Escenario

Dominados y dominadores de acá nomás

En el teatro Odiseo y dirigido por Carlos Chiappero, se retoma el clásico de Jean Genet "Las Criadas".

Domingo 25 de Marzo de 2018

Violencia es mentir, dice un rocanrol del país, y según la teoría marxista, en un sistema de producción capitalista esa mentira se manifiesta como ideología, como la forma en que se conciben el mundo y la vida. De esa manera se construyen las relaciones de poder y, como corolario, se establecen los ritos de dominación. Y si bien el dormitorio de la esposa de un señor burgués puede confundir y llevar la cuestión hacia el ámbito de la intimidad, en "Las criadas" ese espacio es sólo el lugar donde se reproducen los sistemas de dominación, de los concretos a los simbólicos, de los explícitos a los implícitos, de los privados a los públicos. La obra clásica de Jean Genet, escrita a mediados de los años 40, fue retomada por el grupo teatral Devotos y Disolutos que, fiel al texto y remitiéndolo al presente, la presenta en el teatro Odiseo desde marzo con la dirección de Carlos Chiappero. La propuesta se podrá ver el sábado que resta de marzo y los de abril, siempre a las 20:00.

   Se trata de una puesta de un grupo que viene trabajando desde hace cinco años en la modalidad de taller, que montó hace dos años un par de cuadros de "Las criadas" y esta es su primera realización completa, que recibió el apoyo del programa provincial Escena Santafesina el año anterior. También marca el debut teatral de las tres actrices. Chiappero, por su parte, escribió y dirigió "Sacrificio" en 2013.

Literal y realista. Pocos pueden renegar de la eficacia de la dramaturgia de la obra de Genet, sobre todo por la enorme cantidad de adaptaciones realizadas desde su estreno en París en 1947. En este caso, hay un abordaje literal del texto y una composición realista de la historia. Ninguna de las dos son decisiones menores teniendo en cuenta su impacto en el espectador debido a la cercanía que propone una sala donde la platea rodea a la escena al nivel del piso y a pocos centímetros de distancia de donde se desarrollan los acontecimientos.

   Pero así como la simple lectura de un clásico sin rococós estilístico ni modal y el registro cotidiano elegido pueden ayudar a liberar a la propuesta de riesgos innecesarios, pueden también servirle de pendiente; en esta ocasión, quizás por un marcado desnivel interpretativo y la suposición de que el autor es, en sí mismo, garantía de teatralidad.

Sobre el poder. Jugando continuamente con una relación construida en dos planos, el concreto y el imaginario, aunque en eterna conmutación, Clara y Solange someten a Eugenia Cozzi y a Marilina Baroni a un difícil trabajo actoral que las pone en el rol del amo e inmediatamente en el del esclavo. Acompaña Cecilia Venier, como La Señora.

  De todas maneras y atendiendo al contexto de producción del libro, esa no sería la metáfora correcta. Son tiempos de Guerra Fría y de plena lucha ideológica. Burgueses y proletarios se miran con recelo. A los primeros representa La Señora, dueña de casa, y a los segundos, las criadas. Una dualidad que se repite al interior de la relación entre las sirvientas y que devela la intencionalidad de la trama concebida por Genet: las estructuras de poder socioeconómico establecidas por el sistema capitalista se reproducen en otros ámbitos, como el doméstico o familiar. Y hacia allá va.

  Es entonces esa relación asimétrica la que empuja a esos seres a la enajenación, que funciona en sus discursos como justificación para cualquier acción, por ejemplo, la muerte.

   Sin riesgos a la vista —sólo el de allanarse a la primera vez—, con un texto más que rumiado, con un buen entrenamiento actoral —a cargo de Bárbara Peters y basado en la emotividad como disparador de la actuación—, y con la condición humana como objeto de culto y revisión atravesado por la perversidad, el erotismo y la muerte, "Las criadas" deja en claro que para hallar dominados y dominadores no es necesario viajar en el tiempo ni en el espacio. Con mirar para adentro es suficiente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario