Escenario

Dos registros de chamánica atracción

Domingo 31 de Diciembre de 2017

A mí me gustaron dos discos argentinos, uno con bastante repercusión en la prensa especializada porteña, y el otro con escasa difusión. El primero es "Agua ardiente", el nuevo álbum de Los Espíritus, el sexteto liderado por Maxi Prietto y Santiago Moraes, un conjuro a base de blues, psicodelia y toda la tradición del rock nacional. El otro disco es "La San Llamarada", del entrerriano-rosarino Pablo "Pol Nada" Jacobo, que con su original unión de folclore argentino y pop experimental rindió homenaje a su coterráneo Linares Cardozo. Ambos registros no son trabajos crudos ni simples sino que tienen una gran producción, pero lo más importante es que son discos que a partir de una oscuridad poderosa, cuasi chamánica, prenden fuego nuestros cuerpos y hacen bailar libremente a nuestras almas. Pol Nada logra un trabajo casi antropológico, de búsqueda de la musicalidad del poeta que alguna vez vivió a 500 metros de su antiguo hogar y de encuentro con un sonido propio tan orgánico como profundo en su sutileza. Capa tras capa de efectos, el nuevo trabajo de Los Espíritus es hipnótico; todo lo que de musicalidad, voces, producción y letras tenía el grupo de La Paternal tiene en "Agua ardiente" una evolución notoria. Al borde del disco definitivo.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario