Escenario

Contra el odio y la discriminación

La ceremonia, celebrada en el Madison Square Garden de Nueva York tras 14 años en Los Angeles para marcar la 60ª edición de los premios, puso fin a la apatía de la industria de la música con una poderosa actuación de Kesha y fuertes discursos de Janelle Monae y el rapero Logic, en en apoyo de los movimientos Time's Up y #MeToo contra el acoso y el abuso sexual.

Martes 30 de Enero de 2018

La ceremonia, celebrada en el Madison Square Garden de Nueva York tras 14 años en Los Angeles para marcar la 60ª edición de los premios, puso fin a la apatía de la industria de la música con una poderosa actuación de Kesha y fuertes discursos de Janelle Monae y el rapero Logic, en en apoyo de los movimientos Time's Up y #MeToo contra el acoso y el abuso sexual.

"A todos los que se atreven a tratar de silenciarnos, les ofrecemos dos palabras: Times Up. Se terminó la desigualdad de salario, la discriminación, el acoso bajo todas sus formas y los abusos de poder", dijo Monae al presentar a Kesha, que lucha hace años en los tribunales contra su exproductor, Dr. Luke, a quien acusa de violación.

Vestida con un traje blanco, así como Cyndi Lauper, Camila Cabello y varias otras que la acompañaban, Kesha hizo una sentida interpretación de su canción "Praying" que terminó en lágrimas y en un enorme abrazo de todas las cantantes.

Muchos músicos como Lady Gaga vistieron este domingo una rosa blanca en solidaridad con las víctimas de abuso sexual. "El negro es hermoso, el odio es horrible", dijo el rapero Logic en el escenario tras interpretar su tema para la prevención del suicidio "1-800-273-8255". La actuación, también con Alessia Cara y Khalid, incluyó a un grupo de sobrevivientes de intento de suicidio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario