Escenario

"El celular se ha vuelto amigo y espía"

Felipe Colombo cuenta los detalles de la obra que critica a las redes sociales y que sube a escena hoy en la Plataforma Lavardén.

Domingo 22 de Abril de 2018

Felipe Colombo y Agustín Sierra, quienes ya habían trabajado juntos en "Chiquititas" y "Rebelde Way", junto a Stéfano De Gregorio protagonizan "Desesperados", una obra que crítica la desconexión humana en la era de la comunicación. La puesta, escrita por Fernando Ceylao y adaptada por Jorge Schussheim, cuenta con música de Martín Bianchedi, coreografía de Agustina Seku Faillace y dirección de Lía Jelín.

La comedia, que a través de estos 3 actores muestra a más de 30 personajes, aborda el rol de las redes sociales en el mundo moderno.

"Desesperado" nace de esa temática y crea una red de personajes al estilo que el cine llama "película panorámica", como las de Robert Altman o de Paul Thomas Anderson ("Boogie Nights" o "Magnolia", donde varios personajes se cruzan e innumerables tramas se desarrollan en paralelo. Además de los encuentros al azar, lo que suele unir a los personajes es la temática: la desesperación.

"Abrís Instagram y la gente está desesperada para exhibir una vida ostensiblemente productiva, feliz y sana. En Facebook todos desesperados para gritar sus opiniones ejemplares, posiciones políticas, los hechos maravillosos de sus hijos precoces y superdotados y las incontables victorias profesionales. En la calle la desesperación es por llegar al destino, para evitar la espera, para no dejar al otro pasar por delante. En el trabajo desesperados por no ser despedidos ni ganar menos que el compañero. En el gimnasio desesperados por mantenerse en forma", reza el argumento de esta obra que sube a escena hoy, en Plataforma Lavardén (Mendoza y Sarmiento).

Antes de su estreno en Rosario, Colombo dialogó con Escenario sobre el rol del celular en la vida cotidiana, los peligros de las redes y lo que uno muestra de uno mismo: "No sos todo el tiempo tu yo más sincero, sería muy arriesgado estar mostrando el alma todo el tiempo", sentencia el ex Chiquititas y Rebelde Way.

—¿De qué se trata esta obra? ¿Cómo funciona el juego de roles?

—La experiencia que tuvimos en Buenos Aires fue excelente. Es una obra muy particular en la que interpretamos más de 30 personajes entre los 3, trabajamos con carteleras, y movemos nosotros mismos la escenografía, lo cual hace que la obra sea muy dinámica. Entrecruzar las historias de estos personajes hacen que la obra sea muy entretenida y que esté siempre al borde del error. Y las historias de los personajes son muy graciosas. Las narraciones hablan de cómo vivimos desesperados e hiperconectados, hablando con seis personas a la vez, pero sin poder conectar con la persona que tenemos al lado, o viviendo rodeados de gente, pero sintiéndonos solos.

—Sos de la generación que vivió la era sin y con celular. Tenés 167 mil seguidores en Instagram, ¿sos adicto a las redes, o preferís mantenerte en el mundo más real?

—Sí, vivimos toda la transición. De hecho, "Rebelde Way" fue el primer programa de televisión que utilizó los mensajes de texto en el programa ya que uno de los sponsors era una empresa de telefonía y querían promocionar la novedad de los mensajes. Hablo de los celulares anteriores al Startac, esos que tenían el juego de la viborita (risas). Creo que a mi generación (tengo 35), nos pega por momentos, a veces usamos mucho las redes y otras no. Instagram me gusta, y lo podés usar desde un lugar creativo, para el trabajo. Pero con Facebook nunca me enganché.

EM_DASHActualmente, ¿el ser humano está fragmentado en dos; una versión para las redes sociales y otra para la realidad?

—Creo que las redes sociales han exacerbado todo eso. Depende de la red social; en Twitter la gente se queja de la vida, y en Instagram, como hay más imágenes, se muestran cosas lindas. Creo que las redes son como la vida, el ser humano es un vocero de uno mismo. No sos todo el tiempo tu yo más sincero, sería muy arriesgado estar mostrando el alma todo el tiempo. Hay gente muy tímida y las redes los ayudan a conectar con otra gente del mundo, a abrirse a opinar. Las redes tienen ese doble filo que es interesante. El paradigma de las comunicaciones es trascendental para las generaciones que vienen. Sí creo que por momentos las redes son invasivas; mientras tomás un café con alguien, te llegan notificaciones, alertas de trabajo, un chiste de un amigo. Esa situación es difícil de resolver, por eso hay formas como amigos que se juntan a cenar y dejan los teléfonos de lado, y el primero que lo agarra paga la cena.

EM_DASHO el caso de la película "Perfectos desconocidos", que ahora va a dirigir Guillermo Francella en teatro, que trata de 4 parejas que se reúnen y comparten las comunicaciones que llegan a sus teléfonos en ese momento y se arma...

—Claro, el celular se ha vuelto en compañero, un espía, un entretenimiento. Como padre de una hija de 8 años, prohibirle el uso de la tecnología va en contra de algo que para ella es natural, así que trato de estar un paso adelante para prevenir cosas.

—¿Cómo sigue tu año?

—Voy a seguir de gira con esta obra y además, estoy ensayando otra, dirigida por Lía Jelín, que se llama "Los martes orquídeas", basada en la película protagonizada por Mirtha Legrand. Es una comedia blanca de la década del 40 con el Tano Ranni y un gran elenco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario