Escenario

"El candombe corre por nuestro eje central, es parte de nuestra esencia"

Fattoruso habló sobre la vuelta a los escenarios de esta suerte de supergrupo que reúne a grandes referentes de la música uruguaya.

Viernes 04 de Septiembre de 2015

En 2011, cuatro referentes de la música rioplatense se juntaron en los míticos Estudios Sondor de Montevideo para grabar un disco que revitalizaba la esencia de los sonidos uruguayos: una mezcla de candombe, jazz, funk, fusión y samba en un perfecto y sereno equilibrio. Ellos eran los hermanos Hugo y Osvaldo Fattoruso, Leonardo Amuedo y Daniel Maza, y el disco llevó el nombre de esta suerte de supergrupo: Cuarteto Oriental. Cuando falleció Osvaldo Fattoruso, en julio de 2012, la banda quedó en suspenso, pero este año volvieron a los escenarios para desplegar su técnica y su sensibilidad. "No queríamos desaparecer. Nos gusta mucho este proyecto", dijo Hugo Fattoruso en charla con Escenario. El pianista y compositor, que está considerado uno de los músicos más importantes de Latinoamérica, también aseguró que su hermano Osvaldo es "irremplazable", pero al mismo tiempo destacó la presencia del nuevo batero, Fabián Miodownik, que es "como de la familia" y estudió con grandes maestros.

El Cuarteto Oriental llega hoy a Rosario para presentarse, a las 21, en Distrito Siete, Ovidio Lagos 790. El grupo tocará los temas de su disco homónimo, editado en 2012, y también mostrará material nuevo. "Daniel Maza compone todo el tiempo y yo también", contó Fattoruso. "Vamos a tocar un tema que se llama «Afro exprés», que compuse con (el percusionista japonés) Yahiro Tomohiro. Y también hacemos algo de Eduardo Mateo", adelantó.

El valor de la experiencia. A los integrantes del cuarteto le sobran pergaminos. Fattoruso fue parte de Los Shakers y de Opa, y colaboró con artistas de la talla de Chico Buarque, Milton Nascimento, Jaime Roos, Rubén Rada y Djavan. El guitarrista Leonardo Amuedo forma parte de la banda de Ivan Lins y compartió escenarios con Caetano Veloso, Hermeto Pascoal, Herbie Hancock, David Finck y Alex Acuña, entre muchos otros. El bajista Daniel Maza es conocido por haber tocado junto a Mercedes Sosa, Celia Cruz, Luis Salinas, Edelmiro Molinari, Jairo y Kevin Johansen. Y el baterista Fabián "Sapo" Miodownik, el más joven del grupo, estudió con Osvaldo Fattoruso, Martín Ibarburu y Sergio Verdinelli.

"Para mí Amuedo es uno de los guitarristas más finos del planeta tierra, atraviesa las fronteras, es un guitarrista y medio", dijo Fattoruso. "Admiro profundamente a Daniel Maza, cómo cumple la función de contrabajista y cómo te lleva al grupo. Tocar con ellos es una alegría, es una garantía, podés ir con los ojos cerrados. Y Fabián es un baterista fabuloso, conoce perfectamente cómo nos movemos, es un músico con mucha sensibilidad. Es muy fácil y natural tocar con ellos", aseguró el tecladista.

Buscando la "uruguayés". La idea del Cuarteto Oriental partió de Leonardo Amuedo. "El insistió mucho para que nos juntáramos a tocar", dijo el compositor y multiinstrumentista. Pero también recordó el papel fundamental de Leandro Quiroga, un conocido manager y empresario del mundo de la música. "El fue el que nos invitó a tocar por primera vez en el fabuloso «Medio y medio», un restaurante agreste hermoso que está en Portezuelo, a 30 kilómetros de Punta del Este. Este año el restaurante está cumpliendo 20 años y es conocido por los shows que presenta. Ahí tocaron músicos muy grosos como Spinetta, Fito Páez y Hermeto Pascoal", relató. "Quiroga además produjo nuestro disco, así que es uno de los grandes impulsores del grupo", agregó.

Fattoruso afirmó que el cuarteto no tiene una búsqueda sonora definida, pero Amuedo dijo una vez que el objetivo del grupo era hacer música con la mayor "uruguayés" posible. ¿Qué significa esa "uruguayés"? ¿Cómo se define? "Viene por el lado del candombe, que corre por nuestro eje central, que es parte de nuestra esencia" respondió el pianista. "En realidad estamos tocando candombe sin tambores, con la guitarra, el bajo y la batería. Y no hacemos temas de jazz, aunque tenemos la impronta del jazz por la improvisación. Nosotros hacemos improvisación sobre la estructura del tema", aclaró.

El ex integrante de Los Shakers y Opa dio una visión optimista sobre el panorama de la música uruguaya actual. "Uruguay parece una canilla abierta, salen músicos por todos lados, salen de abajo de las baldosas. Está lleno de grupos, de distintas propuestas, algunas conocidas y muchas desconocidas", señaló. No quiso dar nombres de músicos emergentes, porque enfatizó que son desconocidos para la mayoría, pero comentó: "A mi casa vienen jóvenes que me dicen: «Quiero tomar clases contigo». Pero cuando los escucho tocar me parece que yo tendría que estudiar con ellos", dijo entre risas.

Trabajar a full. A sus 72 años, Hugo Fattoruso se mantiene en plena actividad. Se presenta como solista, toca con el grupo Rey Tambor y forma parte de Dos Orientales junto a Yahiro Tomohiro. También integra el Ha Dúo con Albana Barrocas, y ahora están trabajando en su segundo disco. "Con cada proyecto edito discos y compongo un montón", contó. "La música fluye en mi manera de expresarme. Yo vivo de la música, por la música y para la música", aseguró. "La música es mi casa, la cuido, la limpio y vivo ahí. Me acompaña en forma de tango, de milonga, de chacarera, en forma de todas las músicas folclóricas que me gustan: de Japón, de India, de Perú, de Bolivia, y así te puedo nombrar cien países", expresó.

En ese contexto de trabajo intenso, no es fácil encontrar espacio para grabar un nuevo disco del Cuarteto Oriental. "Tenemos que coordinarlo. Somos muy inquietos y tenemos una gran cantidad de ideas. Pero estamos grabando siempre con los distintos grupos que tenemos", admitió el multiinstrumentista, que para el mes que viene ya tiene programada un gira de 50 días por Japón y Malasia con el dúo Dos Orientales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS