Escenario

El Bordo, un ritual que celebra al rock

El líder de la banda, Ale Kurz, dijo que este año el grupo logró evolucionar en vivo. Esta noche se presentan en Willie Dixon, a las 22, en Suipacha y Güemes. 

Sábado 22 de Diciembre de 2012

“Siempre fuimos una banda de rock, y el rock es lo que más nos une”, dice Ale Kurz, el líder de El Bordo. Sin vueltas. Sin complicaciones. Riffs potentes y estribillos para ser coreados por una multitud. La banda que ya suma 14 años de historia se terminó de consagrar en 2006, cuando llenó su primer Obras, y hoy es uno de los grupos más sólidos y convocantes de la escena argentina. El combo formado por Ale Kurz (voz y guitarra), Diego Kurz (guitarra y coros), Leandro Kohon (armónica y teclados), Pablo Spivak (bajo) y Miguel Soifer (batería y percusión) está cerrando el año con la edición de “Vivo en lo que pensás”, su primer CD y DVD en vivo, y este es justamente el material que presentará esta noche, a las 22, en Willie Dixon, Suipacha y Güemes.

   “Los shows en vivo son la parte más fuerte de la banda, y queríamos transmitir eso”, dijo Ale Kurz sobre la decisión de sacar un disco en directo. “Además tenemos cinco CDs de estudio, era un buen momento para hacer una elección del repertorio, teníamos más de 50 canciones para elegir. Gracias a Dios estamos tocando bastante, y este año la banda evolucionó en vivo. Notamos que las canciones van adquiriendo nuevas formas, en zapadas y en climas, y nos parecía que estaba bueno mostrarlo ahora”, se explayó.

   Por su sonido y su estilo, El Bordo siempre fue comparado con La Renga y Los Piojos. Sin embargo, el líder del grupo trata de poner cierta distancia con estos paralelismos. “Yo me siento muy alejado de esa comparación. A mí no me gusta que me comparen con nadie, siento que es una presión que no merezco, pero si se refieren a esas bandas no me molesta, porque son dos bandas que me gustan”, aclaró.

AMPLIANDO EL HORIZONTE. Kurz agregó que, con el paso de los años, el grupo amplió mucho el horizonte de sus influencias. “La mayoría de nosotros somos muy melómanos, y eso se cuela en la música. Pero siempre fuimos una banda de rock, y el rock es lo que más nos une. Escuchamos mucho rock de los 70, de los 60, y el grunge de los 90 también nos identifica”, señaló. También aseguró que la asociación del grupo al llamado rock barrial “no pasa tanto por la música, sino por la forma de festejar que tiene el público en los recitales. Nuestros shows se viven de esa forma enérgica, la gente canta todos los temas, baila, salta y arma todo un ritual”, explicó.

   En el marco de la escena actual del rock argentino, el cantante dijo que El Bordo se siente cerca de grupos como Cielo Razzo, Las Pastillas del Abuelo y Los Gardelitos. “Son bandas de nuestra generación y nos une el amor por la música. Las respeto mucho porque van con la suya a muerte y ponen sus convicciones por delante de todo. Yo me siento muy identificado con ellos”, aseguró.

   El Bordo siempre mantuvo una actitud de banda independiente, pero al mismo tiempo tuvo la oportunidad de editar tres discos con una compañía multinacional. “Fue una buena experiencia”, remarcó Kurz. “Nosotros veníamos laburando bien de forma independiente, los discos se estaban empezando a vender bastante. Cuando apareció Warner, ellos se asociaron a lo que veníamos haciendo. No buscaron cambiar nuestra forma de trabajo. Nos ayudaron a llegar al interior, a llevar los discos a lugares donde nosotros no podíamos llegar por nuestra cuenta. No lo sentimos como algo que nos coartó, al contrario, fue algo que nos potenció”, afirmó.

   El grupo también se caracteriza por sus convicciones firmes. Y en ese sentido prefirió decirle no a los festivales sponsoreados. “Cuando nos invitaron no nos seducía la propuesta. Nos parecía que no nos íbamos a poder explayar de forma correcta para hacer valer lo que nosotros teníamos. No nos cerraba tocar muy temprano, sin probar sonido y teniendo que hacer una lista de temas que no supere los 20 minutos. Para eso preferimos seguir tocando en los lugares que ya conocemos y no meternos en donde no nos sentíamos valorados”, argumentó el cantante.

   El único festival donde la banda siempre se siente cómoda es en el de Cosquín, y de hecho el grupo se presentará allí en febrero próximo. Después comenzará a preparar su sexto disco de estudio.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario