la película a concurso que mejor acogida tuvo ayer en Venecia, donde la italiana "A Bigger Splash", de Luca Guadagnino y con Tilda Swinton y Ralph Fiennes en el reparto, tuvo que soportar abucheos (ver aparte), y la francesa "L'Hermine", de Christian Vincent, recibió un tímido aplauso.

"El clan" es el regreso de Pablo Trapero al festival que lo vio debutar en 1999 con "Mundo grúa", una película considerada una de las primeras obras de la nueva ola del cine argentino.

Además de "El clan", la primera de las dos películas en español que concurren por el León de Oro, en Venecia se mostrará otra producción argentina: "Zonda, el folclore argentino", dirigida por el español Carlos Saura.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS