Escenario

Cuatro días del más genuino Javier Daulte pasaron por Rosario

Un festival que integró charlas, seminarios y puestas se desarrolló en el cec y en la macbeth. un encuentro que enriqueció la escena local.

Domingo 29 de Noviembre de 2015

En la vida cultural de Rosario los festivales tienen una importancia decisiva a la hora de reunir experiencias, intercambiar producciones y visibilizar determinadas prácticas artísticas. Muchos encuentros tuvieron cita en los diferentes escenarios de Rosario, en sus teatros, sus cines, sus parques y centros culturales. Si bien es cierto que buena parte de estos festivales son organizados y gestionados por los diferentes Estados o entidades afines, también es notable la presencia de la iniciativa autogestiva a la hora de poner en marcha estos intercambios.

   En el caso del teatro y la danza, siempre destacamos al Encuentro Experimenta Teatro (El Rayo) y al Festival El Cruce (Cobai) como dos eventos destacados del año.

   Sobre el cierre de este largo 2015 se realizó el primer Festival Daulte Rosario, organizado por un grupo de jóvenes directores de la ciudad que contó con la presencia del reconocido dramaturgo y director Javier Daulte. La idea se llevó a cabo del 20 al 23 de noviembre en el Centro de Expresiones Contemporáneas (Paseo de las Artes y el rio) y en el espacio La Macbeth (Salta 1354).

   La actividad se articuló en base a tres grandes propuestas: una charla sobre teatro con la interesante mirada de Daulte, un intensivo seminario de actuación con su propia coordinación y la presentación de cuatro versiones de sus obras realizadas por elencos de distintos puntos del país. La programación de espectáculos en el CEC comenzó con “El vuelo del dragón”, propuesta que llegó desde Neuquén. La trama de esta comedia de ciencia ficción gira en torno a un grupo de personas con talentos especiales que, bajo el anonimato, tienen como objetivo proteger a la humanidad de catástrofes naturales, atentados terroristas o grandes accidentes. Sin embargo, en la vida real son completos fracasados que no logran relacionarse con las demás personas ni entre ellos mismos. La adaptación, puesta en escena y dirección estuvo a cargo de Gustavo Lioy, uno de los organizadores de este festival en Neuquén.

   Un verdadero hallazgo fue “La felicidad”, que llegó desde Mendoza dirigida por Ariel Blasco. Se trata de una comedia sobre el amor eterno y otras ficciones. Una historia repleta de mentiras y engaños. Una pareja de padres obsesionada por la felicidad de su hija Rosa, acepta un malvado plan: raptar al joven de quien la mujer está enamorada sin ser correspondida para narcotizarlo y poder crear una realidad ilusoria donde ellos estén juntos para siempre.

   Otra interesante propuesta llegó de la ciudad de Santa Fe con “¿Estas ahí?”, un texto más conocido de Daulte que se sumerge, en tono de comedia, en una historia de amor. La simple y compleja historia de Ana y Francisco, que han decidido vivir juntos, mientras el espectador, devenido en espía de la intimidad de una pareja que acaba de mudarse, comparte sus angustias y alegrías. El texto de esta obra conmueve con humor y ternura, atrapando y estimulando a pensar, cuestionar y revisar lo que hemos visto (o creído ver) tanto dentro como fuera del teatro. ¿Qué hacemos con el universo conocido cuando la vida nos da un vuelco? Con la dirección de Mari Delgado, en la obra se destaca la sólida actuación de Lucas Ranzani, quien sostiene con fluidez y presencia casi todos los recovecos del relato.

   El cierre estuvo a cargo de una obra local dirigida por Carla Saccani. Se trata de “Caperucita, un espectáculo feroz”, que contó con las actuaciones de Marita Vitta, Natacha Soboleosky, María Florencia Sanfilippo y Juan Carlos Capello.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS