Escenario

"Creo que el blues tiene la capacidad de hacer catarsis y de curar penas"

Javier Martínez, líder de Manal, que actúa mañana en Berlín, criticó duramente a las bandas Memphis y la Mississippi por sus nombres sin identidad.

Viernes 22 de Junio de 2018

Javier Martínez abre la boca y sus palabras tienen peso. Lo mismo hizo cuando hace casi 50 años marcó un mojón en el rock nacional, como le gusta llamarlo a él: "El rock es nacional, no argentino, porque tiene que tener una proyección a la patria grande, tiene que ser nacional en el sentido del idioma español, porque esa fue la clave de la lucha de los fundadores".

El que habla es el mismo tipo que, como voz líder, baterista y compositor de Manal, en 1970 se animó a grabar el primer blues en castellano. Casi nada, para algunos distraídos. Casi todo para la historia de la música argentina que todavía se sigue escribiendo, o tocando, como lo hace este músico de voz cavernosa que mañana, a las 21, se presentará en Berlín (Pasaje Simeoni 1128) con su show "Contracrisis Rock".

No es casual el nombre del espectáculo. "Contracrisis porque como alguna vez dijo un tipo «una canción vale más que mil discursos». Y es verdad, el artista tiene esa función social y nosotros la sentimos. Es contracrisis ¿sabés por qué? Porque estamos podridos de todos ustedes, me refiero a la clase política, estamos hartos de la incapacidad, del versito, de la falta de autocrítica y del choreo, eso es lo peor, estamos podridos de la impunidad y de la corrupción".

Martínez no se calla nada, ni tiene ganas de quedar políticamente correcto. Nunca lo fue y menos ahora. "Es bastante cierto de que el primero que cantó blues en español fui yo. Nunca imaginé que eso me iba a proyectar, lo hice porque tuve ganas, porque me gustó como posibilidad. Yo conocía un solo artista que cantaba blues, el blues así como género se conocía y yo por suerte también porque soy el hijo de un melómano. Esas formas las conocí a través del jazz, por Louis Armstrong, al que le dijeron alguna vez «vos con esa voz destruida por el alcohol nunca vas a poder cantar». Por eso cuando te dicen «no, lo tuyo no va andar» yo hago una fiesta porque va a andar y va a tener mucho éxito, es como una cábala para mí", le dijo a Escenario.

Martínez estuvo toda esta semana en Rosario, bien recibido en la casa de Omar Ortiguela, voz líder de Vicio, la banda que mañana hará la previa de la presentación de Manal Javier Martínez, el power trío integrado por Maxi Delli Carpini en guitarra; Hernán Castellano en bajo, y claro, el autor de "Jugo de tomate frío" y "Avenida Rivadavia" en voz y batería. Para el cierre de "Contracrisis Rock" está previsto que Vicio y la banda de Martínez toquen juntos, como un signo de la buena onda que circula entre ambos grupos, que ya tienen muy avanzada una gira por el interior del país con este mismo formato.

Días atrás, en la ciudad, Martínez tuvo un merecido reconocimiento. Es que el martes, el Concejo Municipal lo nombró ciudadano distinguido, que se sumó al mimo que tuvo el 10 de junio, cuando se le entregó el de personalidad destacada de la cultura en la Legislatura porteña.

Cuando evoca su mote de pionero en el género, no puede evitar recordar algunos colegas y lanzar algo más de fuego de su boca:"Yo pagué el peso del pionero, pero ellos (por Memphis La Blusera y La Mississippi Blues Band) se beneficiaron de lo que inventé yo. Yo no me quejo, pero lo único que les critico a la Mississippi y a Memphis es el nombre. ¿Tenías que ponerle Mississippi? Si cantás en español ponete Río Paraná, pelotudo ¿entendés?"

Y para que se entienda clarito, aunque sin poder correrse del exabrupto innecesario, le pone un argumento contundente: "No entendiste el concepto fundamental de la argentinización de las cosas, pero eso es falta de formación política y falta de conciencia nacional. Es no haber leído a Jauretche, no haber leído a Hernández Arregui, en una palabra, es no haber leído y por tanto no haber pensado. Entonces no te tenés que llamar Missisippi, te tenías que llamar Río de la Plata, porque Mississippi ¿qué quiere decir? Sí, está bien, el blues nació en Mississippi ¿Y a mí qué carajo me importa? Porque desde que el mundo es redondo y a través de las grabaciones los géneros viajan, se da la transmutación y las mezclas alquímicas se han multiplicado. ¿Y por qué te pusiste Memphis? Ya sé, por Memphis, del estado de Tennessee. ¿Y por qué no te pusiste Floresta, pelotudo, ponele Floresta tarado".

Para evocar a su amigo Norberto Napolitano, Javier Martínez escribió "Pappo's blues", en donde canta que el blues es "para vencer las penas". Y así lo explica, con su particular estilo: "Es así, porque yo pienso que una buena canción te tiene que curar la pena, no aumentarla, ¿viste? Ciertas letras del tango, que yo respeto enormemente, me daban miedo cuando las escuchaba. Eso de «ni el tiro del final te va a salir». Significa que ni eso le sale, o sea fracasa hasta como suicida, no, pará un poquito, yo eso, con todo respeto porque escribir una canción es un gran oficio, un gran trabajo y no lo hace cualquiera, es el acervo cultural nuestro. Pero cuidado con aumentar la tristeza, ¿viste?, cuidado. Lo que pienso es que el teatro es catarsis, purificación, entonces la tragedia y la comedia eran para purificarse de los problemas de la vida, no para aumentarlos. Lo que yo sentí con el blues es una capacidad de contracrisis, de catarsis, de curarse las penas".

Y concluyó: "Pienso que la canción está por arriba de todos los géneros. Ahí está música y poesía, son dos grandes potencias. «Potencia es el que se atreve a confesarse» decía Nietszche. Y tiene sentido. Mirá, «pinta tu aldea y serás universal» dijo Tolstoi. No pretendo ser universal, pero yo pinté mi aldea y por eso estamos acá hablando. Lalo de los Santos con el "Tema de Rosario" pintó su aldea también. Yo hablo de esas canciones, y pienso que ahí está la cosa".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});