Escenario

Cosquín tuvo su broche de oro con Soledad y Guarany

La cantante Soledad, el “Tributo a Horacio Guarany” y el espectáculo integral “Córdoba cuenta, canta y baila”, junto a Los Alonsitos, fueron las figuras principales de la novena y última luna de la 48ª edición del Festival de Cosquín. Ante una plaza Próspero Molina poblada por unas diez mil personas, la despedida del Cosquín 2008...

Martes 29 de Enero de 2008

La cantante Soledad, el “Tributo a Horacio Guarany” y el espectáculo integral “Córdoba cuenta, canta y baila”, junto a Los Alonsitos, fueron las figuras principales de la novena y última luna de la 48ª edición del Festival de Cosquín. Ante una plaza Próspero Molina poblada por unas diez mil personas, la despedida del Cosquín 2008 tuvo como corolario la consagración de Abel Pintos, y las revelaciones, como solista femenina de Angeles Baceras de Chascomús, como espectáculo callejero de Marcos Basílico, y como peñeros del grupo Alazanes de Tandil.
Soledad, quien tuvo como invitada de lujo a Mercedes Sosa en las canciones “Jangadero” y “Dejame que me vaya”, concretó un recital bien compacto, poblado de zambas, chacareras y huaynos, que la volvieron a colocar en la ruta de los buenos momentos vividos en Cosquín.
El espectáculo “Córdoba cuenta, canta y baila”, protagonizado por Los 4 de Córdoba, el Negro Alvarez y el Ballet Camín Cosquín, abrió una velada donde el mundo cordobés se hizo presente en toda su dimensión con piezas significativas de su historia como “Viva Córdoba”, “Pateando sapos”, “Cordobés, guitarrero y cantor” y “De Alberdi”.
Tributo a Don Horacio. El llamado Cantor del Pueblo, Horacio Guarany, recibió su tributo a cargo de Alberto Oviedo, Canto 4, Soledad y Los 4 de Córdoba. Junto al Potro, desgranaron en escena buena parte de su repertorio en piezas del estilo de “Llanto de la vidalas”, “Caballo que no galopa”, “Zamba del Chúcaro”, “Piel morena”, “Nada tengo de ti” y el final con “Si se calla el cantor”, en el momento más emotivo de la noche.
Por su parte, el conjunto correntino Los Alonsitos cumplió con creces su actuación llenando de chamamés y sapucay el valle de Punilla, y aprovechó la ocasión para grabar su primer disco en vivo en Cosquín, poblado de temas emblemáticos de su carrera como “A mi Corrientes Porá”, “Lucerito alba”, “Un chamamé y un carnaval” y “Mi ponchillo colorado”.
Un hecho merecido y significativo se dio promediando la última velada, al entregársele a Vitillo Abalos, integrante de los emblemáticos y recordados Hermanos Abalos, el Camín Cosquín 2008, máximo galardón que entrega la Comisión Municipal de Folclore.
Completaron la última velada coscoína de 2008 Mariel Trimaglio, el dúo Nuevo Cuyo, la delegación provincial de Córdoba con el ballet El Talero, Milena Aristegui, Deolinda, Paco Garrido y el actor Pablo Alarcón, Pocho Sosa, Juan Manuel Figueroa, Los Brankas, Leonel y Mateo, Alberto Oviedo y el Dúo Terral.
Además, se le brindó un sencillo pero contundente homenaje al desapareciedo escritor y dibujante rosarino Roberto Fontanarrosa con imágenes en la pantalla y el “Tema de Rosario” de fondo. Ya muy entrada la madrugada, el conjunto de folclore chileno Illapu, le dijo adiós al Cosquín 2008.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario