Escenario

El Bafici coronó "Mi última aventura", en una edición con gran convocatoria

El cortometraje argentino resultó ganador en la competencia internacional. Se agotaron más del 70 % de las funciones presenciales

Lunes 29 de Marzo de 2021

El Bafici finalizó ayer con una gran convocatoria y con algunas alegrías para los realizadores y actores argentinos. El cortometraje “Mi última aventura”, dirigido por los realizadores Ezequiel Salinas y Ramiro Sonzini, ganó el Gran Premio de la competencia internacional del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente, en tanto que “Implosión”, de Javier Van der Couter, se llevó el Gran Premio de la Competencia Argentina. En tanto, en el apartado de la Competencia Americana, el Gran Premio fue para la mexicana “Cosas que no hacemos”, de Bruno Santamaría Raz.

  Con gran convocatoria de público, más del 70% de funciones presenciales agotadas en cada una de las 27 sedes y más de 105 mil espectadores de manera virtual desde sus casas o dispositivos electrónicos, la 22ª edición del Bafici redondeó una cita cinéfila más que satisfactoria.

  Esta edición salió al reencuentro del cine y su público, transformándose además en una herramienta indispensable para el incentivo y la reactivación del sector. Durante 12 días, público adulto e infantil disfrutó gratis, de manera segura y siguiendo los protocolos sanitarios correspondientes, de 92 largometrajes, 143 cortometrajes, más actividades y talleres especiales sobre lo más innovador y de vanguardia del cine argentino y mundial.

  La cinta ganadora en el plano internacional, titulada “Mi última aventura”, de 15 minutos y dirigida por Ezequiel Salinas y Ramiro Sonzini, narra la historia de un chico pobre que decide dejar de serlo y, junto a su amigo, intenta huir llevándose un bolso lleno de dinero de su jefe.

La última noche en su ciudad natal es un repaso a modo de despedida de los dos amigos por los lugares, la emoción y algunas de las canciones que marcaron sus vidas.

  El festival, que se extendió desde el 17 al 28 de marzo, presentado por el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, concluyó ayer con la proyección en la Sala Leopoldo Lugones y en el cine Gaumont de la película argentina “No va más”, del Rafael Filippelli, un filme que fue premonitorio de los aislamientos que generó la pandemia a partir de un relato personal realizado antes de las etapas de aislamiento.

  Más allá de las distinciones oficiales, también se entregaron premios no oficiales, como en cada edición. Entre estos, la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina (ACCA) le dio el lauro a la Mejor película de la Competencia Argentina para “Algo se enciende”, de Luciana Gentinetta; y el FIPRESCI (Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica) destacó como Mejor película de la Competencia Americana a “Directamente para video”, de Emilio Silva Torres (Uruguay/Argentina). Y el Premio Flow al cine argentino fue para “Una casa sin cortinas”, de Julián Troksberg, en la categoría largometraje, y para “Fabián canta”, de Diego Crespo, en cortometraje.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS