Escenario

"El cerebro humano es el último continente que nos falta descubrir"

Hugh Laurie, el legendario Doctor House, regresa a la televisión con "Chance", un thriller en la que intepreta a un neuropsiquiatra

Jueves 06 de Julio de 2017

Hugh Laurie, el actor británico que dio vida al emblemático Doctor House está de regreso a la televisión con "Chance", un thriller psicológico y provocativo que se mete en la piel del brillante neuropsiquiatra Eldon Chance. La serie, que consta de 10 episodios, se estrena mañana a la medianoche por FOX Premium, en exclusiva para América Latina. Luego de su emisión, cada episodio estará disponible para ponerse al día en el acceso Premium de la App de FOX.

Chance (Laurie), quien cuenta con un largo historial de relaciones con mujeres complicadas, está en pleno proceso de divorcio y haciendo frente a los planteos de su hija Nicole (Stefania LaVie Owen), sin embargo toma la imprudente decisión de tener una aventura amorosa con Jaclyn (Gretchen Mol), una paciente con un posible trastorno de personalidad múltiple quien tiene además un ex marido detective de homicidios, abusivo y celoso, de quien "Chance" debe cuidarse.

Basada en la novela homónima de Kem Nunn y con una segunda temporada confirmada, "Chance" está compuesta por 10 episodios de una hora. Co-creada por el mismo Nunn y Alexandra Cunningham ("Ama de casa desesperadas"), cuenta con la dirección de Lenny Abrahamson ("Frank").

El reparto liderado por Laurie, quien ganó su tercer Globo de Oro por su labor en "El infiltrado", se completa con Ethan Suplee, LisaGay Hamilton, Greta Lee, Stefania LaVie Owen, Gretchen Mol y Paul Adelstein.

Se trata de su primer gran papel en una serie de televisión desde que "House" terminase en 2012, si bien le hemos visto como personaje recurrente en "Veep" y participa en la miniserie "The Nigh Manager", pendiente de emisión.

"Me cautivó mucho la novela. La leí hace unos dos años y el guión me llegó como un año después. Fue una de esas raras ocasiones -no puedo pensar en otra, de hecho- en la que un guión adaptado igualó y quizás hasta superó la novela original. Es un tema que me fascina. La psiquiatría y la neurosis es un área absolutamente apasionante de investigación. También hay algo íntimo y vulnerable sobre estos personajes", destacó Laurie en diálogo con la agencia Associated Press.

Con respecto a la posible similitud que podría haber con el Doctor House, Laurie contó en una entrevista con el diario La Vanguardia de México: "Apenas la terminé de leer me di cuenta de que probablemente nunca iba a poder interpretar a Eldon Chance porque en definitiva era otra historia de médicos. Sentí que no iba a ser apropiado y me olvidé del tema. Pero a la vez, mi sensación era que se trataba de un mundo completamente distinto al de House. Me parecía que no podía ser algo más diferente, por más que estuviera en el mismo mundo terapéutico. En cualquier caso, una vez que el proyecto se concretó, intenté concentrarme en Chance y busqué que la audiencia no se distrajera al encontrar similitudes, algo que yo creo que no abundan, pero son los espectadores los que tienen que decidir si es así o no".

El actor se preparó minuciosamente para el papel: "Hablé con un neuropsiquiatra en Londres. Me pasé todo un día con él. Era un hombre que tendría mi edad y que sabe mucho. Mi padre también era médico, aunque no tenía ninguna especialidad. Le pregunté a este hombre si alguien le demostraba su agradecimiento cuando llegaban las fiestas y él me dijo que no, porque para cada uno de ellos encontrarse con él había sido un momento sombrío. El neuropsiquiatra no cura a la gente. Los que llegan a él están dañados de manera tan irreparable que lo único que puede hacer él es ayudarles a controlar su condición. Nadie sale de su quirófano diciéndole "gracias doctor, estoy curado". Por eso tuve que contemplar cómo debe de ser vivir en un mundo en el que no puedes solucionar nada. Sólo puedes ayudar. Yo no podría tener ese trabajo. Me sentiría terriblemente desmotivado sabiendo que no puedo curar". Y continuó: "Cuando nosotros nos encontramos con Chance, él ha llegado a la conclusión de que, aunque ha empezado con las mejores intenciones, no puede llegar a la gente, no puede resolver nada y entra en una crisis terrible. Creo que algo que todos los seres humanos desean es ser capaces de provocar un cambio, en lo profesional, en lo emocional o en lo social. Darse cuenta de que él nunca será capaz de lograrlo es durísimo para Chance".

A la vez, Laurie destacó lo cautivante que resulta esta profesión. "Estoy verdaderamente fascinado. La neurociencia me parece algo verdaderamente asombroso. Soy simplemente un actor, pero es un tema que siempre me ha llamado mucho la atención, sobre todo porque falta mucho para descubrir. Dentro de 20 años habrá un Starbucks en Marte. Hemos escalado montañas y hemos descubierto lo que está en el fondo de los mares, pero aún no terminamos de entender qué es lo que hay entre nuestras orejas. El cerebro humano es el último continente que nos falta descubrir para poder entender qué es la conciencia y qué es la identidad", sentenció.

Además, el actor dijo que la salud mental es un tema que la sociedad aún no pudo resolver. "La tasa de suicidios es el doble que la de asesinatos. La gente vive aterrorizada de lo que les puede pasar, y es mucho más probable que nos matemos nosotros mismos a que lo haga otra persona. Eso habla del increíble dolor y sufrimiento que provocan las enfermedades mentales, y ese es un tema que me fascina. Creo que esa fue la razón por la que me interesé por este proyecto de entrada", concluyó Laurie antes del estreno.

un mundo de tensión. Los pacientes que llegan a Chance están dañados de modo irreparable.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS