Escenario

El amor y el alto rating sellaron el emocionante final de "Graduados"

Andy y Loly coronaron su romance remorando la primera noche en la misma camioneta. La tira culminó con varios guiños a los años 80 y ayer obtuvo 32.3 puntos de rating.

Jueves 20 de Diciembre de 2012

El amor también se graduó. "Graduados" culminó anoche y ratificó la esencia de la tira: esa mixtura de personajes entrañables en una historia nostálgica y con el amor y la amistad como banderas inquebrantables. Andy y Loli terminaron juntos, tenía que ser así.

Todo comenzó con Marley, como personaje de la tira y también como conductor de una previa en el Gran Rex, de una soporífera hora, que hasta incluyó alfombra roja en medio de una intensa lluvia que atravesaba la pantalla.

Las historias se fueron cerrando de a una y con algunas sorpresas. "Jugate por lo que querés", le dijo la hermana de Andy en lo que él entendió como su primera frase célebre. Y el protagonista fue en busca de Loli, temiendo que el avión salga antes de su llegada. Pero el misterio no se develará hasta después.
 
Pablo no se había muerto, sólo fue un golpe y nada más. Le sirvió de paso para darse cuenta que Jimena Benítez o Patricia es el amor de su vida y decidirá pasar el resto de sus días junto a su Porotito. Hay un flashback de la infructuosa relación que tuvieron cuando eran estudiantes y de las burlas hacia la obesidad de Jimena. El le pide perdón entre lágrimas, compiten por quién se ama más y juntarán perdices.
 
Vero sigue con su radio y su soledad, como dos compañeras inseparables, quizá más que Andy y Tuca, que espera un hijo de Vicky, y vive un momento impensado. Con "Seminare" de fondo y la frase "no hay pociones para el amor", Vero larga una sonrisa ambigua y queda la melodía flotando.
 
Loli se despide de su padre y su hijo en el aeropuerto y cuando ya parece que se iba de viaje, llega corriendo Andy para impedirlo, en un lugar común que podría haber sido evitado. Ahí la música vuelve a ser protagonista con "La mirada del adiós" y entonces "Graduados" vuelve a sacar diferencia sobre las telenovelas obvias.
 
La escena se traslada meses después, con el negocio de los knishes de Danna cada vez mejor, y también cada vez mejor la relación con Elías, quien le pide a su esposa, insólitamente, que no cambie nunca.
 
Clemente está instalado nuevamente en su sillón de presidente de McCan, con Mario como su hombre de confianza, y con la bella Juana López Echagüe como su pareja oficial. Martín, el chaboncito, ahora se dedica a la pintura, y no tiene mejor idea que hacerle un retrato a Luna, desnuda, en medio del parque. Una pinturita hecha romance.
 
Augusto sigue tomando su leche en cajita, y con un trabajo que le permite viajar por el mundo, con una mujer en cada puerto. Jimena volvió a ser gorda, aunque no como antes, y el amor con Pablo está a full.
Andy se encuentra con su hijo, le confiesa que su viaje a Machu Picchu no es una cuenta pendiente y que lo hará cuando tenga que ser. En la conversación se desprende que lo que más le interesa es conocer noticias de su madre.
 
Y cuando el televidente ganaba impaciencia por el destino de Loli, aparece ella, de regreso de su viaje a la India, hablando con Vicky y contándole que volvió convertida en "una nueva mujer, con la energía cambiada". Pese a todo, lo primero que hace es indagar sobre Andy, o sea que el amor está latente.
 
El cierre llega con la organización de la fiesta de veinte años de los graduados del Instituto Nacional. Y es el lugar propicio para el gran encuentro. Un flashback linkea con el día de la graduación, en que la directora daba el discurso de despedida y les pedía que "ojalá sean fieles a sus sueños".
 
Antes, Vero,Tuca y Andy cuestionan un poco su tan mentado pacto de amistad, pero se dan cuenta que siguen juntos, y eso es lo que cuenta. "El pacto sigue vivo" cantan a trío.
 
Y la fiesta de graduados servirá como ambiente propicio para el encuentro de amigos y compañeros de los años mozos. Y también para el esperado cruce de Andy y Loli. Pero antes, Charly cantó "Los dinosaurios" y las manos de la pareja central se encontraron. Después salieron de allí, como en aquella noche, y terminaron en la camioneta de Vero. Juntos comenzaron un nuevo camino, sobre una ruta de sueños por cumplir.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario