Escenario

Cuando los sueños cabían en un sobre

El actor Facundo Arana presenta junto a Soledad Silveyra "Cartas de amor", el sábado en el Broadway, luego de una exitosa temporada en la costa.

Domingo 10 de Marzo de 2019

Facundo Arana es sinónimo de historias de amor. Protagonista incansable de novelas y unitarios en televisión como "Chiquititas", "Muñeca brava", "099 Central", "Padre Coraje", "Vidas robadas" y su último trabajo, "Noche y día", hace ya tres años dejó la pantalla chica para dedicarse a su familia, a la música y al teatro. Es por esto que acompañado por Soledad Silveyra, el próximo sábado 16 de marzo en el Teatro Broadway presentarán "Cartas de amor", una comedia romántica dirigida por Selva Aleman y con producción general de Javier Faroni.

   "Es una sorpresa preciosa la que me encontré, con la obra y con Solita, porque aunque ya la conocía de trabajar juntos, estoy maravillado con la respuesta de la gente. Cuando el público estalla en carcajadas, y de golpe hace un silencio, el silencio del público es un sonido que tiene ritmo. Cuando todas la respiraciones están cooptadas por nuestro relato es maravilloso", explicó el actor.

   Con tres funciones por semana en el teatro Lido, de Mar del Plata, la obra cumplió una exitosa temporada de verano y comenzó su gira por el interior del país. "Las primeras funciones leíamos las cartas, pero después, actores como somos, nos aprendimos todas esas cartas de memoria y ahora tenemos las letras de las cartas como parte de nuestra escenografía. Ya estamos por encima de las cartas, haciéndolas carne de nuestras palabras y de nuestro cuerpo. Es una obra particular para contar, es una historia que contamos sentados y sin tener la posibilidad de actuarla con todo el cuerpo", explicó.

   La obra cuenta la historia dos personas que se conocen desde pequeños y toda su vida es atravesada por la extensa correspondencia que mantienen entre sí. "Los personajes se van contando lo que les ha ido pasando en la vida a cada uno de ellos, que eligieron caminos separados pero que toda la vida estuvieron esperando para encontrarse. Se habían elegido muy temprano, en 1937, pero se dan cuenta más tarde de este amor, porque ya habían empezado a vivir la vida como la iban a vivir, y es un poco lo que le pasa al 90 por ciento de la población mundial", dijo Facundo.

   Una de las garantías de que esta pieza teatral funcionara es Selva Aleman, quien dirige "Cartas de amor" y que tiempo atrás la protagonizó junto con Arturo Puig. "Independientemente de que Selva es una actriz extraordinaria, es también una directora soberbiamente extraordinaria. Ella me dijo que me quede tranquilo, que no busque la obra en el libro, sino que la obra me esperaba en el escenario. Y como Selva es una tipa muy sabia, decidí seguirla", explicó el actor. Fue así que dejó de dar vueltas y esperó al debut con Soledad Silveyra para encontrarse con "esta obra que estaba conmovedoramente sentada en el escenario esperando por los dos".

   En este tiempo sin ficciones en tevé, Facundo Arana se dedicó al teatro para reproducir clásicos como "Los puentes de Madison", en compañía de Araceli González. Por su parte, Solita Silveyra estaba sobre las tablas con "Cuerpos perfectos", junto a Florencia Raggi, Laura Oliva y Andrea Firigerio. Sin embargo, al ser convocados para hacer temporada en Mar del Plata juntos, no lo dudaron.

   "El personaje de Soledad es Melisa, una mujer muy desfachatada y pícara que, más allá de la época, se lleva el mundo por delante y eso se nota en sus cartas. Tiene problemas con los límites y con su educación, tiene mucha libertad y no se deja agarrar fácil. Al contrario de Andrew, mi personaje, que quiere seguir con el ejemplo, con lo que su padre espera de él y abrazar el ideal de época, un poco paternal y patriarcal, típico de esos años. Estos dos personajes se conocen y se aman profundamente, luego cada uno hace su vida, su trabajo, su matrimonio y cada uno con sus circunstancias, pero nunca dejan de escribirse. No hay persona que no se sienta reconocida, representada y conmovida con esta obra", explicó el protagonista.


Hacer teatro en familia

Facundo Arana se instaló en Mar del Plata junto a su pareja María Susini y sus tres hijos, India y los mellizos Yaco y Moro, con los que pudo disfrutar en familia además de hacer teatro. "Estoy encantado con todo esto de poder seguir en la actuación, de hacer lo que me gusta, de ir a Mar del Plata a hacer temporada y poder ir con mi familia, de encontrarme con Solita nuevamente. Además, el escenario me regala lo mejor porque yo le doy mi vida, dejo mi vida ahí arriba y la regla es inequívoca, es una regla muy exacta: le das al escenario lo mejor de vos y el escenario te devuelve una obra de teatro extraordinaria", aseguró Facundo.

   Agregó que se siente muy agradecido de todos los productores que lo llaman para trabajar, que lo tengan en cuenta para televisión y teatro, pero que hoy es el momento de criar a sus hijos. "De todo lo que ves en tele me han llamado para participar, gracias a Dios los productores me tienen súper en cuenta o así me lo hacen sentir, porque año a año tengo preciosas propuestas y han tenido la generosidad inmensa de convocarme, es un honor enorme. Pero hoy por hoy me estoy dedicando a mis hijos junto con mi mujer. Nos hace bien estar con ellos el mayor tiempo posible y poder llevarlos al médico, al dentista o al colegio. Con María estamos ajustados a esta responsabilidad preciosa, a este plan que tenemos juntos. En algún momento volveré a la tele, pero tendré que buscarme los horarios según los horarios de los chicos y la familia", contó el actor.

   Facundo, tras haber relegado un tiempo el trabajo en televisión y optado por el teatro, se hizo espacio también para debutar como cantante con su disco solista, con ritmos de jazz y blues, y armó su banda Facundo Arana & The Blue Light Orquestra, con quienes ya visitó nuestra ciudad. "Son muchas cosas y muy lindas las que nos pasan, soy consciente de todo esto y lo disfruto con toda mi alma. Estuvimos toda la familia surfeando todo el día: Mari, los chicos y yo. A la noche ellos entran en la ducha, cenan y yo voy a laburar. No encuentro una vida mejor que la que logramos armarnos juntos", contó. Y agregó que la más importante de todas las historias de amor que quiso contar en su vida, es la que mantiene con su actual pareja María Susini. "No hay historia de amor que me haya tocado en ficción que supere mi historia en la vida real, estoy muy orgulloso", afirmó.


Historias de amor

Con respecto al título de la obra de teatro que lo trae a Rosario, Arana confirmó su estirpe de galán romántico con una anécdota y dijo que hasta el día de hoy se escriben cartas con su mujer. "Las cartas no son sólo una carta, un pedazo de papel, lo que vale es el momento en que se escriben o se reciben. Me pasó el día de cumbre, cuando estuve en el Everest. Abrí mi traje de altura en el único momento en que lo iba a abrir, arriba de los 7 mil metros y después de un mes y medio de viaje en el Tíbet y haber pensado y reflexionado un montón de cosas de mi vida. Cuando llegó el momento de abrir el traje había una carta de mi mujer, qué más carta de amor o gesto que eso".

   Debido a la comunicación digital vía redes sociales o correo electrónico, según Facundo escribir cartas pasó un poco de moda. Sin embargo, dijo que si alguien se pusiera a releer una conversación de chat o si volviera para atrás en los mensajes de Whatsapp que mantuvo con una persona muy querida, la historia de "Cartas de amor" sería la misma: dos personas que se quieren contándose sus vidas a través de la escritura.

   "Con mi mujer tenemos el convencimiento de que la mejor forma de expresar un amor son los hechos, más allá de los emojis, de las cartas, los mails bonitos o los whatsapp, más allá de las palabras. Cuando expresás tu amor con hechos o con una mirada no hay cartas que le ganen. De todas maneras, las cartas son lo más lindo, escritas de puño y letra", afirmó.

   Finalmente, para el protagonista la obra "Cartas de amor" es todo un hallazgo y se tomó un momento para reflexionar sobre la crisis económica general. "Lo único que espero es que me digan que no alcanzó esta única función y quedarnos cinco días más en Rosario, pero la realidad dice que todo está muy guardado para adentro. Hay que ser respetuoso de la realidad, soy consciente que somos la parte de entretener y ahora la gente ocupa el poco dinero que tiene en otras cosas más básicas para poder vivir. Vendrán al teatro en otra oportunidad, pero si hoy no pueden venir, los voy a esperar la próxima, siempre voy a estar esperando al público ensayando y trabajando sobre el escenario".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});