Escenario

Desmitificar la paternidad

El humorista de "Duro de domar", Sebastián Presta debuta con una obra en la que muestra su lado tierno.

Sábado 25 de Noviembre de 2017

Sebastián Presta pensó que iba a tener un presente sin más novedades que haciendo sketches de humor, solo o acompañado, como lo hizo el año pasado en "Bruto", obra en la que interpreta con ironía y humor escenas de la vida cotidiana. Además, se había quedado sin trabajo en la televisión, a pesar de haberse llevado el Martín Fierro a la mejor labor humorística del 2016 por su trabajo en "Duro de domar", el programa conducido por Roberto Pettinato. Sin embargo apareció Pablo Mir, guionista de aquel envío televisivo y quien le acercó el libro de "Entre ella y yo", una obra de teatro sobre la maternidad.

Paradójicamente, nada más alejado de la maternidad que el zarpado de Presta. "Me llegó esta obra y me encantó, yo soy de cambiar muchas cosas de la historia pero ésta vez no tuve que cambiar nada, le agregué por supuesto algo del humor de Préstico, así medio zarpadito. O sea, venís viendo una obra re linda y de repente hay un chiste desubicado y pensás: "Sí, esto lo metió el boludo de Presta", dijo este antihéroe del humor, que se presenta esta noche, a las 21.30, en el teatro Broadway (San Lorenzo 1223).

Acompañado por la actriz Soledad García, "Entre ella y yo" es una comedia sobre una pareja que se enfrenta por primera vez con la posibilidad de ser padres. Valeria (García) y Diego (Presta) hacen un test de embarazo por un atraso no esperado. Y mientras aguardan por el resultado, se pondrán de manifiesto todos sus miedos, dudas, prejuicios, recuerdos y miles de sensaciones que vivirán durante los 5 minutos más largos e histéricos de sus vidas. Luego de una temporada en Buenos Aires y con una temporada en Mar del Plata el verano próximo, "Entre ella y yo" estuvo de gira por Paraguay, pasará por Córdoba y llegará hasta Chile.

"La pareja va y viene mil veces, cambia de opinión, se cagan en las patas básicamente; la obra por momentos es fuerte, por momentos muy emotiva, Valeria y Diego son novios y frikean durante los cinco minutos que tardan en aparecer las rayitas del test de embarazo, una rayita, dos rayitas, ponen un reloj de cocina tic tac tic tac...se vuelven locos", dijo verborrágico Sebastián.

El cómico se sincera y reconoce que la paternidad no es lo suyo por el momento, y apela a una escena de la obra para explicarlo: "Elegí esta obra por la escena de la cama. Viste que cuando tenés un bebé no hay tiempo para tener sexo, se complica, y para mí esa es una escena muy graciosa, ella quiere que él la toque y él se niega porque ella está amamantando, la parte de la cama es donde más se ríe el público", explicó Presta, y agregó que aquellas parejas jóvenes que tienen un hijo se van a sentir identificadas y las que no tengan hijos la van a pasar bien igual. Justamente, en medio de la obra, Presta traspasa la "cuarta pared" y le dice a los espectadores que no está preparado para poder tener ese hijo.

Presta afirma no tenerle miedo al drama o la emotividad, pero lo suyo es la risa. "Estamos desmitificando la paternidad y vemos las dos campanas, por un lado la madre que ama y la madre que no quiere saber nada con tener un hijo. Soledad está muy bien en el personaje y yo tengo amigos con hijos y veo que es mucho laburo, pero los veo a todos felices; en la obra vemos tanto la mirada del hombre como de la mujer frente a la maternidad", explicó. Pero la emotividad dura poco en Presta y su humor feroz aparece como lava: "Ya veremos cómo le va a esta pareja, son dos padres jóvenes un poco sacados, si llega a nacer creo que va a ser un niño sano, yo sé que vos me ves así re loco, pero Diego, mi personaje, es un divino, va a estar bien el nene", remató entre risas.

Inicios en la televisión. El dúo con Soledad García se formó en 2011, ellos eran productores pero con el tiempo pasaron a estar frente a cámara con su humor irreverente. Además, sus sketches llegaron lejos y el dúo se animó a llevarlos al teatro con "Bruto". Pero la "cara de póker" y el humor polémico de Presta habían nacido tiempo atrás, cuando comenzó su carrera como productor y actor en el ciclo "Kitsch TV", junto a Sebastián Wainraich.

Al mejor estilo "cara de piedra", que en actuación significa principalmente hacer humor físico mientras se mantiene un rostro inexpresivo, Sebastián Presta le agrega un remate final explosivo, sacado y que se anima a decir lo que otras personas no dicen. Aunque la mayoría de las veces derrapa y se va al pasto con tanto baldazo de realidad.

Luego, el actor y productor saltó a la fama con "Préstico", el segmento de humor delirante completamente suyo en "Duro de Domar", por canal 9. Con segmentos como "Cosas que no te van a pasar en tu puta vida", Presta se viralizó en YouTube como un antihéroe perdedor, y algunos de sus personajes como "La abuela cocainómana" tienen miles de reproducciones en Interntet.

Actualmente está grabando cápsulas de humor para Comedy Central, el canal de comedia y stand up. "Hice unas dieciséis cápsulas, son distintas a Préstico pero están buenísimas, hay más producción y es como rodar en cine, está muy bien filmado, todas son pequeñas ficciones de humor", contó.

Alejado de la pantalla chica, dijo que la tele lo tiene "sin cuidado" y que lo que se viene es Internet. "Estuve mucho tiempo atrás de cámara, hace dos años que no hago tele y estoy muy contento, ya voy a volver, pero el tema es que Internet está jugando cabeza a cabeza con la tele, aunque sí me gustaría cerrar una trasnoche de Telefé; además, no tengo cable en casa, no sé qué hay más allá de programas periodístico-políticos como el de Fantino o Santiago Del Moro", y agregó que hay poco a nivel humorístico: "Está «NotiCampi», los chicos de «Peligro sin codificar» ...y no sé qué más, pero hay poco humor, no hay sketches... ya voy a volver", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario