Escenario

"Cuanto más hablen de mí, más me van a seguir llenando los teatros"

Aníbal Pachano está en su salsa. El coreógrafo, bailarín y creador de Botton Tap tiene el teléfono al rojo vivo. Sale al aire en todos los programas de chismes, es "La Reina" del jurado de "Bailando por un sueño" y es un panelista que no tiene filtros en "Bendita TV".

Viernes 20 de Agosto de 2010

Aníbal Pachano está en su salsa. El coreógrafo, bailarín y creador de Botton Tap tiene el teléfono al rojo vivo. Sale al aire en todos los programas de chismes, es "La Reina" del jurado de "Bailando por un sueño" y es un panelista que no tiene filtros en "Bendita TV". Pero este artista de 55 años, nacido en la santafesina localidad de Tostado, sabe que esa popularidad le sirve para hacer el juego que mejor juega y que más le gusta. "Pour La Gallery", su prestigioso musical, con 18 artistas en escena, entre ellos su hija Sofía, con el bailarín Nicolás Armengol y el humorista uruguayo Maxi de la Cruz, se presenta desde hoy en el Auditorio Fundación (Mitre 754), y ya confirmó seis funciones este fin de semana. Entretanto, Graciela Alfano y Ricardo Fort, a quienes descalifica en esta nota, siguen hablando mal de él. Y Pachano sabe que eso le rinde: "Mientras más hablen de mí, más me van a llenar los teatros".

—¿Cuál es la propuesta artística de "Pour La Gallery"?

—Es un musical, como siempre mi trabajo tiene que ver con el music hall, y es un espectáculo que tiene una visión positiva, musicalmente va pasando por distintos ritmos y sensaciones. Tiene mucha emotividad porque muestra mi familia, mi historia de trabajo de muchos años, y día a día se suma gente que se sorprende, porque nunca imaginaron que un espectáculo de este nivel esté en la Argentina, y lo descubren ahora por la popularidad que me dio la televisión.

—¿En cuánto tiene que ver el éxito de “Pour La Gallery” con tu presencia en “Showmatch”?

—Tiene que ver con lo mismo que nos pasó a los Botton, cuando aparecimos por primera vez en la televisión. La televisión te permite la llegada a un público más masivo, que no sabe lo que hacés y de golpe descubre que hay un artista interesante para ver. Tiene que ver mi labor de jurado en “ShowMatch”, como también tiene mucho que ver “Bendita TV”, donde la gente conoció una faceta mía como panelista divertido, o un artista que podía opinar sobre la realidad cotidiana.

—Pero tu personaje de Tinelli marcó un antes y un después en tu carrera.

—Tinelli me permitió mostrar un personaje de ese payaso súper fashion, criticón, caracúlico y divertido, que se convirtió en el deleite de chicos y grandes. Eso generó una atracción, además de los problemas que sigo teniendo con la misma persona (se refiere a Graciela Alfano), que no para.

—Veo que sigue tu pelea con ella y no hay reconciliación.

—No, ni la va a haber. Y ahora sigue embarrando la cancha con su amiguito (Ricardo Fort), sacando fotos de una reunión privada, que ni me enteré cuando la sacaron, porque la sacó Fort en su celular. No sabe cómo embarrar la cancha, pero cada vez es peor, porque la gente no le cree.

—Alguna vez dijeron que “Bailando por un sueño” es como “Titanes en el ring”, pero para grandes. O sea, todas las peleas son parte del show.

—No es mi caso, el enojo mío es real. Ella dijo que yo tenía un castigo por tener una enfermedad (se refiere al sida), que no es ningún castigo para nadie, pero eso lo dice porque larga cuanta barrabasada se le viene a la boca, porque ella tiene la neurona aplastada, pero desde hace años que la tiene aplastada.

—¿Te da placer el trabajo de jurado o te agota tanto juego mediático?

—Pero sí, yo me divierto con todo esto. Pero lo que más me divierte es meterme en una disciplina que yo conozco, y está bueno que el baile esté metido dentro del contexto televisivo, como pasa en “Bailando por un sueño”.

—¿Vale todo por el éxito?

—Sí, pero todo tiene como un límite. Habrá que llegar a un punto de equilibrio, la pelea mía con la señora tendrá que resolverse públicamente, es “hasta acá llegamos”, como es “hasta acá llegamos” con el niño nuevo (Fort) .Yo soy un señor de códigos, son las personas menos indicadas para hablar de la vida privada de nadie, ya que tienen en el placard muchas cosas que ocultar.

—Incluso Fort puso en duda tu capacidad artística en una entrevista con “RSM”.

—¿Ahora está en amigo de “RSM”?, mirá vos, cantó cinco canciones en un año y se cree que es Sinatra, pero por favor, ¿vos creés que eso tiene credibilidad en el público? Cuanto más hablen de mí, más me van a llenar los teatros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS