Escenario

Dura réplica de Benjamín Avila a El País de Madrid

El cineasta dijo que "comparar Montoneros con ETA es digno de alguien que no sabe, que no quiere saber o que manipula la historia".

Miércoles 26 de Diciembre de 2012

"Comparar a Montoneros con ETA es de una ingenuidad y simplificación digna de alguien que no sabe, que no quiere saber o que manipula la historia". Así se manifestó el cineasta Benjamín Avila, autor de la multipremiada película "Infancia clandestina", en una carta pública en la que desmintió una columna de opinión publicada por el matutino El País, de Madrid, en la que relacionan a Montoneros con militantes del ETA.

El 18 de diciembre, el diario El País publicó una nota a propósito de "Infancia clandestina" con una columna de opinión titulada "¿Y si fueran etarras?", reproducida por el matutino La Nación dos días después.

En la nota cuestionada por Avila, Francisco Peregil hace una serie de comparaciones entre la historia del grupo Montoneros según el ángulo de observación elegido por el director argentino para su filme, con referencias autobiográficas, y la del grupo vasco ETA durante la dictadura franquista.

Dice Avila que al pedir derecho de réplica se le ofreció una alternativa reducida a 200 palabras, menor a la del artículo y no en la misma sección sino en la dedicada al correo de lectores, que él no aceptó y por esa razón respondió con esta carta.

"Ante la manipulación mediática e ideológica de la información, quienes estamos involucrados tenemos la obligación de denunciar y aclarar de qué estamos hablando, porque parece que a la derecha le da miedo decir explícitamente sus intereses", puso como prólogo.

"En la Argentina se viven momentos donde el periodismo tuvo que asumir su ideología ante el análisis constante del discurso mediático por parte de la comunidad y de los propios medios. Es interesante saber que el periodismo, en mi país, ya asume abiertamente en casi todos los medios (algunos les falta clarificar su discurso) su postura ideológica", agregó.

En otro párrafo, expresó: "Eso sincera el discurso y los intereses de cada uno de quienes exponen ideas y análisis personales y no verdades. Una frase que se está erradicando es que el periodismo es objetivo; en mi país ya se sabe que no es posible. Es de una ingenuidad notable a esta altura de la historia y del siglo creerlo".

"Por eso mi frase: `la pretensión de objetividad por parte de cualquier persona es un acto de soberbia`. Parto desde esta base para hablar que la nota referida es más una postura ideológica que un análisis de situación o en su defecto es un análisis ideológico", afirmó Avila.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS