Escenario

Críticas de los estrenos de cine bajo la lupa de Escenario

La temática de las sectas vuelve a escena en "Princesita", de la directora chilena Marialy Rivas.

Domingo 14 de Junio de 2020

"Princesita", el diablo anda vestido de santo

Calificación: ***. Intérpretes: Nathalia Acevedo, María Gracia Omegna, Sara Caballero Marcelo Alonso, Nahuel Cantillano. Dirección: Marialy Rivas. Género: Drama. Emisión: Puentes de Cine.

La temática de las sectas vuelve a escena en "Princesita", de la directora chilena que tomó prestigio al ganar un premio en Sundance en 2012 por el guión de su anterior película "Joven y alocada". Aquí Marialy Rivas vuelve a hacer foco en el despertar sexual de una adolescente pero lo hará desde la inocencia de Tamara, una joven que cree que "en un país perfecto no existe el mal", sin imaginar que el mal está más cerca de lo que se imagina. Causa escozor ver cómo es la lógica de quienes encabezan una secta como la que muestra este filme. Siempre con la excusa de que hay que respetar lo que Dios pide y que "tu cuerpo no te pertenece", todas las miradas están dirigidas hacia Miguel, algo así como un mesías de la nueva era. Miguel es el tipo pintón, paternal, simpático, que juega con los niños, que siempre tiene la palabra justa para que, justamente, lo endiosen. Pero detrás de esa máscara se esconde un perverso, que tiene sexo con quien se le antoja y que ahora se empecinó con Tamara, a quien le pide que, ni bien tenga la primera menstruación, le avise porque quiere engendrar con ella al próximo "salvador" de este mundo. Tamara no entiende nada de lo que está hablando y mientras va descubriendo con ternura y candidez las nuevas formas que le da su cuerpo se va familiarizando con el deseo sexual, que está lejos de las propuestas extrañas que sugiere Miguel. Luego todo se trastoca aún más, cuando el abuso y la violación comienzan a jugar sus cartas. Allí Tamara urdirá, casi sin querer, un plan desesperado para volver a ser la niña que alguna vez soñó. Es lograda la dirección de Rivas, con un buen manejo de los climas tensos y una saludable apuesta a sugerir más que a mostrar. "Princesita" expone con ferocidad a todos los diablos que andan vestidos de santos.

Por Pedro Squillaci

Cumbia que te vas de ronda”, el ritmo que cruza todas las fronteras

Calificación: ***. Dirección y edición: Pablo Ignacio Coronel. Guión: Pablo Ignacio Coronel y Analía Bogado. Género: Documental. Emisión: Cine.ar TV y Cine.ar Play.

Mezcla de documental y road movie, “Cumbia que te vas de ronda” es ante todo una experiencia interesante. ¿Japoneses tocando cumbia? ¿Hiphoperos de Vietnam bailando al ritmo de bases cumbieras? Sí, esto se puede ver en esta película ideada y dirigida por el músico argentino Pablo Ignacio Coronel, quien ya había debutado con el documental “Cumbia La Reina”, sobre la escena argentina. El realizador ahora propone un extenso viaje por Latinoamérica y más allá para indagar en los orígenes y los secretos de un fenómeno de masas, su esencia popular y su poder festivo. El relato empieza en Portugal, donde vive Coronel, y desde allí, con una especie de banda de cumbia ambulante, parte a Colombia, Perú, Bolivia y Chile. Con testimonios de artistas históricos del género como la cantante colombiana Totó la Momposina, el grupo peruano Los Mirlos o el mexicano Celso Piña, el director logra mostrar las raíces de la cumbia y su flexibilidad para fusionarse con otros ritmos, mientras la cámara recorre calles de barrios humildes, barcitos y plazas, donde cuando suena una cumbia se forma la bailanta. Lo más curioso aparece en la segunda parte, cuando el documental viaja al otro lado del Pacífico y se ubica en Japón, donde el director logra ubicar a una banda local que toca cumbia y a DJs japoneses que pasan este ritmo. En Camboya, Vietnam y Filipinas, la banda del realizador también intenta cruzar su cumbia con música autóctona de esos países, y el experimento extrañamente funciona. Lo que le falta a “Cumbia que te vas de ronda” es una narración más sólida y una voz que articule mejor el relato, porque en algunos pasajes puede resultar desordenada y confusa.

Por Carolina Taffoni

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS