Escenario

Cuatro personajes en busca de su destino

El director Christian Vaci estrenará mañana "Años difíciles", de Roberto Cossa, un "grotesco moderno" que refleja la actualidad.

Jueves 14 de Noviembre de 2019

El director Christian Valci junto al elenco de su laboratorio teatral estrenan "Años difíciles", un texto del dramaturgo Roberto Cossa. Originalmente ambientada en Buenos Aires, la puesta trae a Rosario a un grupo de personajes que, aislados en su casa y bajo la influencia de los medios de comunicación, irán construyendo vínculos cada vez más inquietantes. La obra cuenta con la actuación de Quique Marín, Alicia Cáneva, Jorge Padillo y Marcos Meza y podrá verse mañana, a las 21.30, en el teatro Caras y Caretas (Corrientes 1518). El viernes 22 volverá a presentarse como parte de programación de la Semana del Teatro Independiente.

—¿Por qué eligieron este texto?

—Este texto me apasionó siempre. Siempre me pareció una obra que tiene la vigencia de un clásico. A pesar de haber sido escrita a fines de los años 90 todo lo que se dice parece que hubiera sido escrito hoy. Y todo lo que se dice, hasta las cosas más crueles, son a través del humor. Como la definió el autor, es una obra con "grotesco moderno" y se puede agregar que es una historia que también pasa por el absurdo y el humor negro. Primero convocamos interesados para realizar un laboratorio teatral desde abril y trabajar para poder llegar a concretar este y otros proyectos con textos de grandes autores argentinos. Las próximas obras serán "Doble historia de amor", de Carlos Gorostiza, y "5 Cortas.. con mucho humor", con textos breves de Gorostiza, Cossa y autores rosarinos como Roberto Latucca.

—¿De que manera esta obra refleja la actualidad?

—Si bien la historia refleja la realidad que se vivía en el país en la década del 90, seguramente el público puede sentirse identificado con situaciones y personajes de nuestros días o hacer varias lecturas. La historia trata de dos hermanos Alberto y Federico. Cuando Federico se casa con Olga, la incorpora a la casa. Los hermanos son muy unidos aunque siempre vivieron una competencia. Aislados de todo y de todos el único refugio posible es caer en el dominio de los medios de comunicación. De la radio uno y de la televisión el otro, medios que encierran tanta hipocresía como sus vidas, medios donde impera las noticias de lo malo, como muertes o accidentes o hasta lo obsceno. Y ahí llegan los años difíciles. Comienzan a devorarse unos a otros y surge el silencio y la incomunicación hasta la llegada de Mauricio, un desconocido que dice ser parte de la familia. Muchas situaciones que plantea la obra tienen que ver con la radio y la televisión que se nos mete en la vida casi sin darnos cuenta como es tal Mauricio, siempre con un lenguaje directo donde no falta el humor y la ironía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS