Escenario

"El amor es algo que va más allá del cuerpo físico o del género"

Se estrena “La chica danesa”. Eddie Redmayne, el protagonista del filme nominado a cuatro Oscar, habla de su rol que representa al primer caso de cambio de sexo. Mirá el trailer.

Jueves 18 de Febrero de 2016

Tras impresionar a la crítica y al público con "Los miserables" (2012) y "El discurso del rey" (2013), Tom Hooper regresa para dirigir "La chica danesa", la extraordinaria historia de Lili Elbe, una de las primeras personas del mundo en someterse a una cirugía de cambio de género. El filme, que se estrena hoy en los cines rosarinos, relata el drama basado en la verdadera historia de Einar (Eddie Redmayne) y Gerda Wegener (Alicia Vikander), un matrimonio de artistas daneses que disfruta de su éxito en el bohemio círculo cultural de Dinamarca a inicios del siglo pasado que comienza a transitar una metamorfosis física y espiritual. "Es el retrato de un matrimonio que vive un profundo cambio con el amor como guía", explicó el director.

El filme tiene cuatro nominaciones a los Oscar que se entregan el próximo 28 febrero en las categorías mejor vestuario, mejor diseño de producción, mejor actriz de reparto (Vikander) y mejor actor protagonista (Redmayne). Es la segunda vez que el británico puede llevarse la estatuilla después de ganarla por interpretar a Stephen Hawking en "La teoría del todo" el año pasado.

La pareja de artistas vive un cambio radical cuando un día, de casualidad, Einar se pone en el papel de modelo frente a su esposa. Ante la ausencia de la modelo original y la urgencia de terminar una pintura, Einar accede a probarse un par de medias de seda y unos zapatos de tacón para que Gerda pueda completar una pintura que debía entregar con urgencia. Pero lo que había empezado como una desinteresada ayuda pasa a convertirse en un juego de roles, en el que el artista se expone en público vestido de mujer. Este hecho sería el punto de partida hacia una compleja metamorfosis física y emocional, en la que el actor se luce con una extraordinaria técnica para asumir un rol de distintos niveles, a partir de la expresión y la emoción que parte de la exploración sensorial.

Redmayne explicó que la transformación en Lili fue progresiva. "La verdad es que no fue un momento en particular; fue una especie de evolución. No fue hasta que llegué al rodaje por primera vez caracterizado como Lili... Y de pronto, sentí la mirada fija de otras personas. Me sentí incómodo, y supongo que tuvo que ver con sentirme juzgado", contó el protagonista.

Lado femenino. El director destacó la valentía de Lili para someterse a una operación que, en aquellos tiempos en los que ni siquiera se había descubierto la penicilina, suponía "un riesgo de muerte muy alto".

"Este tipo de operaciones eran pioneras, experimentales", apuntó. Hooper también subrayó que desde que leyó aquel guión que tanto le impresionó supo que Redmayne "era el actor adecuado" para protagonizar la película. Un hombre con el que ya había trabajado cuando era muy joven en "Elizabeth I" y más recientemente en la adaptación de "Los Miserables".

"Eddie tiene un lado femenino que me despertaba cierta curiosidad y ha interpretado antes a personajes femeninos como Viola en "Noche de Reyes" y pensé que podía ser interesante explorar ese lado más profundamente", afirmó Hooper que destaca también el excelente trabajo de Vikander, "una de las grandes estrellas emergentes que tiene una gran carrera por delante".

De artista introvertido, Einar empieza a marcar distancia con su arte, para convertirse en la musa que inspira la obra de su esposa, y consigo mismo, en la medida en que empieza a revelarse una identidad latente y contraria a la normatividad social y biológica. En esa búsqueda de identidad, que además marcó un hito en la historia de la comunidad transgénero, Vikander no solo acompaña el trabajo de su colega sino que pese a los pocos riesgos narrativos se roba el protagonismo al apropiarse del conflicto con una avasalladora interpretación.

La identidad de género en una época y en una sociedad de dogmática moral, es el tema de reflexión que el director aborda con una meticulosa puesta en escena. Redmayne habló con mujeres transgénero para preparar el papel y destacó la empatía como el ancla del amor que se profesan Einar -después Lili- y Gerda. "Las personas que conocí y las experiencias que compartieron conmigo me cambiaron. Estoy muy agradecido por eso", expresó Eddie. El actor también destacó que el profundo amor tiene la pareja no se ve afectada por el cambio de género. "El amor es algo que va más allá de los cuerpos físicos o del género. En realidad es algo sobre las almas".

El director también develó qué hace que Redmayne sea un actor extraordinario: "El entusiasmo de Eddie es el combustible que lo conduce a increíble niveles de conciencia y trabajo duro. Al momento de filmar, Eddie tiene una gran libertad. Esa es una de las cosas que lo define como un gran actor, la habilidad de trascender completamente su ansiedad cuando se enciende la cámara".

"La película explora el amor incondicional, y una generosidad y compasión que es realmente extrañas", destacó Hooper sobre esta drama real que conmovió al mundo.

Prohibida en países árabes prohiben

El estreno de “La chica danesa” fue prohibido en varias naciones árabes ya que representa una “apología de la depravación”. La película de Tom Hooper que narra la historia verídica de Einar Wegener, el afamado artista danés que a principios del siglo pasado se convirtió en la primera persona que se sometió a un cambio quirúrgico de sexo, generó polémica en los países árabes. En Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Omán, Kuwait, Baréin, Jordania y Qatar, ordenaron eliminar el filme de las carteleras, en tanto entienden es una “apología de la depravación”. Los estudios Universal aún no se han expedido sobre la medida musulmana que despertó la polémica.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario