El ascenso de una mujer a la presidencia en clave de comedia

Charlize Theron y Seth Rogen, un experto en el género, protagonizan el filme "Ni en tus sueños". "Simpatizo con los políticos que tienen una gran ética", dijo la actriz.

Miércoles 12 de Junio de 2019

Charlize Theron se pasa a la comedia romántica en "Ni en tus sueños", un filme en el que pone en primer plano el empoderamiento de la mujer junto a un romance para el cual la acompaña Seth Rogen. La actriz ganadora de un Oscar por "Monster" interpreta a Charlotte Field, una aspirante a la presidencia de Estados Unidos, un cargo que, según dijo, debería haber sido realidad hace mucho tiempo.

"Ya vamos tarde. Ya deberíamos haber tenido varias. Llegamos tarde a la fiesta", dijo la actriz sudafricana cuando medios europeos le preguntaron si en algún momento habrá una mujer al frente de la Casa Blanca.

"Soy una gran simpatizante de los buenos políticos, de aquellos con una gran ética. Y apoyo especialmente a las mujeres que han demostrado ser revolucionarias en la política, pero yo no tengo el deseo o la pasión de involucrarme en algo así", afirmó.

Embed

Theron, cuya carrera se caracterizó casi siempre por sus papeles dramáticos o de acción, se lanza a la comedia este filme que cuenta con un coprotagonista especializado en el género como lo es Seth Rogen, que fue el principal motivo por el que la artista quiso participar en el proyecto.

"Quería trabajar con él, aunque no pensé que fuera a ocurrir realmente. Admiro absolutamente lo que hace, pero nunca he tenido ese tipo de oportunidades en mi carrera y las que he tenido no las vi adecuadas. Para ser completamente sincera, nunca pensé que haría una comedia romántica. No es lo mío", reconoció Theron.

"Hice otro tipo de comedias, mucho más oscuras", señaló la intérprete, en alusión a títulos como "Tully" o "Adultos jóvenes", pero en este caso, conectó "estupendamente" con Rogen y trabajaron durante cinco años en pulir el guión definitivo de la historia.

En la película, Theron encarna a Charlotte Field, una de las mujeres más influyentes del mundo, que sopesa la posibilidad de dejar su trabajo como secretaria de Estado para presentarse como candidata a la presidencia de Estados Unidos. En ese momento se reencuentra con Fred Flarsky (Rogen), un periodista nada conformista al que cuidó cuando era niño.

Flarsky logra conquistarla con su idealismo y humor desinhibido, y Field decide contratarlo para escribir sus discursos de cara al público, lo que supone el comienzo de una relación que pasará por todo tipo de anécdotas y sucesos.

"Le dedicamos mucho esfuerzo para que la historia fuera oportuna y atemporal. Queríamos algo que se sintiera fresco, que se pueda ver en 20 años y la gente diga que ha envejecido bien", comentó Rogen.

"Como yo...", apuntó entre risas Theron, de 43 años. "No como yo. Yo era más joven que ella cuando empezamos a desarrollar la película. La sobrepasé durante el transcurso del rodaje", continuó Rogen, de 36 años.

Los dos actores se implicaron mucho en el proyecto y ejercen como productores del filme dirigido por Jonathan Levine, otro especialista de la comedia y director habitual de series de televisión.

Para Rogen fue un placer asumir un rol más secundario en una historia que se desarrolla en la primera línea política del país, donde generalmente las mujeres han sido relegadas a un segundo plano en la ficción.

"Hemos colocado a una mujer en una situación de poder y mi personaje ejerce como apoyo. Ayudá a la mujer que amás no es un mensaje que abunde. De hecho, suele ser al revés, especialmente en esta temática", sostuvo Rogen, quien reconoció que la película se llamaba originalmente "Flarsky" y que decidieron cambiar el título porque la historia no gira en torno al personaje masculino.

Para Theron, el gancho fue elaborar "algo moderno y contemporáneo, con personajes que fueran cercanos a la gente". "Queríamos ponerles muchas complicaciones en su relación", indicó la protagonista de "Mad Max: Fury Road" o "Atomic Blonde", quien se vio identificada con las dificultades de su personaje para conseguir que todas las piezas encajen en su vida.

"En la vida real soy como cualquier otra madre", afirmó la actriz, que tiene dos niñas afroamericanas adoptadas. "Tratás de equilibrar todo. Es cierto que viajo mucho, pero cuando hablo con otras madres en la escuela, veo que muchas están en circunstancias similares. Buscás un balance entre tener tu independencia, ser una buena madre y estar ahí para tus hijos. Me alivia saber que no estoy sola", declaró.

En cuanto a su trabajo, aseguró que todas las elecciones que toma le dan miedo. "Cada vez que empiezo un rodaje tengo la sensación de que me van a despedir. Y creo que tener ese miedo es bueno. No quiero ser complaciente en mi vida. Quiero retos. No busco comodidad. Necesito esa ansiedad y esa adrenalina cada mañana", finalizó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});