Escenario

Coti Sorokin cuenta cómo le dio otro matiz a un disco integrado por éxitos de su carrera

El disco se llama "Lo dije por boca de otro" e incluye temas suyos ya popularizados por sus colegas. "Las versiones pueden envejecer, pero creo que las canciones no", dijo el músico.

Martes 03 de Julio de 2012

Generalmente uno se hace cargo sólo de sus palabras. Es la manera de desligar responsabilidades que no son de competencia propia. Pero Coti Sorokin va por otro desafío. Su nuevo disco se llama "Lo dije por boca de otro" y, paradójicamente, suena a irrefutable sinceridad.

Con temas de su autoría que fueron éxito en boca de Julieta Venegas, Diego Torres y Paulina Rubio, entre otros, Coti aporta otro colorido a sus hits y convierte en nuevo lo conocido. Y ahora sí, en boca propia. "Las versiones pueden envejecer, pero creo que las canciones no", le dijo a LaCapital el músico nacido en Rosario, que reside en Madrid.

—¿Por qué se te ocurrió hacer este disco con clásicos tuyos que popularizaron otros músicos?

—Mirá, era un disco que siento que fue cayendo de maduro. De a poquito se fue armando ese repertorio muy potente, y sabía que en algún momento lo iba a grabar. Lo que pasa es que quería dejarle un poco de aire a las versiones que eran tan conocidas, pero sabía que se iba a dar, después me puse firme a trabajar en este proyecto y lo concreté, después de un año y medio de trabajo.

—Sos un rosarino viviendo en Madrid, desde donde coordinás toda tu carrera. ¿Te sentís cada vez más lejos de Rosario?

—No, lejos no, para nada. Además tengo amigos, la familia de mi vieja vive en Rosario. De hecho, tengo músicos en mi banda que son rosarinos, que son los casos de Matías Amato, Facundo Nardone y Palmo Addario. Pero con el tiempo uno va echando raíces, uno se puede sentir extranjero en todos lados. Uno tiene que asumir que puede ser de muchos lados, de hecho eso me pasa desde muy chiquito, yo nací en Rosario, me crié en Entre Ríos, después volví a vivir en Rosario, fui a Buenos Aires y después a Madrid. Esta dualidad de ir y venir es mi característica.

—En el disco hay mimos de músicos importantes en tu vida y en tu carrera.

—Sí, tengo a cuatro invitados de lujo y por diferentes razones. Por empezar, que el maestro Fito Páez haga una canción conmigo, lo que significa para un músico de mi generación que Fito venga a cantar un tema mío en mi disco, imaginate. Después lo tengo a Dani Martin, español, madrileño de pura cepa, integra una banda de rock que se llama El Canto del Loco, que es un amigo desde hace diez años que tengo en Madrid. Con Enrique Iglesias sobran las presentaciones, con él venimos de mundo totalmente distintos, opuestos te diría yo, pero el desprejuicio de ambos nos hizo amigos, nos juntó hace muchos años y está también en mi disco. Y por último Didi Gutman, pianista y arreglador, productor de Brazilian Girls, que es un grupo neoyorquino, que además está trabajando conmigo.

—¿Cómo te sentiste al cantar nuevamente canciones hechas hace tantos años?

—Yo creo que las versiones pueden llegar a envejecer, pero las canciones no. La prueba está que uno puede grabar todas estas canciones y siguen vivas. En parte también gracias a la gente tan popular que las interpreta y en sentido inverso, que muchas de estas canciones hicieron populares a muchos artistas. Pero lo importante es que son canciones con vigencia, y que siguen muy presentes no sólo en los medios, sino en el inconsciente colectivo. Cuando digo "Lo dije por boca de otro" me estoy refiriendo casi exclusivamente a eso, a que mucha gente adoptó gran parte del repertorio y quién no cantó una estrofa de alguna de estas canciones.

—¿Lo tuyo fue hacer algo que se corra del lugar de un "Grandes éxitos"?

—Claro, no es la idea hacer un "Grandes éxitos", sino decir algo a través del disco. Por eso, cada uno de las versiones de las canciones tienen un plus. La que canto con Fito ("Andar conmigo") tiene un recitado que le agregué al final; después hay una canción que tiene una versión tanguera ("Te quise tanto"). Todas tienen un laburo especial, y no era para tomar distancia de la versión original, sino para darle una impronta más personal.

—¿Sentís que el amor, el desencuentro y el paso del tiempo, sobre todo, atraviesan este disco?

—Sí, pero, mirá, hay un tema como "Dónde van", que la grabó Diego Torres, que es un tema que plantea preguntas. Toco varias temáticas en mis canciones, además del amor, el desencuentro, y el paso del tiempo también, pero está bueno también que las canciones generen preguntas más que respuestas. El género de la canción es bastante abierto y es parte de la magia de la canción popular, que deja librada a la imaginación, a la creatividad, a la ilusión, y también a las preguntas. Y este disco es de rango popular.

Una alta interpretación

“Color Esperanza”, “Lento”, “Andar conmigo” y “Dónde van” son sólo algunas de las diez canciones ya conocidas que grabó Coti en “Lo dije por boca de otro”, el flamante CD editado por Universal. Coti creció como intérprete y lo demuestra en versiones de canciones que ya popularizaron Julieta Venegas o Diego Torres, entre otros. Incluso hay temas donde se le cuela algún falsete spinetteano, y queda redondo. No hay duda que estas canciones son parte de su esencia, porque las moldea a su antojo, hasta con tango o hip hop, en algunos casos, y siempre suenan bien. Otro buen trabajo de Coti, y con grandes invitados.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario